24188311282_e3c6e1684d

Señalo otra mala práctica publicitaria, que consiste en promocionar el automóvil desde soportes publicitarios ubicados en estaciones de tren, autobuses o en la carrocería del transporte público.

Sería difícil imaginar que en un concesionario de automóviles se promocionaran servicios de transporte público.

En este caso se trata de un autobús de la empresa municipal de transportes de Madrid.

El coche que se publicita desde el bus es además un gran todo-terreno y como tantas otras veces las emisiones y el consumo están en letra muy pequeña.

Con objeto de completar el análisis de la publicidad de automóviles en 2015 se han evaluado las páginas web de ciertos vehículos. También continúa en este año 2015 la promoción de vehículos todo-terreno medianos y grandes como vehículos urbanos.

Coches cuyo peso en algunos casos es de 1.600 kg. Los todo-terrenos cuyo uso se prescribe por las marcas en las ciudades aumentan los daños que los peatones pueden sufrir en vía urbana debido a su enorme inercia.

Cuando los neumáticos están bien hinchados, sólo el 15% de la energía química contenida en el depósito de gasolina se aprovecha. Cuando los neumáticos están bajos, entonces el rendimiento es aún menor, el 13%.

Como el peso medio de un todo-terreno es de 1.600 kg y el de un conductor varón (la mayoría de conductores son de este género) es de 80 kg, esto significa que sólo el (80/(80+1600)= 5% de la energía de tracción se aplica a transportar la persona, el 95% restante se emplea en mover el propio vehículo. Si son dos personas, el rendimiento de la operación pasa entonces del 5 al 9%.

Vemos pues que el rendimiento global del transporte en automóvil, desde la energía química contenida en un depósito de combustible hasta el transporte de una persona, es el producto de los dos rendimientos, el de la tracción con una máquina térmica y el del reparto de pesos (conductor/auto) = 15% x 5% < 1%.Concluimos que, desgraciadamente, para transportar una persona, cuando se hace en un automóvil, disponemos de un sistema que “dilapida” más del 99% de la energía contenida inicialmente en el depósito de gasolina.

Libro de Tauromaquia subvencionado con presupuestos públicos del Ayuntamiento de Córdoba y de la Diputación.

Ya hemos comentado otras veces en este blog la ingente cantidad de publicaciones taurinas que nuestros gobernantes municipales y de Diputación de Córdoba pagan con nuestros impuestos. Una de las últimas fue el cartel de inauguración del Museo Taurino de Córdoba a finales de marzo del 2014.

En plena campaña electoral de las municipales se anuncia otro lujoso libro que acompañará al Diario Córdoba con casi trescientas páginas que subvencionaremos todos los cordobeses y cordobesas con presupuesto municipal y de la Excma. Diputación.

Suspendieron y aniquilaron el Festival de Blues nada más llegar al Ayuntamiento de Córdoba pero que no falte el dinero para la sangrienta tauromaquia. Sería interesante saber cuanto dinero público aporta el ayuntamiento a la conmemoración de una plaza de toros privada.

A otras empresas de Córdoba les encantaría que el Ayuntamiento pagara sus aniversarios con ostentosas publicaciones.

Publicidad el Gobierno de Rajoy entierra al sector Fotovoltaico en España.

Mete el coche dentro del velador.

Ya hemos mostrado otro anuncio comercial donde el coche se metía directamente en el escaso espacio peatonal, en la acera, mostrando como una actitud normal aparcar el automóvil en lo alto de la plataforma dedicada a caminar.

En este caso el coche aparece en un espacio claramente peatonal al lado de los veladores de un bar.

Anuncio donde se minusvalora a los usuarios del transporte colectivo. En este caso el tren de Cercanías.

El anuncio te está diciendo claramente que si te mueves en transporte público eres una persona rutinaria.

El lema es: “Elige una ruta, no una rutina.” Son muy pocas las campañas en defensa del transporte público, éste aparece frecuentemente en anuncios donde se nos venden otras mercancías, en este caso un whysky. Como mala práctica publicitaria bastantes anuncios fomentan el desprecio hacia el uso del transporte público.

El color azul, que es el que domina fuera del transporte público, se asocia con la naturaleza, la electricidad y la sostenibilidad. De manera que nos venden el transporte individual como lo más natural.

En muchos anuncios se fomenta un sentimiento de superioridad en los usuarios del automóvil frente a los que se desplazan en transporte público, como por ejemplo en esta campaña de la bebida  Fanta.

Podemos señalarlo como una mala práctica.

Frente a los intentos de las Administraciones Públicas de fomentar el uso del transporte público como forma de mejorar la calidad del aire en las ciudades, reducir la congestión y mitigar el Cambio Climático, desde la publicidad de esta bebida se minusvalora al usuario del transporte público.

El anuncio erosiona la labor que desde las Administraciones y desde las ONGs se realiza a favor del transporte público considerándolo como una alternativa de calidad y responsable frente al vehículo privado contaminante.

Seguramente, un publicista entiende mejor que nadie que una fugaz escena, de apenas un segundo, en la que se ve un autobús atestado de pasajeros sudorosos puede apuntalar una imagen peyorativa del transporte público urbano.

Aquí puedes encontrar un enlace a los Premios Sombra a la peor publicidad.

Anuncio Ford Fusión Coche montado en la acera.

Puedes descargarte aquí el análisis completo del anuncio.