45752691334_2515e5edcc_c

Puesto de Caracoles en Agrupación Córdoba esquina Ronda Marrubial(2019) Un océano de veladores. Este año el ayuntamiento solamente permite ocupar 40 metros cuadrados.

Ya hemos hablado anteriormente en este blog sobre los problemas en el espacio público que generan los abusos de los puestos de caracoles en Córdoba.  Si ya tenemos durante todo el año que sufrir los abusos con los veladores que generan algunos establecimientos de hostelería, pues dos huevos duros.  El Consejo del Movimiento Ciudadano(CMC)  se reunió el pasado martes 22 de enero para tratar este tema.

Primeramente Bellido se rie de la Participación Ciudadana:

Según leemos en Cordopolis el Consejo del Movimiento Ciudadano respecto a la convocatoria de puestos de caracoles para 2020, con instalación de veladores, ha acordado por unanimidad mostrar su desacuerdo porque el Ayuntamiento este año haya decidido los puestos a instalar (al parecer 43) y no se hayan remitido al Consejo para que informe sobre los mismos, “como ha venido pasando los tres últimos años, lo que evitó conflictos vecinales innecesarios”.

Exif_JPEG_PICTURE

Puesto Caracoles Torre Malmuerta en Avenida Ollerías. Gran impacto visual sobre el monumento.

EL CMC no está en contra de los puestos de caracoles pero ve competencia desleal por no cumplir las reglas que tienen que cumplir los demás hosteleros durante todo el año:

El Consejo del Movimiento Ciudadano apoya esta tradición cordobesa solicitando que se mantenga como “puesto de caracoles” evitando su “deriva” hacia negocios de hostelería, “cada vez más permanentes y que generan competencia desleal”. “Los casi cuatro meses que ya funcionan los convierte no en puestos esporádicos, sino en instalaciones fijas discontinuas que deben reunir todas las condiciones exigidas a los negocios estables de hostelería”, señala el Consejo.

Está claro en la normativa que no se pueden ocupar más de 40 metros cuadrados con veladores:

Respecto a la instalación de veladores, el Consejo del Movimiento Ciudadano requiere que se cumpla la ordenanza al respecto con la interpretación acordada en la Mesa de Veladores por todas las partes, al igual que se debe hacer con los negocios hosteleros estables.

En este sentido, hay que controlar el tipo de carpa o toldaje que se instale, el horario de funcionamiento, la extensión máxima a ocupar (40 metros cuadrados, no más de 12 veladores) y el respeto al mobiliario público, zonas verdes, fuentes, las normas de accesibilidad, …”, exponen.

48190107776_2889887c8d_c

Océano de Veladores delante de la estación de autobuses.

Piden una labor de Inspección:

Para ello, es necesario desarrollar, durante toda la campaña, una labor de inspección sobre los puestos de caracoles y los veladores anexos por parte de disciplina urbanística y Policía Local para asegurar que se atienen a la autorización concedida. Asimismo, hay que exigir que se muestre públicamente el terreno que se le autoriza para veladores y la disposición de los mismos mediante un cartel con todos los detalles necesarios, concluye el comunicado.

45752691334_2515e5edcc_c

Puesto de Caracoles en Agrupación Córdoba

Me han publicado este artículo de Opinión en Diario Córdoba.

Este fin de semana pasado acaban de desmontar los puestos de caracoles.

El fenómeno de la ocupación excesiva por los veladores de las zonas peatonales y aceras es un problema grave en muchas ciudades con importante patrimonio: Córdoba, Sevilla, Florencia, Budapest, Granada, Cartagena, etc. Algunos autores llaman a este fenómeno “Bar City” frente al deseado “Smart City”.

Además de esta ocupación ya de por sí excesiva, nos encontramos  con que desde el 27 de febrero hasta mediados de junio  este escaso espacio peatonal disfrutable por la ciudadanía va a ser aún más reducido debido a la implantación de 41 puestos de caracoles con sus respectivas instalaciones y numerosos veladores.  Veladores que cada año tienen más y más mesas, creciendo exponencialmente. En su tiempo los puestos eran una estructura mínima, hoy son grandes terrazas de primavera-verano que ocupan enormes superficies del espacio público.

