Bicicleta


49771679733_e1f7d54f27_c

Bicicleta circulando en Córdoba por una zona  compartida.

La PLATAFORMA CARRIL BICI de CÓRDOBA, como colectivo que reivindica el derecho de un uso seguro y saludable de la bici en la ciudad y en representación de quienes utilizan este medio de transporte, se ha dirigido al Ayuntamiento pidiendo que aclare y defina cuales son las “ZonasPeatonales” de nuestra ciudad a efectos de la aplicación del Artículo 121.5 del Reglamento de Circulación.

Entiende que se está multando arbitrariamente a ciclistas que circulan en “Zonas de Prioridad Peatonal”, donde se permite la circulación de residentes, taxis y otros vehículos (lo que estaría prohibido en base a la normativa si fueran consideradas “zonas peatonales”).

Desde Carril Bici proponen se tramite de forma urgente una nueva Ordenanza Municipal de Movilidad, que además de este asunto regule todos los aspectos de movilidad y circulación en Córdoba.

Mientras tanto reclama que se deje de multar por este hecho y anule las sanciones impuestas al no darse las condiciones objetivas y legales para ello.

La Plataforma Carril Bici apuesta por una Convivencia amable y respetuosa entre Ciclista y Peatón. Entiende que se debe respetar la total prioridad peatonal en las zonas de acceso restringido y echar pie a tierra en los momentos de aglomeración cuando no sea posible mantener una mínima distancia de seguridad.

En este sentido, propone que el Ayuntamiento impulse campañas municipales, especialmente para jóvenes, en las que fomente el uso de la bicicleta y la convivencia responsable con el peatón.

50787478103_9d3e93f1d2_c

Ciclocalle en Córdoba en avenida Medina Azahara. La pintura ha desaparecido y además los coches aparcan en el carril destinado a Bicicletas.

Así mismo, exige que se comprometa en la seguridad de las personas que optan por desplazarse en bicicleta, especialmente en aquellas “vías de prioridad ciclista”.

El deterioro que muestra la señalización de las ciclocalles y la ausencia de control y elementos que moderen la velocidad de los vehículos motorizados en estos tramos de convivencia con los coches, está suponiendo que quienes van en bicicleta asuman riesgos innecesarios.

50986709857_ca2774764d_c

Carril Bici en Ronda de Isasa

50810402248_648101a649_c

Acaba de publicarse en la revista Habitat y Sociedad un monográfico sobre la Bicicleta.

Hay un interesante artículo de Francisco Bastida, “La Bicicleta y el Estado Social de Derecho” del que he sacado algunas interesantes citas que voy a ir poniendo en diferentes entradas.

Tras el franquismo, la Constitución de 1978 proclama que España se constituye en un Estado social y democrático de derecho.

Esta dimensión social tiene un potencial muy grande en el desarrollo de políticas en las que la bicicleta puede jugar un papel relevante; sin embargo, apenas se ha implementado en los cuarenta años de vida constitucional.

Obviamente, la Constitución no menciona la bicicleta, aunque sí podría ser relevante su omisión.

En su art. 149.1.21ª dispone que es competencia exclusiva del Estado “el tráfico y circulación de vehículos a motor”.

El ostracismo legal al que se sometió a la bicicleta en España llega prácticamente hasta el último año del siglo xx, cuando se aprueba la Ley 43/1999, de 25 de noviembre, sobre adaptación de las normas de circulación a la práctica del ciclismo.

Con este significativo título la legislación reconoce que “la bicicleta es un eficaz medio de transporte que representa una alternativa cotidiana viable para muchas personas”, y también el problema que supone que “el uso de la bicicleta se ve en la actualidad limitado y estrictamente condicionado por el gran medio de transporte de nuestros tiempos: el automóvil de motor”.

Se admite el riesgo y las dificultades que entraña el uso de la bicicleta frente a los vehículos a motor´.

Podría decirse que la bicicleta es considerada una intrusa desde el punto de vista social, repudiada por peatones y por automovilistas, y también desde el punto legal.

Su regulación es escasa y aparece inserta de mala manera en la propia de los vehículos a motor.

50657127638_b0b4115a6c_c

Bicicletero en el centro de Burgos.

Este verano pasamos por Burgos y me sorprendió ver este aparcamiento para bicicletas bastante ocupado  por la noche. Una vez estuve en Burgos hace muchos años en una reunión de la Coordinadora ConBici. Fui con mi amigo y presidente de la Plataforma Carril Bici Julián Blanco Ramírez.

Era el 24 de octubre y el plumifero no nos sobraba, cogimos varias veces la bicicleta para desplazarnos y hacía un frío brutal. Así que hay que alabar el uso notable de la bici en Burgos.

