Para EQUO no está justificado el interés público de ese proyecto que pone en riesgo el patrimonio arqueológico de la ciudad y promueve aún más el uso del coche particular.

El coportavoz de EQUO en Córdoba, Diego Rodríguez, ha presentado esta semana en nombre de dicha organización política un amplio pliego de alegaciones contra la modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Córdoba (puedes consultar el texto de la Innovación aquí) que pretende introducir un nuevo artículo en las normas urbanísticas en virtud del cual podría venderse el subsuelo público para construir aparcamientos.

En concreto, el gobierno municipal pretende que, a partir de los 1,3 metros por debajo del suelo de vías públicas, plazas y parques de la ciudad pueda desafectarse el carácter público del subsuelo para su venta a empresas y particulares con destino a aparcamientos privados.

El coportavoz de EQUO en Córdoba, Diego Rodríguez, ha presentado un amplio pliego de alegaciones contra la privatización del subsuelo público.

EQUO considera que este proyecto vulnera la normativa de ordenación urbana y la jurisprudencia que obligan a justificar específicamente la necesidad e interés público de las actuaciones privatizadoras para cada parcela concreta de terreno.

En cambio, el proyecto que tramita la Gerencia Municipal de Urbanismo tiene un carácter genérico e inespecífico, sin mencionar espacios concretos ni explicar las mejoras que esta modificación conllevaría para el bienestar de la población o el cumplimiento de fines de interés general. (más…)

Anuncios

Ha salido a información pública recientemente una Innovación del PGOU titulada “Artículo 10.1.4. de Normas Urbanísticas”, promovida por la Gerencia Municipal de Urbanismo de Córdoba (GMU)y publicada en el BOP de la provincia.

Bajo este título que puede despistar a cualquiera se trata de privatizar el subsuelo público del Ayuntamiento para poder construir cocheras y venderlas para siempre al propietario. De manera que se daría la circunstancia de que el suelo sería público pero el subsuelo privado.

En definitiva, se trata de permitir la comercialización pura y dura, es decir, vender plazas de aparcamiento a particulares en aparcaderos subterráneos construidos bajo suelo público, para así solucionar un supuesto problema con el que se encuentran las iniciativas de VIMCORSA en la promoción de aparcaderos públicos en la ciudad.

Este supuesto problema se argumenta por la Gerencia de Urbanismo diciendo que la gente no está dispuesta a entrar por el sistema de adquisición de plazas de aparcamiento en suelo (o subsuelo) público por el procedimiento de concesión administrativa por un período máximo de 75 años, etc… La solución vendría por ofrecer plazas en propiedad, pero eso no es posible cuando la naturaleza jurídica del suelo es de “dominio público”.

Así, si se construye un aparcamiento subterráneo bajo una plaza, calle, avenida, espacio libre, etc -que son suelos de “dominio público”- no se pueden vender plazas de aparcamiento, sino a lo sumo cederlas por una cantidad económica durante un período máximo de 75 años. Aquí se tiene en cuenta el concepto, tradicionalmente aplicado en el urbanismo, de que el subsuelo que existe bajo el suelo de dominio público también tiene la misma naturaleza, es decir, dominio público, y como tal no puede enajenarse (venderse, para entendernos). (más…)