Malas prácticas


Hoy en Diario Córdoba un magnifico artículo de José Larios sobre Cementeras y Cambio Climático, se desmonta ese argumento de que la incineración en una forma de producción de energía renovable.

Como tantas veces las empresas en sus guías de comunicación quieren vendernos argumentos ambientales que no tienen fundamento real.

Las cementeras y otras empresas contaminantes atribuyen a sus productos y servicios cualidades favorables al medio ambiente que no tienen. Pero la verdad cientifica al final deja al descubierto a las Cementeras.

Cementeras y cambio climatico

Que las cementeras incineren residuos no reduce las emisiones de gases de efecto invernadero. Afirmar que quemar lodos, residuos urbanos u otros materiales en sustitución de otros combustibles reduce las emisiones de gases de efecto invernadero carece de base científica alguna. Al quemar estos materiales todo el carbono que contienen se transforma en dióxido de carbono, principal gas de efecto invernadero, cuyo exceso en la atmósfera decae muy lentamente: “El CO2 es para siempre”.

En el caso de los residuos biodegradables, si estos se descomponen (digieren) con oxígeno, se produce CO2 y otras sustancias, como consecuencia de este proceso, pero una parte importante del carbono que contienen se mantiene en el llamado compost, y por tanto fijado y no emitido a la atmósfera.

En el caso de que la digestión sea sin oxígeno, se producen CO2 y metano, CH4, pero también queda parte del carbono que se mantiene en el compost. (más…)

24188311282_e3c6e1684d

Señalo otra mala práctica publicitaria, que consiste en promocionar el automóvil desde soportes publicitarios ubicados en estaciones de tren, autobuses o en la carrocería del transporte público.

Sería difícil imaginar que en un concesionario de automóviles se promocionaran servicios de transporte público.

En este caso se trata de un autobús de la empresa municipal de transportes de Madrid.

El coche que se publicita desde el bus es además un gran todo-terreno y como tantas otras veces las emisiones y el consumo están en letra muy pequeña.

22675138334_5b16a7454e

Estamos asistiendo estos últimos días a un tremendo despliegue de medios de la empresa Cosmos para intentar ganarse la confianza de las vecinas y de los vecinos de Córdoba, confianza que han perdido sobradamente después de tantos años de brutal contaminación y de anteponer los intereses mercantiles de la empresa al supremo interés ciudadano por la salud, por respirar un aire limpio.

Una vez que la propiedad de la fábrica ha constatado la firme voluntad de esta ciudad para impedir la incineración de residuos en el horno de la fábrica y a la vista del compromiso de los partidos representados en el pleno del Ayuntamiento de declarar fuera de ordenación el emplazamiento de la cementera –declaración que impedirá hacer ampliaciones en la fábrica o modificaciones en sus instalaciones, impidiendo en consecuencia la incineración-, Cosmos ha puesto en marcha una campaña de comunicación y de penetración social muy bien orquestada que pasa por aparecer de forma preferente en los medios de comunicación, por invitar a los colectivos afectados por la contaminación que la fábrica genera a visitar las instalaciones y por promover reuniones con los diferentes colectivos en las que se prestan a financiar alguno de los gastos propios de aquellos, es decir, subvencionar actividades ciudadanas.

Todas estas actividades responden a una estrategia de lavado de imagen y de acercamiento a los barrios para intentar fisurar la unanimidad que hasta ahora ha caracterizado a las movilizaciones por un aire limpio.

Queremos advertir a los diferentes colectivos de que en los encuentros que puedan mantener con la cementera se van a encontrar con profesionales perfectamente adiestrados que con un lenguaje técnico-científico intentarán demostrar que la actividad de fabricación de cemento y de incineración –técnica y jurídicamente se denomina coincineración- son absolutamente inocuas. (más…)

No a la Incineración de basuras

Esta semana se plantea el debate en Diario Córdoba sobre  la incineración de residuos en la cementera de Cosmos y sus efectos sobre la salud de la ciudadanía y el medio ambiente.

La pregunta planteada es: ¿Qué peso deben tener el empleo y la defensa del medio ambiente en el conflicto de Cosmos?

De momento en un sólo día el debate está animado y lleva ya nueve comentarios. Hoy las dos primeras noticias en local son dedicadas a la Incineración. La primera Ambrosio defiende limitar la actividad de Cosmos por “compromiso electoral” y la segunda la cementera pide conocer “los detalles” de la decisión.

La empresa continúa con el eufemismo de llamar “valorizar” a lo que es incinerar todo tipo de residuos.

Hace un par de días se inauguró oficialmente el Curso de la Universidad de Mayores de Córdoba con un ciclo de Conferencias sobre Cambio Climático patrocinado por la empresa  Votoramtin Cementos más conocida en Córdoba como COSMOS. Este curso fue coordinado por los profesores Carmen Galán Soldevilla y Juan José Aguilar Gavilán.

Resulta llamativo que una cementera que además pretende incinerar basuras en medio de la ciudad de Córdoba aproveche su patrocinio para dar una conferencia sobre la sostenibilidad de la fabricación de cemento.

La industria del cemento, al margen de incineraciones, es una de las principales responsables de las emisiones de CO2 junto con las empresas eléctricas. Las cementeras responsables de emitir 1kg de CO2 por cada kg de cemento fabricado nos hablan de sostenibilidad. La propaganda desinformativa que no cesa.

¿Hablarán también de dinero que han ganado con la venta de emisiones gracia a la generosa adjudicación de nuestro gobierno?

