Movilización Plataforma Aire Limpio de Córdoba.

Lucharán legal y políticamente contra la Resolución que revoca la caducidad de la autorización ambiental para dicha actividad.

La Comisión Permanente de la Plataforma CÓRDOBA AIRE LIMPIO ha mantenido una reunión en la que ha analizado la reciente Resolución del Viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía en la que estima favorablemente el Recurso de Alzada interpuesto por la empresa de cementos Cosmos contra la Resolución de la Delegación en Córdoba de esta misma Consejería que, en diciembre de 2013, había declarado la caducidad de la autorización ambiental integrada para la incineración de residuos en las instalaciones que dicha empresa tiene en el Polígono industrial de Pedroches de la ciudad de Córdoba.

De esta manera, la Junta de Andalucía deja abierta de nuevo la posibilidad de que la cementera Cosmos queme en sus hornos neumáticos, residuos urbanos, plásticos agrícolas y lodos de depuración.

La empresa aumentaría así sus beneficios, gracias al ahorro en combustible y los ingresos adicionales por eliminación de residuos, a costa de la salud de los vecinos de Córdoba. Como ya ha puesto de manifiesto reiteradas veces la Plataforma Córdoba Aire Limpio, está comprobado que la combustión de esos materiales produce numerosas sustancias tóxicas persistentes en la naturaleza y acumulativas en los tejidos de nuestro organismo, causantes de graves efectos en la salud. Por ello, resulta inadmisible que la incineración se lleve a cabo en las instalaciones de una fábrica de cementos situada dentro del núcleo urbano, próxima a viviendas, escuelas y centros de trabajo.

La Plataforma Córdoba Aire Limpio ha acordado recurrir por todas las vías legales posibles la Resolución administrativa del Gobierno de la Junta de Andalucía que viene a contradecir todos los informes técnicos y fundamentos de derecho que justificaron hace ya más de un año la cancelación de la autorización que Cosmos había conseguido en 2007.

La Plataforma exige tanto a las autoridades autonómicas como al Ayuntamiento de Córdoba un posicionamiento claro y firme a favor de la protección de la seguridad y salud de la población cordobesa, así como de estricto cumplimiento de las normas en materia de evaluación del impacto en salud y ambiental de las actividades industriales. (más…)

Aparcamiento de Bicicletas en el exterior de la Escuela de Danza de Córdoba

Cada vez se observan más bicicletas circulando por Córdoba, usuarios que se desplazan en la misma como medio de transporte. Que yo sepa no se hacen conteos del número de bicicletas que pasan por un punto de la ciudad con lo cual no tenemos datos rigurosos sobre la evolución del uso de la misma a través del tiempo. No podemos evaluar su uso pues no se mide.

Un indicador de este uso podría ser la ocupación de los aparcamientos para bicicleta. Es una cuestión sencilla de medir y con la posibilidad de realizarse como una tarea colaborativa.

Destaca el uso de los aparcamientos en el casco histórico, por ejemplo el situado en el exterior de la Escuela de Danza. Suele estar bastante lleno y los usuarios muchas veces tienen que ocupar árboles y señales de tráfico por falta de Us invertidas donde agarrarlas. Sería necesaria la ampliación de este aparcamiento de bicicletas en una plaza del casco donde el espacio ocupado por los veladores cada vez es mayor.

El 14 de julio del 2014 anunció la concejala Ana Tamayo un plan de aparcamientos para bicicletas que desconozco si se está implantando y de qué forma.

La han publicado como carta al Director en Diario Córdoba.

En la esquina arriba otro bar que podrían abrir en la plaza.

Concentración Fukushima

Visita de la ONU a Fukushima. Galeria IEA Imagebank

El próximo día 11 de marzo es el cuarto aniversario del accidente nuclear de Fukushima, el segundo accidente nuclear más grave después del de Chernobil, que ha provocado que decenas de miles de personas hayan sido desplazadas de sus hogares sin poder regresar hasta la fecha y que se haya generado y se siga generando la emisión de una elevadísima cantidad de contaminación radioactiva, tanto al océano como a la atmósfera.

Es más, el control de los reactores nucleares de esta central no está todavía garantizado por lo que no se puede descartar un nuevo accidente de consecuencias imprevisibles y trágicas.

Este accidente por sí mismo debería bastar para poner un límite a la energía nuclear, energía que podemos calificar no solo como peligrosa, sino también como prescindible, pues el sistema eléctrico español podría funcionar perfectamente sin contar con esta fuente de energía.

La mayor parte del parque nuclear español supera los 30 años, tiempo para el que fueron construidos los reactores por lo que llegado ese momento debería ordenarse su cierre. Sin embargo el gobierno del Partido Popular está tomando justamente la vía contraria, abriendo el camino para que las centrales nucleares españolas, construidas para una vida útil de 30 años, puedan prorrogar su funcionamiento hasta los 60 años como pretende el lobby de la energía nuclear.

Así superan los 30 años en 2015: Santa María de Garoña (44), Almaraz I (32), Asco I (31), Almaraz II (31) y Cofrentes (30). Asco II, cumplirá 30 en 2016 y en 2018 lo harán Vandellos II y Trillo, la última en construirse.

En consonancia con la deriva pronuclear del gobierno popular, Nuclenor (empresa propietaria de la central de Garoña participada por Endesa e Iberdrola al 50 % cada una), ha pedido al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) la extensión de la vida de esta central hasta los 60 años, intentando sentar un precedente en dos sentidos: por un lado consiguiendo que el CSN otorgue permisos de más de 10 años (Garoña necesitaría un permiso de 17 años para llegar a 60 de vida) y por otro, consiguiendo que se acepte de facto una decisión estratégica que debería tomarse a nivel gubernamental.