Creo que el encontrarte bicicleteros llenos a la hora de la cena o por la noche indica que en esa ciudad se usa bastante la bicicleta. Otros sitios donde me he encontrado muchas bicis que duermen en la calle son San Sebastián y Barcelona.

La Plataforma Carril Bici demanda al área de movilidad medidas de actuación en las Ciclocalles de Córdoba.

En el mes de junio, la Plataforma Carril Bici (en consonancia con el Plan de Choque presentado por este colectivo), valoró positivamente la implantación en Córdoba de 45 “Ciclocalles” con una extensión de 26 kilómetros . Ya entonces solicitó al Ayuntamiento de Córdoba que, para facilitar el respeto y la convivencia, hiciera una Campaña informativa y extremara el control de límite de velocidad establecido (30 km/h).

Repintado de Señalización Horizontal.

Tras casi medio año de rodaje, la Plataforma Carril Bici reclama ahora que se repinte la señalización horizontal pues apenas es visible y que, además, estas señales se marquen con mayor frecuencia.

Instalación de Radares.

Al mismo tiempo, con el objetivo de armonizar la seguridad y convivencia del tráfico motorizado con bicicletas y patinetes eléctricos, insiste en que se tomen medidas necesarias que disuadan del exceso de la velocidad, incluso con la instalación de radares que verifiquen que no se rebasan los 30 km/h. Ya hay ayuntamientos, como el de Burgos, que desde el mes de julio vienen haciendo controles de radar, aplicando las sanciones correspondientes.

Evidencias de Riesgo por exceso de velocidad en algunas calles.

La Plataforma Carril Bici ha comprobado que, en general, se circula a más velocidad de la permitida, especialmente en Ciclocalles como el Puente de San Rafael, la Avda. Virgen de las Angustias o la Avda. de la Arruzafilla  

El Objetivo es bajar la velocidad.

Si se consigue bajar la velocidad será posible que las Ciclocalles sean seguras y de gran utilidad, sin tener que hacer tantas segregaciones de espacio para la movilidad. Este comunicado se ha publicado en Diario Córdoba en 20 Minutos y en CORDOPOLIS.

50076501627_1fdf2e0a85_o

Acaba de publicarse en la revista Habitat y Sociedad un monográfico sobre la Bicicleta.

Hay un interesante artículo de Francisco Bastida, “La Bicicleta y el Estado Social de Derecho” del que he sacado algunas interesantes citas que voy a ir poniendo en diferentes entradas.

Hasta hace bien poco la bicicleta ha sufrido como vehículo la estigmatización social, al estar vinculada a un estatus de pobreza, de insuficiencia de recursos para comprar un automóvil, de incapacidad para prosperar.

Este desprecio social ha tenido su reflejo en su regulación jurídica.

El problema está en que, por la comodidad y el egoísmo individual, una parte importante de la población, a la vez que exige esas garantías sociales, se resiste a cambiar de hábitos que son los que causan la degradación de la salud medioambiental y la inseguridad en la movilidad.

Una resistencia que se materializa en la oposición a políticas públicas que obliguen a ese cambio de hábitos.

En la medida en que la bicicleta emerge como solución, se concita contra ella una doble animadversión:

La clásica de ser considerada un estorbo u obstáculo en la circulación de los vehículos a motor, y la nueva, al ver en ella, y no en la protección de la salud pública, la causa de que se achique el espacio a los vehículos a motor y se rebajen los límites de velocidad.

50640931146_f095dded71_o

Obstáculos a los peatones en los Llanos del Pretorio.

Desde la Asociación Peatonal “A Pata” y la Plataforma Carril Bici se solicita al concejal de Movilidad del ayuntamiento de Córdoba, Torrico, que evite de una vez los atascos peatonales y ciclistas que se están produciendo en los Llanos del Pretorio.

El gobierno municipal ha colocado en una zona de gran tránsito peatonal y ciclista, varios contenedores y un gran árbol de navidad formando un cuello de botella muy angosto. Por este estrecho embudo han de transitar caminantes y usuarios de la bicicleta.

Aunque habrán tenido sus razones para hacerlo así, este es el peor momento para crear un cuello de botella en la plataforma de paseo, ya que tanto si se usa en un solo sentido de circulación peatonal, como –mucho peor– si se usa en ambos sentidos como es el caso, se está creando una clara situación de riesgo al evitar que se pueda mantener la distancia razonable de seguridad que aconseja la pandemia del COVID, en un entorno donde además coinciden grupos de riesgo, muchas personas mayores, que pasean por el Vial, con niños, jóvenes, patinetes, bicicletas, etc. sobre todo si como parece probable se rodee la estructura por el norte para evitar dicho cuello de botella, invadiendo el carril bici.

