Según informa EFE “el ministro español de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, dijo en Nueva York, que su país tiene que “aprender la lección de lo que ha sucedido en Japón” y aseguró que por ahora no se pueden cerrar centrales nucleares en España porque aportan cerca del 20 % de la energía nacional.”

Según el último informe elaborado por el ministerio de Industria “La energía en España 2009”, esta afirmación no sólo no se corresponde con la verdad sino que significa una tergiversación interesada en pleno debate nuclear.

Como se sabe, la energía nuclear sólo tiene aplicación energética en la generación de electricidad. Según el informe del ministerio, la electricidad supone el 21,5% de la energía final consumida en España. A su vez, el papel de la energía nuclear en la generación de electricidad sólo fue del 17,8%. Una simple multiplicación, nos dice que la energía nuclear apenas representa el 3,83% en la satisfacción de los consumos de los ciudadanos y empresas españolas. Si además tenemos en cuenta que debido a la poca flexibilidad de las nucleares, ha habido días en los que ha habido que desconectar molinos eólicos que estaban generando energía, su peso aún se podría reducir más.

En términos de energía primaria, que incluye las pérdidas en generación y distribución, la nuclear llega a representar el 10,5% del total de la energía utilizada en España. Esta diferencia demuestra a su vez la escasa eficiencia de dicha energía, ya que para obtener una satisfacción final del 3,83% su requerimiento se multiplica 2,5 veces.

Tercer aniversario del cierre de la central nuclear de Zorita.

La electricidad que exporta España es tres veces superior a la producción de Garoña.

Greenpeace exige el cierre de la central ya que el sistema eléctrico español puede asumirlo sin problemas, igual que hizo con el de Zorita. España exportó en 2008 una cantidad de electricidad equivalente a la producida por tres centrales nucleares como la de Garoña. Los intercambios internacionales de electricidad registraron en 2008 un saldo exportador de 11.221 Gigawatios-hora (GWh), un 95% superior al de 2007, según datos de Red Eléctrica Española (REE).

La comparación de esa cantidad con la producción eléctrica media de Garoña en los últimos años (3.837 GWh en 2006; 3.478 GWh en 2007; 4.021 GWh en 2008), evidencia que nuestra capacidad de exportación de electricidad es tres veces superior a la producción de electricidad anual de Garoña.

Por su parte, la contribución energética de Garoña al balance eléctrico nacional es marginal y está sobradamente compensada por la aportación de las energías renovables. Así, la aportación de esta central al sistema eléctrico en 2008 equivalió al 1,43% sobre el total de generación neta de electricidad de ese año (que fue de 279.868 GWh).

Las energías renovables aportaron en 2007 un 23% del total de la electricidad generada. La energía eólica produjo por sí sola un 11% de la electricidad en 2008. La contribución de las renovables en 2007 (último año con datos completamente desglosados por parte de REE) fue de 62.081 GWh, un 9,61% superior a la del año anterior (5.969 GWh más). Simplemente esos 5.969 GWh de incremento de la producción de electricidad renovable en 2007 con respecto al 2006 suponen casi el doble de la aportación anual de Garoña ese año.

“El cierre inmediato de Garoña no implicará ningún quebranto al sistema eléctrico español. De hecho, las energías limpias, seguras y menos costosas, permiten ya asumir la clausura y la sustitución progresiva de las demás centrales nucleares”, ha declarado Juan López de Uralde, director de Greenpeace España, que además, se ha preguntado “¿Quién echa en falta la producción eléctrica de Zorita? Nadie se acuerda de ella. Igual que sucederá con Garoña”.

El sistema eléctrico español tiene capacidad suficiente para asumir el cierre inmediato de Garoña, algo ya ampliamente reconocido en el partido socialista, como se desprende de las declaraciones en ese mismo sentido realizadas recientemente por el Secretario de Medio Ambiente de la Ejecutiva Federal del PSOE, Hugo Morán. Además, coincide con el compromiso electoral del Zapatero de cerrar las centrales.

