26878268001_7fe4e5a20e_z

Mobiliario apilado en la calle y taburetes en el itinerario peatonal accesible(1,80 metros desde la fachada).

Esto viene en la Ordenanza de Veladores de Córdoba y su incumplimiento es visible en muchos sitios de la ciudad:

Cumplimiento de que al llegar la hora de cierre el mobiliario quedará completamente recogido en el interior del local o en un almacén, pero no en la calle.

26878265801_60d8db212e_z

Pobre alcorque y árbol rodeado por los veladores del Bar Wenge

En la Plaza de Agrupación de Cofradias han abierto un nuevo bar de local pequeño y amplia terraza. Durante un cierto tiempo he observado que las mesas y sillas rodeaban el aparcamiento de Bicicletas.

De manera que teníamos que acceder pegados a la fachada para poder atar la bicicleta. Se ve que ha tenido lugar una llamada de atención a los hosteleros porque ahora está diafano el acceso frontal.

Destaca el uso de los aparcamientos en el casco histórico, por ejemplo este situado en el exterior de la Escuela de Danza.

Suele estar bastante lleno y los usuarios muchas veces tienen que ocupar árboles y señales de tráfico por falta de Us invertidas donde agarrarlas. Sería necesaria la ampliación de este aparcamiento de bicicletas en una plaza del casco donde el espacio ocupado por los veladores cada vez es mayor.

La foto de arriba ha sido realizada por Humberto Martínez.


Aparcamiento para Bicicletas de la Escuela de Danza durante el curso académico.

Encuesta en Diario Córdoba: El 91% de los encuestados opinan que los veladores invaden en exceso las aceras.

Alfonso Sanz señala que desde su perspectiva, la disciplina Seguridad Vial es un campo más abierto de aquel donde ha sido encorsetada tradicionalmente, un campo que se tiene que relacionar con la movilidad sostenible y con otros conceptos como el de ciudad y calidad de vida.

En los últimos tiempos viene siendo habitual que el espacio público residual que los motorizados dejan para el peatón en la ciudad también es ocupado por veladores y terrazas de la Hostelería.

Las áreas libres de automóviles están siendo en muchos casos colmatadas, ocupadas en un porcentaje muy elevado respecto a su totalidad, por los elementos de mobiliario de la Hostelería. Incluso zonas de los cascos históricos que por sus valores patrimoniales están sujetas a normativas muy restrictivas también son colmatadas(murallas, elementos BIC, etc.).

Esta invasión excesiva del espacio peatonal no es una cuestión de tipo estético solamente sino que dificulta los desplazamientos del peatón, y en particular el de las personas con diversidad funcional. También resulta muy perjudicial para personas con carritos de bebé o que se desplazan en sillas de ruedas.

El problema de la colmatación del espacio público por los veladores de los bares en Córdoba ha estado presente los cuatro años de legislatura del Partido Popular, destacando la pasividad de la Gerencia de Urbanismo, y solamente al final debido a la presión de la Federación de Vecinos Al-Azahara se han logrado algunos avances.

Concluyendo la SEM no puede convertirse en la semana de la Bicicleta y debían abordarse temas candentes vinculados con la accesibilidad como éste de los veladores.

Hemos tenido noticias de que los veladores producen problemas de accesibilidad en barrios de Córdoba como Miralbaida:

Los vecinos de Miralbaida están cada vez más disgutados con la disposición de dos de los veladores de la zona, ya que sus mesas y sillas ocupan la mayor parte de un acerado que destaca por su estrechez. “Nos está llegando un gran número de quejas por este asunto”, confirmó el secretario de la asociación de vecinos Nueva Miralbaida, José Manuel Borja, quién aseguró que para caminar por la calle María La Talegona, situada entre el paseo de los Verdiales y la avenida de Miralbaida, es necesario en ocasiones caminar entre los coches para esquivar las sillas y mesas de los veladores, “por mucho que los que estén sentados intenten dejar el máximo espacio posible en el acerado de la calle”.

El nuevo equipo de la Gerencia de Urbanismo ha realizado promesas recientemente:

El primer teniente de alcalde asegura en unas declaraciones que “en breves días vamos a empezar a convocar las mesas de trabajo” sobre veladores y “a ir viendo barrio a barrio”, en toda la ciudad, “los problemas que estamos teniendo, y las cosas que hay que arreglar”. Para ello, Urbanismo volverá “a trabajar con Hostecor, con el mundo empresarial de Córdoba de la hostelería, y con la federación de asociaciones de vecinos, que son los agentes implicados”. Su objetivo es abordar el tema de los veladores “conjuntamente para que lo que hagamos sea lo mejor para la ciudad desde un punto de vista empresarial, turístico y de la convivencia”, de forma que “los empresarios de la hostelería cumplan su función y que los vecinos tengan su espacio”. García es consciente de que hay que volver a “tocar temas controvertidos como toldos, número de veladores y ruidos”.

Se da la circunstancia de que todavía numerosos veladores  carecen del correspondiente croquis visible desde el exterior.

Un ejemplo de esta ausencia es el Mercado Victoria o el bar Ecofamily en el gimnasio Go-fit siendo ambos una concesión municipal.

