Nucleares.

Magnifico libro sobre la trayectoria de Pedro Costa donde durante casi 600 páginas nos cuenta en primera persona su trayectoria como ecologista involocrado en diferentes frentes: el surgimiento del movimiento antinuclear español, la defensa del litoral y finalmente la influencia de los Campos electromagnéticos producidos por diferentes fuentes de emisión.

Una lectura ideal para este verano donde enterarnos de la historia del movimiento ecologista desde el franquismo hasta nuestros días. Imprescindible para conocer la presión de las grandes empresas energéticas sobre el territorio y sus gentes y la connivencia de muchos partidos políticos, alcaldes, técnicos, etc.

Resulta increíble pero uno comprueba en el libro los proyectos tan demenciales de centrales nucleares que se proponían en aquella época: “Las centrales previstas en Tarifa y Almonte nucleares para el Estrecho y Doñana. En Tarifa se quiso instalar la primera de las tres nucleares solicitadas por Sevillana de Electricidad. Las otras serán las de Almonte (Huelva) y la de Valdecaballeros (Badajoz), ésta compartida con Hidroeléctrica Española. En los tres casos cada central disponía de 2 reactores.

El lugar elegido era la ensenada de Bolonia, al poniente de Tarifa, en una finca llamada El Lentiscar junto a las ruinas de Baelo Claudia. La solicitud se publicó en el BOE de 14 de diciembre de 1973. El emplazamiento en Bolonia chocaba tanto que hasta el pronuclear diario ABC dudaba de la conveniencia del sitio para poner una nuclear en 1977 la central de Bolonia se completaba en el mismo arco suratlántico con la de Almonte situada en los mismos límites del Parque Nacional de Doñana. (más…)

Anuncios