Bicicleta


49104527622_e2aa33c464_bTexto en un 90% escrito por Julián Blanco Ramírez.

Una vez más, el Concejal Torrico ha vuelto a presentar el borrador de la titulada “Ordenanza de Circulación, Seguridad Vial y Movilidad Sostenible de Córdoba”.

 Y una vez más, ha vuelto a poner el foco de atención, en las normas y limitaciones que tendrán quienes se desplacen en bicicleta, como si este fuera el principal problema del tráfico en nuestra ciudad de Córdoba.

 Realizando un conteo, Número de veces que se nombra el vehículo.

Coche….0 veces (aparece coche de Caballos)

Automóvil….9 veces

Bicicleta….. 112 veces.

VMP….32 Veces

Peatón….158

Según parece las bicicletas se han convertido en el peligro número uno para los ciudadanos y los coches no existen en nuestra ciudad y apenas si se nombran en la Ordenanza.

Aunque lo que nos dicen los datos es que cientos de personas enferman y mueren a causa de los gases contaminantes que emiten los vehículos a motor y que los siniestros viales (mal llamados accidentes de tráfico) que nos llevan a hospitales y tanatorios no son precisamente los producidos por las bicis.

 Satisface ver como en su preámbulo, esta ordenanza habla de un marco urbano de movilidad sostenible, segura y saludable; habla de disminuir el tráfico motorizado para mejorar la calidad de vida o de prestar especial atención a las personas con movilidad reducida, al transporte público, la marcha a pie y el uso de la bicicleta.

En este sentido, desmoraliza ver como luego en su articulado, no se han incorporado recomendaciones sobre circulación y aparcamiento hechas por la Red de Ciudades por la Bicicleta (a la que Córdoba pertenece), o aportaciones y sugerencias realizadas hace ya un año a Torrico por la Plataforma Carril Bici y por la Asociación de peatones cordobeses A PATA.

Esperemos, que antes de su aprobación definitiva, en su paso por el Consejo Social, el Consejo del Movimiento Ciudadano o el Pleno del Ayuntamiento, se incorporen estas propuestas que, como se dice en la declaración de intenciones de la ordenanza, realmente fomenten y favorezcan la movilidad sostenible, segura y saludable.

51909970333_27e159eb4e_c

Torrico visita el CMC.

22 de Febrero vino concejal Miguel Ángel Torrico y José Carlos Gómez (Coordinador Área) a la reunión del CMC.

Se trataron diversos temas:

