Libro Naomi Klein.

“Esto lo Cambia Todo. El Capitalismo contra el Clima” de Naomi Klein. Editorial Paidós. Barcelona. Marzo 2015. La edición original en inglés es del 2014.

Una década y media después de publicar “No logo” aparece este libro de Klein.

Destaca en el libro que se ha hecho una investigación profunda de ciertos temas relacionados con la economía y los combustibles fósiles, o sobre el denominado imperativo del crecimiento. Naomi Klein se incorporó a la junta directiva de 350.org ya en 2011.

Una buena parte del libro se dedica a las protestas contra el extractivismo, por ejemplo la campaña de protesta contra el oleoducto KEYSTONE XL, o el movimiento por la desinversión en combustibles fósiles.

El argumento clave de la autora para detener el volcado de CO2 a la atmósfera es la justicia climática.

El libro enfoca el problema del cambio climático desde varias perspectivas. Desde el miedo de los neoliberales a que sea tomado en serio el Calentamiento Global pues llevaría consigo políticas planificadoras a nivel mundial que irían en contra del capitalismo salvaje.

Otro tema que trata es el extractivismo, cuyo paradigma es la casi destrucción total de la isla-país Naurau.

El Extractivismo, concepto que manejan los politólogos, nació para calificar aquellas economías basadas en obtener de la tierra cuantas más materias primas, mejor, normalmente para su exportación a las potencias coloniales.

Hoy en día gobiernos de todas las ideologías incluido el de Susana Díaz en Andalucía con su promoción minera, se adhieren a este modelo de agotamiento de los recursos como ruta hacia el desarrollo, y esa es la lógica que el cambio climático pone profundamente en cuestión.

El Extractivismo es una relación no recíproca con la Tierra que está basada en la dominación: se trata simplemente de tomar sin dar nada a cambio.

El Extractivismo está directamente conectado con la noción de “zonas de sacrificio”; esto es lugares que, más allá de su utilidad lucrativa, no importan a sus extractores y pueden ser envenenados, apurados o simplemente destruidos.

Otro capítulo lo dedica al colaboracionismo de ciertas organizaciones ambientalistas de USA con las grandes empresas petroleras o gasísticas.

Interesante es el capítulo titulado “No hay Mesías que Valga. Ningún multimillonario verde nos va a salvar”. Describe un supuesto proyecto lanzado por Richard Branson, el extravagante fundador de Virgin Group, que posee las famosas líneas aéreas Virgin Airlines. Naomi Klein disecciona minuciosamente el proyecto de Branson titulado “Virgin Earth Challenge”, un premio de 25 millones de dólares para un invento capaz de extraer de la atmósfera 1000 millones de toneladas de carbono al año.

También se comprometía Branson a gastar 3000 millones de dólares a partir del 2006 en el desarrollo de biocombustibles alternativos al petróleo y gas que movieran su flota de aviones. Finalmente todo se quedó como detalla Naomi en un anuncio publicitario para blanquear la imagen de la contaminadora aviación comercial.

El capítulo 8 también es de los más interesantes: “Tapan el Sol. La solución a la contaminación es… ¿más contaminación?”. Soluciones de geoingeniería para disminuir la radiación solar en superficie enviando materiales a las capas altas de la atmósfera semejantes a los que expulsan los volcanes. Aparte el desconocimiento sobre el uso a gran escala de estas técnicas en la atmósfera, algunos escenarios futuros señalan que estas intervenciones podrían producir grandes sequias en ciertos países.

El capítulo 9 es “Blockadia. Los nuevos guerreros del Clima.” Blockadia, concepto que denomina a todas esas personas cuyas vidas ya se ven afectadas por la desestabilización climática y que están plantando cara al capitalismo extractivista. (más…)

Anuncios