50613259243_4f3bf055c5_b-1

Desde estas asociaciones solicitan al gobierno municipal que ubique ésta y otras posibles instalaciones en espacios de calzada dedicado a los vehículos motorizados en lugar de ir en detrimento del escaso espacio peatonal y ciclista. (más…)

Circulación de Bicicletas por la calle Cruz Conde.

Desde la Plataforma Carril Bici en su apuesta por una ciudad más sostenible y humana consideran que la presentación de la Ordenanza de Movilidad de Córdoba el pasado día 22 de septiembre, Día Mundial sin Coche, fue un acto carente de transparencia y de oportunismo político fallido.

Creó un amplio debate público que enfrenta a peatones, ciclistas y usuarios de patinetes carente de sentido, cuándo el verdadero problema de movilidad en esta ciudad es la salud pública, la contaminación, el ruido y la demanda de espacio público que genera el actual modelo basado en el desplazamiento en el coche motorizado privado.

Además de generar este debate injusto e innecesario, el Sr. Torrico adelantó la aprobación de una Ordenanza en una presentación pública sin posibilitar el acceso al borrador ni a los medios de comunicación ni a los actores sociales con interés en la misma, ni siquiera al resto de los grupos políticos que conforman el Pleno Municipal.

A día de hoy, trascurrida una semana nadie conoce el contenido del Borrador de la Ordenanza ni está accesible en ningún espacio municipal. Tan sólo es conocida por el Delegado de Movilidad y sus colaboradores más estrechos.

La actual Ordenanza de Movilidad en vigor es de 1992 lleva casi 30 años sin modificarse.

La redacción de la nueva Ordenanza de Movilidad de Córdoba se encargó a una empresa y está entregada al Ayuntamiento desde enero del 2019. Por tanto hasta septiembre de este año 2020 llevaba unos 20 meses macerándose en un cajón de Capitulares.

Tras este periodo de paralización total, el concejal Torrico hizo una presentación parcial de los aspectos que consideró de interés para la ciudad, centrado básicamente en aquellos que hacen referencia a las restricciones al uso de bicicletas y patinenes.

La Plataforma CarrilBici considera, además, que la redacción de esta ordenanza ha sido pagada con fondos públicos y debe ser difundida a la ciudadanía de manera inmediata.

Asi mismo desea recordar tanto al Concejal Torrico como a toda la ciudadanía que la aprobación de la ordenanza debe pasar por un periodo de discusión obligatorio según la Ley de Transparencia, y ese periodo ni siquiera se ha iniciado. La nota de prensa se publica en CORDOPOLIS.

Hasta el 20 de septiembre estaba así de intransitable pero hace poco han desbrozado por fin este carril bici.

CicloCalle en Córdoba recién pintada en el mes de julio.

Me hacen una entrevista en el Día de Córdoba a cuento de la nueva ordenanza de Movilidad de Córdoba.

El secretario de la Plataforma Carril Bici, Gerardo Pedrós, considera “absurda” la prohibición de circular en bici o en patinete eléctrico por calles peatonales recogida entre las principales medidas que se incluirán en la ordenanza municipal de movilidad, según presentó el pasado martes el responsable de esa área, Miguel Ángel Torrico.

Para Pedrós, estas medidas “parecen ser un movimiento que va en contra de los patinetes y las bicis”, vehículos que, como ocurre en el caso del Casco Histórico, constituyen una opción “ideal” para los trabajadores de la zona.

Para Pedrós “es incomprensible” que se permita el paso de taxis y vehículos de carga y no el de patinetes o bicicletas.

Calle peatonal en Córdoba por donde quieren prohibir bicicletas y patinetes

“Sería absurdo que en una calle peatonal por la que pasa un coche y una bici, la Policía multara al ciclista”, ha puesto de ejemplo y además ha explicado que la energía cinética con la que un coche puede impactar a un peatón “es 20 veces superior a la de un ciclista” en caso de accidente.

Por otro lado, Pedrós ha calificado como “lamentable” el estado de las ciclocalles en Córdoba y ha agregado que la pintura de muchas de ellas “ya no se ve”, lo que obliga a que por miedo algunos ciclistas y usuarios del patinete a hacer uso de las aceras porque “los conductores ya no ven la pintura que avisa de la restricción de velocidad a 30 kilómetros por hora”.

Carril Bici en mal estado

También se ha referido a las condiciones en las que se encuentran muchos carriles bici de la ciudad y ha recordado que en algunos tramos no se interviene desde hace más de 20 años.

En cuanto a la creación de una mesa de la movilidad emparejada con la ordenanza, Pedrós espera que sean convocados y pide al Ayuntamiento “transparencia” pues asegura que “el borrador de ordenanza encargado a una empresa valenciana no se ha publicado”.

Página siguiente »