Cartel anunciador Parque Tecnológico Rabanales-21.

Con el scalextrix que han hecho en la carretera de Alcolea a la altura del polígono de las Quemadas se ha aprovechado para poner un gran cartel anunciando Rabanales-21.

Es curioso que hay equipamientos en Córdoba existentes durante años que carecen de señalítica para llegar, sin embargo, proto-equipamientos como el Parque Logístico, el aeropuerto o ahora Rabanales-21 la tienen. La propaganda se confunde con la información.

Hoy además leo en el Diario Córdoba que había asignados por la Junta de Andalucía casi 75 millones de euros  a la Torre de Poniente para el  presupuesto del año 2009. Cómo se puede engañar a la ciudadanía de esta manera si ni siquiera el proyecto de Innovación de la Torre ha salido a estas fechas publicado en el BOP.

Para este año próximo se asignan 13 millones de presupuesto. Al margen de que los políticos de la Junta intenten engañarnos cada año con los presupuestos no puedo sino alegrarme de que estos insostenibles proyectos fálicos como esta torre cada vez se retrasen más.

En otra entrada ya definí mi postura sobre la Torre de Poniente.

Griñan y la Torre de Poniente

Griñan y la Torre de Poniente

Mi columna de radio de hoy trata del nuevo skyline que la Junta de Andalucía quiere imponer en Córdoba, la denominada Torre de Poniente, y del silencio de la parroquia cordobesa ante un cambio tan grande en el futuro de nuestro urbanismo. En Sevilla sin embargo hay mucho movimiento respecto a la Torre CajaSol.

La torre de 16 plantas a la que se trasladarán cinco delegaciones de la Junta  rompe el consenso de un urbanismo sostenible que respete lo contemplado en el PGOU de Córdoba, 6 plantas y rasante.  Este edificio, que de construirse será el más alto de la ciudad, alcanzaría los 56 metros de altura, uno más que la torre de la Mezquita, el simbólico techo hasta el momento de la capital cordobesa.

¿Por qué se empeña la Junta en imponernos a los ciudadanos un rascacielos en una ciudad que ha conservado un skyline casi uniforme salvo tropelías franquistas?

Mi posición es contraria a este modelo urbanístico, que so pretexto de limitar el consumo de suelo, crear hitos de referencia o ‘traer la modernidad’, no hace sino meter a una ciudad singular como Córdoba en el saco de las ciudades impersonales que lucen edificios clónicos, distribuidos por los grandes estudios de arquitectura.

Hay que remarcar que si millones de personas en todo el mundo sueñan con venir algún día a Córdoba no es para ver las torres que ya tienen en sus anodinas ciudades de origen, sino para encontrar una línea del horizonte abierta y diáfana, en la que la silueta de la Sierra es el hito de referencia.

Desde esta columna hago una oferta a la Junta de Andalucía que en vez de construir esta torre de Poniente recupere la Escuela de Ingenieros Agrónomos(ETSIAM), que es un edificio además protegido, y trasladar allí sus delegaciones, zona que por otra parte carece del tráfico  saturado  existente en la zona de Arroyo del Moro.

Y me despido animando a los ciudadanos de Córdoba, el proyecto de la Torre de Poniente está en información pública es el momento de que manifesteis vuestra apuesta por un urbanismo sostenible.

Griñan y la Torre de Poniente.

Griñan y la Torre de Poniente.

Ayer me enteré que los funcionarios de Hacienda y de la Agencia Tributaria de Córdoba tienen una cochera de dos plantas con capacidad para más de cien coches en la oficina de Gran Capitán, en pleno centro de Córdoba, una zona cada vez más peatonal. Están por tanto disponiendo de un aparcamiento público para un uso restringido privado.

Ahora la Junta de Andalucía va a construir una torre para albergar dependencias administrativas, la Torre de  Poniente, y va a dedicar más de trescientas plazas de garaje para que las personas que trabajen en ese edificio aparquen comodamente. La Junta de Andalucía está gastándose el dinero público de todos los contribuyentes en pagar unas cocheras para uso privado, puesto que los funcionarios van a guardar ahí sus coches particulares.

Me parece una autentica estafa que entre todos los ciudadanos tengamos que pagarle el estacionamiento a estos trabajadores. Se trata claramente de aparcaderos pagados con fondos públicos para uso privado. Este edificio por otra parte es idea de un arquitecto Guillermo Vazquez Consuegra que recientemente reivindicaba en el diario El País un buen uso de los espacios públicos en la ciudad, invadidos por los veladores de los bares.

Por otra parte el mensaje que está dando la Junta de Andalucía es la promoción del transporte en coche privado. Ven a trabajar en coche que te voy a dar una plaza gratis total para que metas tu vehículo y no vas a tener ningún problema para aparcarlo.

También sale a la luz en prensa en noviembre del 2011 que los funcionarios de Hacienda tienen un aparcadero gratuito en pleno centro y que hay que fastidiar la circulación peatonal por el Bulevard Gran Capitán para que ellos puedan aparcar gratis total.