Encuesta en Diario Córdoba: El 91% de los encuestados opinan que los veladores invaden en exceso las aceras.

Encuesta en Diario Córdoba sobre la Invasión de las aceras por Veladores.

A todo esto encontramos un comunicado de los vecinos en el que dan por terminada la ‘tregua’ para los veladores irregulares en la prensa.

La federación de asociaciones vecinales Al–Zahara considera que el margen dado a la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) para que actúe contra las irregularidades detectadas en buena parte de 150 establecimientos con veladores ha sido más que suficiente.

Así, a partir del día 1 de octubre terminará con la tregua pactada, valga la expresión, y alentará, incluso poniendo sus medios a disposición, el que las asociaciones vecinales federadas actúen (con denuncias públicas, administrativa o judicialmente) contra los establecimientos que infringen las ordenanzas.

Veladores en calle Miguel Gila.

EL CONFLICTO CON MAS QUEJAS Se trata de una decisión tomada por la directiva de Al–Zahara ante el conflicto que más quejas vecinales y de convivencia produce en la ciudad, el de los ruidos y la excesiva ocupación del espacio público por parte de los veladores, un asunto que llevó a la federación vecinal a abrir negociaciones hace meses con la Gerencia de Urbanismo y con representantes del sector hostelero.

En estos encuentros se acordó que, en primer lugar, Urbanismo inspeccionaría una serie de 150 establecimientos sobre los que distintas AAVV, de las 98 federadas, ya habían recibido quejas por parte de residentes.

Las inspecciones en cuestión concluyeron en el mes de marzo, detectándose numerosas irregularidades en buena parte de las terrazas, tales como la instalación de más mesas de las autorizadas o el uso de accesorios no contemplados, como pizarras anunciadoras en lugares que entorpecen el paso, toneles decorativos que hacen de mesa auxiliar, parasoles no permitidos, etcétera, de lo que se dio cuenta a los responsable de los locales para que se ajustaran a las ordenazas.

(más…)

Etapa Vuelta Ciclista a España en Cordoba Promoción del Hummer de la Policia nacional.

Etapa de la Vuelta Ciclista a España en Córdoba Promoción del Hummer de la Policia nacional

No había ninguna bicicleta en el parque móvil  que la Policía Nacional exhibía en los sets de patrocinadores de la Vuelta Ciclista en Córdoba.

¿Tendrán bicicletas los policías nacionales para patrullar como ocurre en otros países? Desde luego allí no las exhibían.

Tampoco había ningún stand ligado a la Semana Europea de la Movilidad que comienza a mediados de septiembre.

Como dice un compañero activista de la Bicicleta:

Es que la Vueta no tiene nada que ver con nosotros. Eso es deporte (y doping) mientras que nosotros somos usuarios de bicicletas urbanas y luchamos por una movilidad sostenible, no por un deporte. De hecho “ellos” quieren casco, como los soldados de la Mariquilla Seguí, que dice que con el casco ya estamos todos protegidos.”

Avenida Ollerias casi pegando a Molinos Altas.

Veladores pegados a la fachada ocupando el itinerario libre peatonal y taburete y mesa  también al otro lado.

Viene destacando el periodista Aristoteles Moreno Villafania a lo largo de los años por su defensa en Córdoba de la movilidad sostenible con columnas donde recoge el sentir de los peatones sobre todo, aunque lo veo muchas veces moverse en bicicleta por la ciudad. En este blog he colocado muchas de las columnas de Ari: peatonalística, la Odisea del Peatón en Córdoba, etc

Su columna del pasado viernes sobre la invasión del espacio público por los veladores es muy buena, me ha dado permiso para reproducirla.

 Aris Moreno.

Veladores.

Una cosa es la normativa de veladores y otra muy distinta la vida misma. Sobre el papel tenemos un mundo regulado, que da a la cafetería lo que es de la cafetería y al peatón lo que es del peatón.

Pero sobre el terreno se nos viene encima un caos acojonante donde el pez grande se come al chico, los bares se apropian del espacio público y el vecino corriente y moliente tiene que buscarse la vida para atravesar la jungla. Por ahí no ha cambiado mucho el planeta en los últimos milenios. Demasiadas normas y poco tomate ketchup.

Bar Bodega en calle Villaceballos

No hace mucho leímos una noticia muy divertida en la prensa. Venía a decir que la Gerencia de Urbanismo iba a iniciar un proceso de regulación de los veladores de la Corredera. La Corredera, por si usted no lo sabe, es el paradigma universal de la selva urbana. El viva la Pepa del ordenamiento de terrazas y boquerones en vinagre. Quiere decirse que si usted busca en la Wikipedia la voz «jungla» le saldrá en primer lugar esta extraordinaria plaza reconvertida en capital mundial del exceso. Luego vendrá lo que venga.

Pues bien: la Gerencia de Urbanismo dice haberse propuesto regular el océano tempestuoso de veladores y flamenquines con patatas fritas que azota la Corredera desde hace años. La iniciativa resulta francamente interesante si no fuera porque el asunto está regulado ya en un mar de reglamentos y planes de uso que deben dormitar en alguno de los cajones municipales del Consistorio. (más…)