  • Policía periferia, problemas falta de personal.
  • 4 trozos de Carriles bici nuevos con fondos EDUSI, que no suponen desaparición aparcaderos coches, Puente San Rafael, Puente Ibn Zaydun y dos más que no recuerdo. Los pliegos están hechos pues el proyecto de ejecución es del PAB. Se ha vuelto a plantear la realización de cuatro carriles bici para unir distritos como serían el de Olivos Borrachos, Arroyo del Moro y en los puentes de Arenal y de San Rafael, que cuentan con Fondos Edusi.
  • Ordenanza de Movilidad. Falta el Informe de Asesoría Jurídica. Torrico expone que estará aprobada antes del verano. Incluye la Mesa de Movilidad.
  • Torrico informa de Aparcaderos para vecinos nuevos, se llamaran “Zonas de Aparcamiento Vecinal”. Habrá una empresa que controle las restricciones de estos aparcaderos.
  • El Aparcadero informal de enfrente de la estación de Tren lo van a arreglar.
  • Torrico anuncia un nuevo proyecto en el que están embarcados: “Modelo de Intermodalidad con coches eléctricos muy potente con pliego redactado”
  • Gerardo Pedrós le pregunta por el PMUS que el mismo Torrico anunció en esta sala el 20 de Noviembre del 2019, proclamando entonces como prioritaria, para el Área de Movilidad, la renovación del PMUS. Torrico contesta que menos mal que no se metieron en esta renovación pues la Movilidad ha cambiado mucho en estos dos últimos años y cualquier PMUS nuevo que saques se queda obsoleto inmediatamente publicarlo.
  • Gerardo Pedrós le pregunta a Torrico por los datos de siniestralidad vial que otras ciudades han publicado ya a estas alturas del año (número de atropellos, víctimas mortales, tipo de vehículo que interviene, etc.). Torrico contesta que estos datos suelen publicarlos por San Rafael que coincide con el patrón de algo de la policía local.
  • Gerardo Pedrós le pregunta por ciertas calles como Almogávares o Santa Rosa que se han asfaltado hace unos meses y repintado la señalitica olvidándose de la señalización horizontal de Ciclo Calle. Y José Carlos Gómez toma nota del tema.
  • Gerardo Pedrós le pregunta por el escaso control de velocidades en las Zonas 30 y Ciclocalles, sugiriendo la presencia de radares que sancionen sobre todo en zonas con riesgo para bicicletas como el Puente de San Rafael. Torrico comenta que ha visto radares por la zona de la Arruzafilla pero que desconoce cómo van estas campañas de los radares. Sorprendente.
  • Surge el tema de la ocupación del espacio público por los puestos de caracoles. Enrique RC pide que se explique en base a qué criterios unos puestos tienen un tamaño razonable y otros ponen una megasestructura enorme. También se insiste en el control del número de veladores excesivo en algunos puestos. José Carlos comenta que los puestos han de tener expuesto el esquema con el número de veladores y que ellos tienen una orden de servicio para velar por que se cumpla que el número de veladores sea el autorizado. Gerardo Pedrós le pide a Juan Andrés que solicite se cuelguen en la Web del Ayuntamiento los esquemas de los veladores de los puestos tal como se viene haciendo con el resto de la Hostelería.
  • Se pide por un representante vecinal que Encinarejo, Villarrubia y el Higuerón estén conectados con Córdoba mediante carril Bici. Torrico comenta que de momento no hay disponibilidad presupuestaria.
  • Se pide por un representante vecinal la mejora del tren de Cercanías, su revitalización. Torrico comenta que RENFE no ha querido renovar el Convenio con el Ayuntamiento. Torrico también comenta que el Ayuntamiento se ofreció a pagar el apeadero del Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones (CEFC).
51439885646_b903010fff_c

En medio la enterradora del Plan Andaluz de la Bicicleta.

El Plan de Infraestructuras de Transporte y Movilidad de Andalucía (PITMA) 2021-2030 que se presenta hoy  9 de septiembre del 2021 a bombo y platillo con el objetivo de «Avanzar en una movilidad regional sostenible» va suponer, paradójicamente y si nadie lo remedia, el entierro definitivo del Plan Andaluz de Bicicleta (PAB), la herramienta de que se dotó la Consejería de Fomento y Vivienda para concretar su «apuesta por un modelo de movilidad sostenible donde la bicicleta está llamada a incrementar su uso».

Y ello por dos motivos principalmente:

1) Un brutal recorte presupuestario, que su suma al protagonizado por el anterior Gobierno de coalición PSOE-Ciudadanos.

2) La negativa del actual Gobierno de coalición PP-Ciudadanos a incluir en el PITMA las redes urbanas de vías ciclistas.

El Plan Andaluz de la Bicicleta (2014-2020) supuso en su día un hito en la planificación de la movilidad sostenible, no solo en Andalucía sino España y Europa.

Estructurado en las tres escalas: autonómica, metropolitana y urbana; con inversión total prevista de 400 millones de euros, pretendía concretar la «apuesta (de la Consejería de Fomento y Vivienda) por un modelo de movilidad sostenible donde la bicicleta está llamada a incrementar su uso» (cita textual de la presentación del Plan).

No obstante, el desinterés de los sucesivos gobiernos ha ido menoscabando los objetivos iniciales del Plan, hasta que el presente Gobierno Andaluz parece dispuesto a darle la puntilla por medio del PITMA que se presenta hoy mediante:

1) Un brutal recorte presupuestario: De 367 millones de euros que quedan por ejecutar del PAB para redes ciclistas en los ámbitos andaluz, metropolitano y urbano, en el PITMA solo se presupuestan 45, correspondientes a las partidas «LE6.P4. Red de vías ciclistas metropolitanas» y «LE6.P5. Red de infraestructuras ciclo-turísticas.» Es decir, sumando todas las partidas, se podría financiar apenas el 12% de las actuaciones que quedan por ejecutar en el marco de PAB.

2) La renuncia a financiar redes urbanas (uno de los tres ámbitos de actuación del PAB ) en el marco del PITMA.