La prolongación de la vida del parque nuclear supone un riesgo obvio puesto que implica llevar hasta el límite una serie de sistemas de seguridad y control que no se diseñaron para funcionar tanto tiempo. Por un lado, nos encontramos con tecnologías obsoletas de control, ya superadas en la actualidad.

Y por otro lado, con que la corrosión y el envejecimiento generalizado de los sistemas de seguridad han degradado la seguridad de las centrales.

Las inversiones que sus propietarios acometen no sirven sino para poner parches y remiendos que no son capaces de llevar las centrales a niveles admisibles de seguridad. Además el alto coste de esos parches y remiendos se repercute finalmente sobre los consumidores de la electricidad.

En consecuencia con lo expresado, la Asamblea Antinuclear de Córdoba solicita que se proceda al cierre y desmantelamiento de las centrales nucleares conforme vayan cumpliendo su ciclo de 30 años.

Esta política de cierre de centrales debería ir asociada al cierre del cementerio nuclear de El Cabril y con la renuncia definitiva a la construccion del almacen temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares de alta actividad que el gobierno plantea construir en la localidad conquense de Villar de Cañas. En el caso particular del cementerio nuclear del Cabril, una vez más el gobierno popular adopta la vía contraria a la que debería permitiendo que Enresa, la empresa gestora del cementerio nuclear estudie la posibilidad de ampliación del mismo admitiendo más residuos de los que habían sido autorizados inicialmente.

Para expresar estas reivindicaciones la Asamblea Antinuclear de Córdoba convoca una concentración el miércoles día 11 de marzo a las 11.00 horas frente a la Subdelegación del Gobierno.

Forman parte de la Asamblea Antinuclear de Córdoba.

ANIDA/ FEDASIB.

Ecologistas en Acción Córdoba.

EQUO.

Asociación Ecologista de Hornachuelos HORNASOL.

Izquierda Abierta.
Izquierda Unida (IU-LV-CA).

Partido Comunista de Andalucía, PCA Córdoba.

Acto Ganemos Córdoba Domingo 22 de Febrero en Colegio Ferroviarios.

Exposición Museo Taurino.

Qué cantidad de actividades taurinas tenemos últimamente en Córdoba y muchas de ellas pagadas con dinero público del ayuntamiento o diputación provincial en tiempos de recortes, de saqueo bancario, de tarjetas blacks, de paraisos fiscales: presentaciones de libros, conferencias, ponencias diversas, revistas gratuitas, reinauguraciones de museos que no gustan a los taurinos, exposiciones de toreros muertos, etc.

Todo esto conviviendo con una crisis enorme de afición.

¿Será esta enfervoricida actividad taurina un claro síntoma del canto de cisne de la Lidia?

Deja el gobierno municipal a los institutos de enseñanza sin programas educativos consolidados pero que no falte dinero para promocionar el maltrato animal.

Cementera Cosmos en medio de la ciudad de Córdoba. Foto de Jesús Padilla.

Entre las propuestas que les realizamos a los/las alcadables de Córdoba capital se encuentra una por la que hemos estado luchando todos durante mucho tiempo desde la Plataforma Córdoba Aire Limpio: ¡que no se conceda licencia de incineración a la cementera Cosmos y que en la próxima reforma del PGOU sea declarada “fuera de ordenación”!

Consideramos que esta instalación industrial es molesta, insalubre, nociva y peligrosa (esa es su definición) y que ya está fuera de ordenación (lo debiera haber sido declarada desde el Plan General de Ordenación Urbana de 1986 y sucesivos); pero si no lo está formalmente, solicitamos que en la futura reforma del actual PGOU, así sea considerada.

Gran parte de la ciudad ha sufrido secularmente, las molestias producidas por la cementera; pero si graves para la salud son las consecuencia de los vestidos a la atmósfera de esta instalación industrial, consideramos que lo serán mucho mayor si se transforma en una incineradora encubierta si se les autoriza lo que eufemísticamente llaman “valorización”; es decir el cambio del combustibles convencional (coque de petróleo), por la quema de residuos: basuras urbanas, plásticos agrícolas, neumáticos, lodos de depuradoras, etc.

Con la propuesta que hacemos se podrá seguir fabricando cemento y mantener su status actual, pero no realizar nuevas ampliaciones, ni cambiar su uso.

Consideramos que por haber quedado ya inserta en el casco urbano se hace preciso ir planificando su alejamiento de la ciudad a medio plazo, con intervención de todas las Administraciones con responsabilidad y competencias.

Permítasenos, para ser expresivos, las siguientes expresiones: Se debe plantear con la cementera “una operación CAMPSA II” (¿No mejoró la ciudad cuando se trasladaron los depósitos de petróleo a un polígono alejado de la misma?).

Como sin duda sabréis la empresa propietaria, la multinacional brasileña VOTORANTÍM, ha manifestado que no renuncia a la incineración y tan pronto como mejore la economía y, sobre todo, pasen las elecciones van a poner el tema sobre la Mesa, pues para ellos este asunto es estratégico y como la experiencia nos demuestra, las Autoridades Locales son muy débiles: ¡Solo una firme respuesta ciudadana puede frenar el que la cementera se convierta en una incineradora!

Ciclo de Conferencias Ecologistas en Acción en Córdoba para el 2015

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 72 seguidores