Canal Sur para celebrar el Día de Andalucía emitirá a las 5 de la tarde una corrida de toros el 28 de Febrero desde Sanlúcar. El comunicado de prensa es demoledor “Presentación de la corrida de toros con motivo del Día de Andalucía”.

Somos muchos los andaluces que pensamos que la tauromaquia es una forma de tortura animal que va en contra del derecho a una vida digna de los animales no humanos. Año tras año tenemos que soportar que una de las esencias de la patria andaluza para la cadena pública de televisión de Andalucía sea un espectáculo sangriento en el cual no reconocemos a esa Andalucía innovadora y tolerante del siglo XXI.

En los últimos años ha descendido el número de peñas taurinas y el de aficionados a las corridas de toros. Por el contrario han surgido numerosas asociaciones que defienden los derechos de los animales ante la crueldad de algunas prácticas llevadas a cabo por los seres humanos.

Las corridas de toros son legalmente consentidas, pero son éticamente cuestionadas porque los animales deben tener el derecho a no ser maltratados ni torturados. Este hecho está recogido en Ley de Bienestar Animal de la Comunidad Europea y en ella está exento el toro de lidia por motivos estrictamente políticos. (más…)

Anuncios
Basta ya de Corridas sangrientas. Las Corridas buenas únicamente en la Cama.

Basta ya de Corridas sangrientas. Las Corridas buenas únicamente en la Cama.

De nuevo la televisión que pago con mis impuestos retransmite la tarde del 28 de febrero una corrida de toros para celebrar el Día de Andalucía. Sólo quiero recordar a Canal Sur que la tortura no es cultura, que los animales tienen derechos aunque en este país aún no los hayáis reconocido y que me dáis vergüenza.

O dejáis de subvencionar, retransmitir, amparar y fomentar el maltrato animal, o no me veréis más, ni a mí ni a toda aquella persona a quien pueda convencer.

¿Torturar animales en nuestra televisión autonómica es lo mejor que sabéis hacer para celebrar el Día De Andalucía? Yo prefiero celebrarlo como Blas Infante, un verdadero andaluz que, por cierto, respetaba a los animales y, en consecuencia, era antitaurino. Si levantara la cabeza también sentiría una mezcla de vergüenza y asco hacía Canal Sur.