Ello «debido principalmente a problemas jurídicos en cuanto a la competencia para el desarrollo de este tipo de actuaciones, debiéndose limitar la Consejería a actuaciones de carácter metropolitano.» (cita textual pag. 31). Curioso razonamiento por el cual podríamos también llegar a la absurda conclusión de que el PITMA no podría contemplar la ampliación de la red de metro de Sevilla (verbigracia), por estar incluidas todas la líneas previstas en dicha ampliación en el término municipal de Sevilla y no ser por tanto «actuaciones de carácter metropolitano.»

O tampoco la Consejería de Fomento podría construir la Ronda Norte de Córdoba por tener su trazado por la ciudad consolidada.

En la base de tal absurdo, que no cabe entender sino como una mera excusa, mal traída y peor llevada, están unos informes (no una decisión judicial firme) de los Servicios Jurídicos de la Junta de Andalucía en los que se pone en tela de juicio el procedimiento elegido para llevar a cabo determinadas actuaciones relativas a vías ciclistas urbanas contempladas en el PAB en Granada y Sevilla.

Pero dichos informes lo único que cuestionan es el procedimiento elegido para promoverlas, no la pertinencia de las actuaciones ni mucho menos la validez del PAB como instrumento de planificación.

En consecuencia, lo que procedería es constatar la necesidad de revisar el procedimiento elegido para realizar algunas de las actuaciones previstas en el PAB, no la imposibilidad de realizarlas en el futuro. Y por supuesto, incluir en el PITMA un programa de construcción de vías ciclistas urbanas conforme a las directrices del PAB.

No podemos sino lamentar que, en un momento en se hace más necesario que nunca emprender programas que tengan un éxito garantizado a la hora de cambiar la movilidad urbana hacia horizontes más sostenibles, el Gobierno Andaluz decida prescindir de un instrumento como el Plan Andaluz de la Bicicleta que ha demostrado sobradamente su eficacia en ciudades andaluzas como Sevilla y, más recientemente, Cádiz; comparativamente de bajo coste y que no requiere apenas esfuerzo de planificación adicional, pues la mayoría de los proyectas están ya redactados y en poder de los órganos de planificación públicos.

En el proceso de alegaciones abierto en el marco de la aprobación definitiva del PITMA «A Contramano» presentará alegaciones tendentes mantener los objetivos del PAB en su integridad y a dotarlos de una financiación suficiente.

338714585_4c194b790c_c

Calle Gondomar en Córdoba.

Concretamente en la C/Gondomar, en torno a las 8:30 horas de la mañana, con apenas peatones. En su mayoría se trata de residentes de la zona centro que se dirigían en bicicleta a su lugar de trabajo o estudios, sin poner en riesgo la seguridad de nadie. La Brigada AntiBici del Ayuntamiento de Córdoba, escondida en un entrante, se ha dedicado a la «cacería» de ciclistas.

Las sanciones, de 200 euros (calificadas como graves), dicen textualmente «Por circular por Zona Peatonal»

Se da el caso que por esa calle circulan taxis, coches de reparto y de acceso a cocheras, por lo tanto entendemos que (como indica la señal), es «Zona de PRIORIDAD Peatonal» y no «Zona Peatonal», ya que de ser así el Ayuntamiento no podría contravenir el Código de Circulación permitiendo el paso de vehículos.

La PCBici no ha recibido respuesta alguna a su escrito, dirigido en marzo  al Ayuntamiento, por el que pedía indicara cuales son las CALLES Y ZONAS PEATONALES definidas en Córdoba a efectos de la aplicación del artículo 121.5 del Real Decreto 1428/2003 de Circulación que dice «La circulación de toda clase de vehículos en ningún caso deberá efectuarse por las aceras y demás zonas peatonales”

Desde Carril Bici proponen se tramite de forma urgente la nueva Ordenanza Municipal de Movilidad, que además de este asunto regule todos los aspectos de movilidad y circulación en Córdoba. Mientras tanto reclama que se deje de multar por este hecho y anule las sanciones impuestas al no darse las condiciones objetivas y legales para ello.

La Plataforma Carril Bici apuesta por una Convivencia amable y respetuosa entre Ciclista y Peatón.

