37039293353_23ca6f284a_b

Usando imágenes de árboles en los anuncios, los managers de las empresas extienden el valor simbólico positivo de los mismos a sus compañías.

Incluyendo sus cualidades positivas: Fuerza, resistencia, longevidad, vitalidad, vida, crecimiento y futuro.

Además como los árboles constituyen uno de los símbolos más tangibles de la naturaleza, las empresas tienden a parecer, a mostrarse como amigas de los árboles, no dañando los árboles: Una compañía amable con los árboles debe ser una compañía friendly con nosotros y con el medioambiente.

37039292613_b7aa53fc3a_z

El Nuevo Passat es tan Friendly que deja que se vean los árboles, casi no advertimos su presencia.

Las motivaciones que llevan a las empresas a montar campañas de siembra de árboles son similares a las que llevan a los ayuntamientos de algunas ciudades a tomar estas iniciativas.

3859002234_885561a1d0_z

Campaña Publicitaria de Universia y Fernando Alonso de Siembra de 7000 árboles.

Anuncios

Estamos en vacaciones y ordenando papeles me encuentro cartas al director que envié a algunos medios de comunicación y que jamás publicaron. Por entonces era muy raro disponer de un blog para publicar aquello que los medios censuraban.

Ésta la escribí en noviembre del 2004, incluso se la mandé a la revista de Colega y tampoco la publicaron.

La carta que sufrió una total ignorancia era ésta:

El pasado mes de noviembre se celebró en Madrid el VI Congreso de Católicos y Vida Publica en Madrid, donde participaba lo mas granado del conservadurismo católico español.

Por supuesto en este congreso no participaron como ponentes Tamayo o Miret Magdalena o Peces Barba, pero sí podiamos encontrarnos a Jaime Mayor Oreja, Eugenio Nasarre o Rouco Valera. En uno de los últimos días del congreso fue el famoso Sr. Butiglione y fue encendidamente aplaudido en su defensa del único posible matrimonio heterosexual.

Los patrocinadores del congreso fueron las marcas Citroen, Cajasur, Cope, Iberdrola y Telefónica.

Vivimos en un mundo donde la sociedad nos considera primeramente consumidores. Como consumidores creo que debemos protestar y quejarnos ante estas empresas que subvencionan a sectores de la iglesia tan intolerantes con los derechos de los homosexuales.

Así por ejemplo Citroen es una marca francesa, la patria del laicismo, no entiendo como patrocinan a los sectores menos renovadores de la religión católica.