Por cierto que la conferencia inaugural del curso la daba el rector de la Universidad Internacional de Andalucía, Eugenio Domínguez, con un título tan difuso que desconozco de qué habrá disertado. Con una lección inaugural sobre ‘Cambio climático. Naturaleza y conceptos claves a cargo del catedrático de la Universidad de Córdoba y rector de la Universidad Internacional de Andalucía, Eugenio Domínguez Vilches ha quedado inaugurado el curso académico 2015-2016 de la Cátedra Intergeneracional ‘Prof. Francisco Santisteban’ de la Universidad de Córdoba.

He coincidido en foros de debate y conferencias con el profesor Domínguez y sus posturas eran en esencia negacionistas, desconozco si habrá cambiado su posición con los años.

Algunos aspectos mejorables en la Universidad de Mayores:

  1. Al margen de estas conferencias, este año 2015 y van muchos en el mismo plan, tampoco la Universidad de Córdoba ha realizado una convocatoria pública y libre para que se presenten proyectos de cursos o asignaturas para impartir en la Universidad de Mayores.
  2. El profesorado se repite año tras año. Nos encontramos docentes que llevan muchos años impartiendo clases en estos cursos sin que sepamos cual es la causa o el mérito de su presencia. No puedo juzgar que lo hagan bien o mal, simplemente empezaron de un modo discrecional en este cortijo y en el continúan.
  3. Muchos de los profesores que imparten clases además  tiene reducciones de carga docente lectiva debido a sus cargos de gestión en muchos órganos colegiados, como por ejemplo ser Decano, pero que aún así tienen tiempo para completar sus emolumentos dando estos cursos. Sería raro que en una empresa permitieran a sus ejecutivos que se dedicaran a otras tareas.
  4. Profesorado jubilado que tiene el privilegio de dar cursos a los mayores mientras a otros en activo no se les permite ni intentarlo.
  5. Cursos Nuevos. Este año sólo encuentro un curso nuevo a cargo del profesor Manuel Bermúdez Vázquez titulado “Filosofía ante un Mundo en Crisis”, desconozco como ha entrado a formar parte de este cortijo cerrado.

Actualmente tengo un amigo viviendo en la calle Cañada Real Mestas (junto al bar Las Delicias), esta vía fue arreglada hace unos meses, se asfaltó y colocaron una acera que no tenía pero sólo hasta un poco antes de llegar al bar Las Delicias.

El tramo restante que llega hasta el puente que cruza la vía del tren está sin acera, el arcén es muy pequeño y además todas las mañanas aparcan coches de la gente que desayuna o descarga mercancía en el bar, cuya terraza no deja ni siquiera pasar por el incómodo tramo de tierra irregular que está en pendiente.

Esto supone un riesgo muy grande para la gente (niños que van al colegio, padres y madres con carrito, ancianos andando despacio, etc.) que van o vuelven de Ciudad Jardín o de la barriada de la Electromecánica. El pequeño trozo sin acera obliga a las personas a invadir la carretera continuamente y esquivar coches, lo que genera un estado de estrés y peligro innecesario. Por la acera de enfrente es imposible pasar ya que las calles que confluyen en la rotonda no tienen un paso de cebra que posibilite esta segunda opción.

Sería conveniente tomar una solución urgente en este tramo que lo convierta en un itinerario peatonal seguro.

Más abajo podéis ver las fotos que me ha facilitado Manuel Garcés.




Un tema importantísimo vinculado a la movilidad es la hipertrofia de las infraestructuras en España. Somos el segundo país del mundo tras China en kilómetros de tren de Alta Velocidad y uno de los primeros de Europa en kilómetros de autovías de gran capacidad por habitante.

Desde Barcenas las sospechas se han confirmado, este modelo insostenible ha estado vinculado a la financiación de los partidos políticos.

Publico el último comunicado de Ecologistas en Acción sobre la autopista de peaje Madrid-Córdoba. Este comunicado ha sido publicado en Diario Córdoba.

Ecologistas en Acción denuncia que los criterios con los que se contruyó la AP-41, y que ahora están suponiendo una indemnización millonaria, no respondían al interés social, ni a necesidades del transporte. Así lo demuestran presuntamente varias donaciones recogidas en los papeles de Bárcenas.

Como es sabido, una sentencia del Tribunal Supremo dictada en 2011, obligaba al Estado a pagar una compensación a la concesionaria de la Autopista AP-41, Madrid-Toledo, porque la obra no pudo llegar hasta Montoro, Córdoba, como estaba inicialmente previsto. El motivo fueron varias declaraciones de impacto ambiental, que declararon inviable la obra por su grave afección al medio ambiente.

Pero conviene recordar que esta obra se realizó junto con otras cuatro radiales de peaje en Madrid. Todas ellas se han declarado en concurso de acreedores y están intentando ser rescatadas por el Estado, con un coste que puede superar los 3.500 millones de euros. Como denunció Ecologistas en Acción en su día, se trata de un caso escandaloso, en el que primaron los intereses de las constructoras frente a los de la población y el medio ambiente. Mientras se siguen aplicando duros recortes en prestaciones sociales, estas cifras resultan más que escandalosas.

Esto se ve muy claro en la AP-41, Madrid-Toledo. Se trata de una autopista que tiene solo el 11% del tráfico previsto. Costó 440 millones de euros. La concesionaria reclamaba 320 millones, por incumplimiento contractual: alegaban que la obra iba a llegar hasta Córdoba y el hecho de que concluya en Toledo les ha hecho perder rentabilidad. Finalmente se ha fijado una indemnización de 141 millones de euros. (más…)

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 80 seguidores