Entiende que se debe respetar la total prioridad peatonal en las zonas de acceso restringido y echar pie a tierra en los momentos de aglomeración cuando no sea posible mantener una mínima distancia de seguridad.

En este sentido, propone que el Ayuntamiento impulse campañas municipales, especialmente para jóvenes, en las que fomente el uso de la bicicleta y la convivencia responsable con el peatón.

Este comunicado de prensa ha sido publicado por Diario Córdoba.

49771679733_e1f7d54f27_c

Bicicleta circulando en Córdoba por una zona  compartida.

La PLATAFORMA CARRIL BICI de CÓRDOBA, como colectivo que reivindica el derecho de un uso seguro y saludable de la bici en la ciudad y en representación de quienes utilizan este medio de transporte, se ha dirigido al Ayuntamiento pidiendo que aclare y defina cuales son las “ZonasPeatonales” de nuestra ciudad a efectos de la aplicación del Artículo 121.5 del Reglamento de Circulación.

Entiende que se está multando arbitrariamente a ciclistas que circulan en “Zonas de Prioridad Peatonal”, donde se permite la circulación de residentes, taxis y otros vehículos (lo que estaría prohibido en base a la normativa si fueran consideradas “zonas peatonales”).

Desde Carril Bici proponen se tramite de forma urgente una nueva Ordenanza Municipal de Movilidad, que además de este asunto regule todos los aspectos de movilidad y circulación en Córdoba.

Mientras tanto reclama que se deje de multar por este hecho y anule las sanciones impuestas al no darse las condiciones objetivas y legales para ello.

La Plataforma Carril Bici apuesta por una Convivencia amable y respetuosa entre Ciclista y Peatón. Entiende que se debe respetar la total prioridad peatonal en las zonas de acceso restringido y echar pie a tierra en los momentos de aglomeración cuando no sea posible mantener una mínima distancia de seguridad.

En este sentido, propone que el Ayuntamiento impulse campañas municipales, especialmente para jóvenes, en las que fomente el uso de la bicicleta y la convivencia responsable con el peatón.

50787478103_9d3e93f1d2_c

Ciclocalle en Córdoba en avenida Medina Azahara. La pintura ha desaparecido y además los coches aparcan en el carril destinado a Bicicletas.

Así mismo, exige que se comprometa en la seguridad de las personas que optan por desplazarse en bicicleta, especialmente en aquellas “vías de prioridad ciclista”.

El deterioro que muestra la señalización de las ciclocalles y la ausencia de control y elementos que moderen la velocidad de los vehículos motorizados en estos tramos de convivencia con los coches, está suponiendo que quienes van en bicicleta asuman riesgos innecesarios.

50986709857_ca2774764d_c

Carril Bici en Ronda de Isasa

50810402248_648101a649_c

Acaba de publicarse en la revista Habitat y Sociedad un monográfico sobre la Bicicleta.

Hay un interesante artículo de Francisco Bastida, “La Bicicleta y el Estado Social de Derecho” del que he sacado algunas interesantes citas que voy a ir poniendo en diferentes entradas.

Tras el franquismo, la Constitución de 1978 proclama que España se constituye en un Estado social y democrático de derecho.

Esta dimensión social tiene un potencial muy grande en el desarrollo de políticas en las que la bicicleta puede jugar un papel relevante; sin embargo, apenas se ha implementado en los cuarenta años de vida constitucional.

Obviamente, la Constitución no menciona la bicicleta, aunque sí podría ser relevante su omisión.

En su art. 149.1.21ª dispone que es competencia exclusiva del Estado “el tráfico y circulación de vehículos a motor”.

El ostracismo legal al que se sometió a la bicicleta en España llega prácticamente hasta el último año del siglo xx, cuando se aprueba la Ley 43/1999, de 25 de noviembre, sobre adaptación de las normas de circulación a la práctica del ciclismo.

Con este significativo título la legislación reconoce que “la bicicleta es un eficaz medio de transporte que representa una alternativa cotidiana viable para muchas personas”, y también el problema que supone que “el uso de la bicicleta se ve en la actualidad limitado y estrictamente condicionado por el gran medio de transporte de nuestros tiempos: el automóvil de motor”.

Se admite el riesgo y las dificultades que entraña el uso de la bicicleta frente a los vehículos a motor´.

