El coche como salón alternativo a la casa.

Algunos anuncios de automóviles destacan las ventajas ambientales de determinados modelos. Es el caso de los anuncios de vehículos híbridos, cuyos consumos son más reducidos. Sin embargo, también hemos detectado anuncios que resaltan, por su “consumo reducido”, modelos de automóviles que superan los 8 litros a los 100 Km (consumo mixto).

Por otra parte los usuarios de automóviles no solo demandan vehículos eficientes sino también el confort del vehículo, amplitud de asientos y de capacidad del maletero.

Esto conlleva a que muchos anuncios nos presenten los coches como si fueran una continuación del salón de la casa, una buena alternativa a la vivienda.

Con lo cual muchas de las ventajas conseguidas por la eficiencia del motor son perdidas debido a que estas prestaciones hacen a los vehículos más grandes y más altos.

En USA hay personas que no ven una mala situación el pasar mucho tiempo en el coche. La gente aprecia el tiempo pasado a solas en el coche debido a la privacidad que el vehículo proporciona y les permite escapar por un momento de su frenética vida.

El que a la gente le gusté pasar tiempo en su coche no es un problema en sí, pero sí se convierte en un problema medioambiental si consideramos la cantidad de energía usada y los gases de efecto invernadero emitidos

Anuncios

Anuncio donde se minusvalora a los usuarios del transporte colectivo. En este caso el tren de Cercanías.

El anuncio te está diciendo claramente que si te mueves en transporte público eres una persona rutinaria.

El lema es: “Elige una ruta, no una rutina.” Son muy pocas las campañas en defensa del transporte público, éste aparece frecuentemente en anuncios donde se nos venden otras mercancías, en este caso un whysky. Como mala práctica publicitaria bastantes anuncios fomentan el desprecio hacia el uso del transporte público.

El color azul, que es el que domina fuera del transporte público, se asocia con la naturaleza, la electricidad y la sostenibilidad. De manera que nos venden el transporte individual como lo más natural.

En muchos anuncios se fomenta un sentimiento de superioridad en los usuarios del automóvil frente a los que se desplazan en transporte público, como por ejemplo en esta campaña de la bebida  Fanta.

Podemos señalarlo como una mala práctica.

Frente a los intentos de las Administraciones Públicas de fomentar el uso del transporte público como forma de mejorar la calidad del aire en las ciudades, reducir la congestión y mitigar el Cambio Climático, desde la publicidad de esta bebida se minusvalora al usuario del transporte público.

El anuncio erosiona la labor que desde las Administraciones y desde las ONGs se realiza a favor del transporte público considerándolo como una alternativa de calidad y responsable frente al vehículo privado contaminante.

Seguramente, un publicista entiende mejor que nadie que una fugaz escena, de apenas un segundo, en la que se ve un autobús atestado de pasajeros sudorosos puede apuntalar una imagen peyorativa del transporte público urbano.

Aquí puedes encontrar un enlace a los Premios Sombra a la peor publicidad.

La Bicicleta usada en la publicidad de un vino.

La Bicicleta usada en la publicidad de un vino. Parece de alguien que está recorriendo el camino de Santiago.

Frente a otras ocasiones donde se considera al que usa la bicicleta como alguien marginal en este caso la tenemos asociada a una botella de vino de buen etiquetado. Podríamos considerarla tal vez una buena práctica publicitaria. Es de los pocos anuncios donde se atreven a asociar la bicicleta con un producto de cierta categoria.

A pesar de el denominado “estigma” impuesto socialmente y publicitariamente a los que no usan el coche, encontramos algunos lugares (Carse el al, 2013) donde estudios cuantitativos que tienen como variable la estratificación socioeconómica de los usuarios, viajar en coche no está asociado a una posición económica alta. (más…)

Fuma lo más que puedas y de paso muévete en coche.

Publicidad Gas Natural Fenosa con motivo Día del Medioambiente.

La bicicleta se suele usar en la publicidad como sinónimo de calidad de vida o de hábitos saludables. Aquí tenemos un anuncio de una empresa energética con motivo del Día Mundial del medio ambiente, el 5 de junio.

Se trata de una bicicleta de clara vocación urbana, una bici de ciudad, y la chica no va vestida deportivamente sino que da a entender por su ropa que es una usuaria del vehículo como medio de transporte en la ciudad.

El entorno del fondo también son edificios, no se trata de un parque o de un camino rural como es habitual en este tipo de anuncios en algunos casos(publicidad BBVA bici).

Otro ejemplo de uso urbano de la mujer y la bicicleta lo podemos ver en este anuncio de la empresa constructora municipal Vimcorsa en tiempos del gerente Rafael Obrero.

Uno de los condicionantes que disuaden de la práctica ciclista son los aspectos culturales e ideológicos que influyen decisivamente en la elección del modo de transporte, o lo que se podría denominar como el factor de la mentalidad con la que se afrontan los desplazamientos urbanos.

La elección del medio de locomoción no está efectivamente restringida a un mero cálculo material basado en criterios como la rapidez, el coste, la comodidad o la seguridad, sino que además está influenciada por las formas culturales y las escalas de valores propias del individuo y de la sociedad en la que vive.

De hecho en grandes sectores la bicicleta sigue teniendo un estigma de medio de transporte de baja categoría o, en todo caso, propio de jóvenes deportivos o “ecologistas”.

Romper ese estigma es un objetivo imprescindible de cualquier política de promoción de la bicicleta con pretensiones realmente transformadoras. Es lo que los anglosajones conocen como “social stigma” La teoría del estigma fue desarrollado ampliamente por el sociologo Erving Goffman.

Promoción del Todoterreno en publicidad en mobiliario urbano en la calle.

Este anuncio lo he fotografiado en mi caminar diario desde casa a la estación de tren para ir a Rabanales. Pensaba que con esto de la crisis ibamos a tener menos anuncios de estos coches caros de comprar y de mantener pero suele haber bastantes promociones publicitarias de los Todo-Terreno. Las emisiones de CO2 se siguen poniendo en un tamaño de letra muy muy pequeña. Destaca que el coche te ayuda a dejar huella, a destacar, sobre todo huella ecológica.

Publicidad BBVA Bicicleta.

El BBVA nos facilita un préstamo para la compra de una bicicleta ensoñadora, ideal para recorrer parques y senderos en pantalón corto en vacaciones y con nuestra compañera al lado. Quien lleva y usa bicicleta es además EL.

Una vestimenta cómoda y deportiva, una bicicleta de diseño vintage.

¿Para qué utilizamos esta bici según BBVA?

Para dar largos paseos por el campo, para relajarnos en vacaciones, etc.

¿Para qué no usamos la bici según BBVA?

Pues para movernos por un carril bici urbano, para desplazarnos en la ciudad inmerso en el tráfico cochista, para ir ambos dos en grupo montados en bici a algún evento o al trabajo, etc.

De nuevo tenemos publicidad donde el concepto de la bicicleta que se transmite está bastante alejado  de un vehículo de transporte. Juan Merallo publicó hace ya tiempo un artículo en la difunta revista Sin Prisas donde se ponían ejemplos de esa imagen irreal que de la bicicleta se expone en una gran parte de la publicidad.