Garoña, inaugurada en por Franco en 1971, es la única central de primera generación en España. Su reactor está “fuera de normativa” ya que no cumple con los estándares de seguridad que se exigen internacionalmente en la actualidad.

Greenpeace recuerda que la viabilidad técnica y económica de un sistema de generación eléctrica basada al 100% en energías renovables, que nos permitiría luchar de forma eficaz contra el cambio climático al tiempo que se abandona la energía nuclear, es un hecho ya comprobado científicamente y que las centrales nucleares son un gran obstáculo para el despliegue a gran escala de las energías renovables.

Protocolo de Kioto cumple cuatro años.

Protocolo de Kioto cumple cuatro años.

El Protocolo de Kyoto cumple años, y ya son cuatro los años que han pasado desde que entrara en vigor (el 16 de febrero del 2005) este pacto que surge de la preocupación internacional por el calentamiento global.

Se trata de un acuerdo multilateral que tiene por objeto reducir las emisiones de los gases que provocan el calentamiento global. Mientras que la comunidad científica mundial ha confirmado que la actividad humana está detrás del calentamiento global y que el secretario general de la ONU hace un llamamiento a los políticos, el Gobierno Andaluz sigue con su política irresponsable frente a lo que será, junto al techo del petróleo, uno de los mayores retos del siglo XXI.

Ya basta de anuncios mediáticos, manitas de Manuel Chaves con Al Gore, simulacros de participación social y sostenibilidad de boquilla. Las políticas diarias como el AVE, la desaparición del ferrocarril, la ingente construcción de autovías, el derroche energético, etc contradicen las pocas medidas de escaso calado contenidas en el Plan Andaluz de Acción por el Clima (PACC). Acuerdo de 5 de junio de 2007, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el Plan Andaluz de Acción por el Clima 2007-2012: Programa de Mitigación (BOJA de 26 de junio de 2007).

El famoso comité de sabios de seguimiento del PACC al que pertenece la compañera de la UCO Carmen Galán no da señales de vida. Entre las medidas del PACC estaban los proyectos de Educación Ambiental sobre Cambio Climático, que se convocaron únicamente en el año 2007, por cierto con gran éxito: más de 200 solicitudes y solamente se concedieron 17 proyectos.

No se ha vuelto a saber más de esta convocatoria de proyectos que era una de entre más de cincuenta medidas que incluía el plan de Acción del PACC .

Mientras Ban Ki-Moon apela a los gobiernos locales a realizar acciones concretas en contra del cambio climático, la actuación del Gobierno andaluz es de una irresponsabilidad gravísima frente a una emergencia mundial que hace peligrar la paz, la justicia y la solidaridad entre generaciones.

Acción más destacable del Gobierno Andaluz para cumplir Kioto.

Acción más destacable del Gobierno Andaluz para cumplir Kioto.

El próximo jueves 29 de enero tendrá lugar en el IES Antonio Gala de Palma del Río un interesante debate con el título de “Alternativas energéticas en el siglo 21, un debate en torno a la energía nuclear”.

Intervendrán como ponentes:

D. Manuel Ibáñez Giner Ingeniero Industrial en Técnicas Energéticas por la ETSII de Barcelona, Jefe del departamento de Asuntos Nucleares de UNESA (Asociación Española de la Industria Eléctrica), colaborador del Foro de la Industria Nuclear Española y del Organismo Internacional de la Energía Atómica de la ONU.

D. Gerardo Pedrós, doctor en Ciencias Físicas y catedrático y secretario del Departamento de Física Aplicada en la Universidad de Córdoba. Experto en Física de la Atmósfera, Energías Renovables y en Movilidad Sostenible. Miembro del Seminario de “Comunicación y Cambio Climático”del CENEAM (Ministerio de Medio Ambiente) y representante en el Consejo General de Greenpeace-España.