Podría decirse que la bicicleta es considerada una intrusa desde el punto de vista social, repudiada por peatones y por automovilistas, y también desde el punto legal.

Su regulación es escasa y aparece inserta de mala manera en la propia de los vehículos a motor.

50657127638_b0b4115a6c_c

Bicicletero en el centro de Burgos.

Este verano pasamos por Burgos y me sorprendió ver este aparcamiento para bicicletas bastante ocupado  por la noche. Una vez estuve en Burgos hace muchos años en una reunión de la Coordinadora ConBici. Fui con mi amigo y presidente de la Plataforma Carril Bici Julián Blanco Ramírez.

Era el 24 de octubre y el plumifero no nos sobraba, cogimos varias veces la bicicleta para desplazarnos y hacía un frío brutal. Así que hay que alabar el uso notable de la bici en Burgos.

Creo que el encontrarte bicicleteros llenos a la hora de la cena o por la noche indica que en esa ciudad se usa bastante la bicicleta. Otros sitios donde me he encontrado muchas bicis que duermen en la calle son San Sebastián y Barcelona.

La Plataforma Carril Bici demanda al área de movilidad medidas de actuación en las Ciclocalles de Córdoba.

En el mes de junio, la Plataforma Carril Bici (en consonancia con el Plan de Choque presentado por este colectivo), valoró positivamente la implantación en Córdoba de 45 «Ciclocalles» con una extensión de 26 kilómetros . Ya entonces solicitó al Ayuntamiento de Córdoba que, para facilitar el respeto y la convivencia, hiciera una Campaña informativa y extremara el control de límite de velocidad establecido (30 km/h).

Repintado de Señalización Horizontal.

Tras casi medio año de rodaje, la Plataforma Carril Bici reclama ahora que se repinte la señalización horizontal pues apenas es visible y que, además, estas señales se marquen con mayor frecuencia.

Instalación de Radares.

Al mismo tiempo, con el objetivo de armonizar la seguridad y convivencia del tráfico motorizado con bicicletas y patinetes eléctricos, insiste en que se tomen medidas necesarias que disuadan del exceso de la velocidad, incluso con la instalación de radares que verifiquen que no se rebasan los 30 km/h. Ya hay ayuntamientos, como el de Burgos, que desde el mes de julio vienen haciendo controles de radar, aplicando las sanciones correspondientes.

Evidencias de Riesgo por exceso de velocidad en algunas calles.

La Plataforma Carril Bici ha comprobado que, en general, se circula a más velocidad de la permitida, especialmente en Ciclocalles como el Puente de San Rafael, la Avda. Virgen de las Angustias o la Avda. de la Arruzafilla  

El Objetivo es bajar la velocidad.

Si se consigue bajar la velocidad será posible que las Ciclocalles sean seguras y de gran utilidad, sin tener que hacer tantas segregaciones de espacio para la movilidad. Este comunicado se ha publicado en Diario Córdoba en 20 Minutos y en CORDOPOLIS.

50076501627_1fdf2e0a85_o

Acaba de publicarse en la revista Habitat y Sociedad un monográfico sobre la Bicicleta.

Hay un interesante artículo de Francisco Bastida, «La Bicicleta y el Estado Social de Derecho» del que he sacado algunas interesantes citas que voy a ir poniendo en diferentes entradas.

Hasta hace bien poco la bicicleta ha sufrido como vehículo la estigmatización social, al estar vinculada a un estatus de pobreza, de insuficiencia de recursos para comprar un automóvil, de incapacidad para prosperar.

Este desprecio social ha tenido su reflejo en su regulación jurídica.

El problema está en que, por la comodidad y el egoísmo individual, una parte importante de la población, a la vez que exige esas garantías sociales, se resiste a cambiar de hábitos que son los que causan la degradación de la salud medioambiental y la inseguridad en la movilidad.

Una resistencia que se materializa en la oposición a políticas públicas que obliguen a ese cambio de hábitos.

En la medida en que la bicicleta emerge como solución, se concita contra ella una doble animadversión:

La clásica de ser considerada un estorbo u obstáculo en la circulación de los vehículos a motor, y la nueva, al ver en ella, y no en la protección de la salud pública, la causa de que se achique el espacio a los vehículos a motor y se rebajen los límites de velocidad.

Página siguiente »