La accesibilidad del peatón ha estado  también en el punto de mira de un informe del Defensor del Pueblo Andaluz realizado en 2014. Para el Defensor del Pueblo Andaluz(2014) resulta urgente e imprescindible efectuar evaluaciones o auditorías sobre la seguridad y accesibilidad  de los espacios destinados al tránsito peatonal. El creciente envejecimiento de la población en Europa  está convirtiendo la accesibilidad del entorno en una de las prioridades en las políticas de movilidad de las administraciones tanto a nivel estatal como municipal.

Para Ramón López de Lucio no son las terrazas per se lo que constituye una invasión del espacio público, sino que “se haya incrementado tanto este porcentaje de ocupación”. El catedrático evidencia que “antes se colocaban en verano y eran cuatro mesas que se quitaban en media hora. Ahora están todo el año y se construyen con estructuras semirrígidas. Se han convertido en verdaderos recintos que acotan los espacios públicos de manera permanente”.

Por otro parte, el Pleno del CMC dio el visto bueno a los emplazamientos que tendrán los puestos de caracoles, aunque con matices en un par de ellos. El CMC exige que se aplique la norma de veladores y que haya un control. El movimiento ciudadano reclama la máxima accesibilidad, que no ocupen espacios peatonales, que no se conviertan en estructuras permanentes y que haya exigencias especiales en los que se instalan al lado de espacios protegidos.

No puede haber permisividad con un sector mientras se le aprieta los tornillos al que genera empleo durante todo el año. Los hosteleros están obligados a poner un esquema con la distribución de los veladores en la vía pública, en los puestos de caracoles  prima la ciudad sin ley.

¿Cada vez más, se privatiza más el espacio público  hasta cuando?

Los ciudadanos pagan sus impuestos también para transitar y pasear por la calle y sentarse si le apeteciera en el mobiliario urbano.

Actualmente las terrazas de los puestos de caracoles han sido casi seguro de  los veladores más grandes de la ciudad:

25 mesas. Avda. Libia junto Supermercado Deza, 50 mesas en Esquina Ronda Marrubial con Agrupación Cordoba, 30 mesas en Plaza Cruz de Juarez, 30 mesas enfrente de la estación de autobuses, etc.

Como daños colaterales podemos señalar muchos: Mesas que están ocupando el espacio público permanentemente en muchos casos sin ocupación alguna por los consumidores; estrechamientos y dificultades de transito en sitios muy colmatados como el puesto de la Plaza de Cruz de Juarez, etc.

Exif_JPEG_PICTURE

Puesto Caracoles Torre Malmuerta en Avenida Ollerías.

Es destacable el impacto visual  sobre  la Torre Malmuerta del puesto allí ubicado, un monumento nacional no puede estar acosado de esta forma, este puesto tiene alternativas mejores de ubicación, habría que trasladarlo a la prolongación de Flor del Olivo cercano al gimnasio GoFit. Lo de este puesto además ha tenido tintes surrealistas pues la Facultad de Trabajo tras cinco años de gestiones en la GMU consigue abrir una salida de emergencia y se encuentra con que los veladores tapan esta salida de evacuación, hubo que poner una denuncia.

39165299990_fd7b6a6643_c

Puesto de Caracoles Torre Malmuerta

Por tanto desde A Pata se solicita:

  • Más control sobre el inmenso número de veladores.
  • Un servicio de inspección de veladores que no se ha creado en estos cuatro años aunque es loable y transparente  que en la página de la GMU esté disponible por fin el listado de veladores con autorización para 2019 y los planos de muchos de ellos.
  • Mejora en la accesibilidad de los emplazamientos. Unificación de la ocupación de la vía pública en un solo organismo, ahora mismo los veladores están en la GMU, las cruces en Festejos y los caracoles en el Área de Seguridad.
  • Que se monten algunos puestos de caracoles en la calzada aunque haya que quitar aparcamientos o cortar calles pues no puede ser que los viandantes asuman todo el secuestro del espacio público. La parte automovilista tiene que asumir su cuota parte de solidaridad.