La actividad está organizada por el departamento de Física y Química y se encuadra dentro del curriculum de la nueva asignatura obligatoria del bachillerato “Ciencias para el Mundo Contemporáneo”. A ella asistirá obligatoriamente el alumnado de los grupos B y D de 1º de bachillerato.

Energia Solar.

Energía Solar.

En cuanto a las nucleares, tenemos un gran reactor nuclear que es el sol y disponemos de toda la tecnología para utilizarlo a nuestro favor, así que no veo la pertinencia de mantener este tipo de energía que implica tantos riesgos.

Los agrocombustibles pueden ser una solución parcial cuando provengan de residuos forestales y agrícolas, pero no cuando requieran para su cultivo tierras fértiles, en detrimento del cultivo de alimentos.

(María Novo)

A cuatro días de la celebración del Día de la Tierra, el próximo sábado 26 se cumplen 22 años del mayor accidente de la industria nuclear.

Los últimos sucesos de la central de Ascó demuestran la actitud negligente y despreciativa con la ciudadanía de las empresas que gestionan las centrales, anteponiendo el rendimiento económico a la salud de los habitantes cercanos a la misma.

Es buen momento para recordar también que nuestro país estuvo a punto de sufrir un accidente de la misma magnitud tres años después en una central, Vandellos 1, de tecnología similar Uranio-Gas-Grafito y que obligó a cerrar y desmantelar esta central; y momento también para volver a poner sobre la mesa la necesidad de cerrar el parque nuclear español.

Hace 2 años se clausuró la central más antigua de nuestro país, Zorita, que ha cumplido 37 años, la más joven Trillo cumplirá el 6 de agosto, vaya fecha también, 18 años. Hasta hace poco se calculaba la vida media de una central nuclear en 30 años.

Según señala el portavoz Pedrós, Los Verdes tienen la certeza de que las empresas eléctricas españolas realizaron sus cálculos de beneficios teniendo en cuenta este dato.

Se hace necesario fijar un plan para el abandono definitivo de las centrales nucleares en nuestro país, pues el funcionamiento del mismo no cesa de originar residuos radiactivos de solución imposible y situaciones de riesgo inadmisibles. Si bien ese cierre debiera de ser ordenado, empezando por las de más riesgo.

Una buena propuesta sería fijar para todas ellas el limite que en la actualidad fija su autorización de explotación actual y que expira para la última el 16 de noviembre del 2014, al alcanzar los 26 años de conexión a la red eléctrica.

Este plan debería de ir acompañado de proyecto más ambicioso de despliegue de las energías renovables con presupuestos, ¿porqué no?, similares en cuantía a la cantidad que por la moratoria nuclear y la adecuación de costes a la transición a la competencia.

En estos momentos en que sectores interesados han afirmado que las nucleares serían útiles para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero, responsables del Cambio climático, hay que afirmar que esto no deja de ser una barbaridad, pues las centrales no pueden construirse al ritmo que esta función demanda, ni pueden sustituir al petróleo en el transporte, ni las reservas de uranio son tan elevadas y el riesgo inadmisible.

Vale recordar que Córdoba soporta el único cementerio nuclear y centro de tratamiento de residuos de baja y media actividad de España y que se pretende multiplicar por cinco la actual capacidad para enterrar en él a todas las centrales de nuestro país.

En estos días se esta decidiendo también donde colocar el Almacenamiento Temporal Centralizado, ATC, para residuos de alta actividad, ATC que tendrá una vida media de unos 20 años según afirma ENRESA, y que daría tiempo para la construcción de un agujero, Almacenamiento Geológico Profundo, AGP, en el que se supone que estos residuos estarán aislados de los ecosistemas y del ser humano ¡¡ un millón de años!! tiempo que la prestigiosa revista Scientific American estima necesario para que pasen a ser inocuos.