Estamos en vacaciones y ordenando papeles me encuentro cartas al director que envié a algunos medios de comunicación y que jamás publicaron. Por entonces era muy raro disponer de un blog para publicar aquello que los medios censuraban.

Ésta la escribí en noviembre del 2004, incluso se la mandé a la revista de Colega y tampoco la publicaron.

La carta que sufrió una total ignorancia era ésta:

El pasado mes de noviembre se celebró en Madrid el VI Congreso de Católicos y Vida Publica en Madrid, donde participaba lo mas granado del conservadurismo católico español.

Por supuesto en este congreso no participaron como ponentes Tamayo o Miret Magdalena o Peces Barba, pero sí podiamos encontrarnos a Jaime Mayor Oreja, Eugenio Nasarre o Rouco Valera. En uno de los últimos días del congreso fue el famoso Sr. Butiglione y fue encendidamente aplaudido en su defensa del único posible matrimonio heterosexual.

Los patrocinadores del congreso fueron las marcas Citroen, Cajasur, Cope, Iberdrola y Telefónica.

Vivimos en un mundo donde la sociedad nos considera primeramente consumidores. Como consumidores creo que debemos protestar y quejarnos ante estas empresas que subvencionan a sectores de la iglesia tan intolerantes con los derechos de los homosexuales.

Así por ejemplo Citroen es una marca francesa, la patria del laicismo, no entiendo como patrocinan a los sectores menos renovadores de la religión católica.