Pongo aquí un artículo publicado en la Web de CONBICI ante la labor de propaganda del Diario “El País” a beneficio de la Directora de la DGT sobre el casco obligatorio en Bicicleta en ciudad.

1.-Alarmismo demagógico: El informe comienza diciendo que “el 70% de los ciclistas fallecidos en 2011 perdieron la vida por una lesión cerebral” La verdad es que, según los datos de la propia DGT, que pueden consultarse aquí, el porcentaje de ciclistas fallecidos por lesión cráneo-encefálica entre 2005 y 2010 (nosotros aún no conocemos los datos precisos de 2011) nunca pasó del 50%. Además, la mayoría de ellos (más del 75% todos los años) fallecieron en carretera, donde el casco ya es obligatorio. En los últimos años, los ciclistas fallecidos en ciudad por herida craneo-encefálica no han superado la decena ningún año, siendo inferior a 5 en el periodo 2008-2010 (no olvidemos que lo que la DGT pretende imponer ahora es al casco obligatorio en ciudad).

2.- Torpeza: El artículo afirma que “el 37% de los ciclistas que murieron en 2012 no llevaban casco”. Es decir, que el 63% sí llevaba casco. No es demagógico decir esto, porque la mayoría de los ciclistas en España no lleva casco (no es obligatorio en ciudad), así que lo que indica la cifra del 37% es que la mayoría que no lleva casco tiene menos riesgo de muerte (37% de fallecidos) que la minoría que si lo lleva (63% de fallecidos). Evidentemente, la explicación es que los ciclistas de carretera (que mayoritariamente llevan casco) están sometidos a mayores riesgos que los de ciudad. Curiosamente, la DGT no plantea ninguna medida para mejorar la seguridad de los ciclistas de carretera.

3.- Falsedades injustificables: “Aunque ni las fuentes hospitalarias ni las policiales diferencian entre las víctimas mortales que llevaban o no casco y entre las que sufrieron el siniestro en ciudad o en carretera”. Esto es simplemente falso, como puede verse en los informes anuales de la DGT y en los datos más pormenorizados que aparecen aquí. (más…)

Anuncios

Nuevas tareas para la concejala de Movilidad y Defensora de la Bicicleta en el Ayuntamiento de Córdoba, Ana Tamayo. Según leo en el BOP también le toca ahora incrementar su trabajo con el área de Igualdad y Mujer.

Se anunció en prensa que el lunes 3 de junio se empezaría a sancionar con la cámara de la calle San Fernando.

Tenía que ocurrir y ocurrirá tras la Feria. En concreto, el lunes tres de junio. La cámara situada en Diario de Córdoba que controla el acceso al eje de la calle de la Feria (San Fernando) empezará a usarse de forma exhaustiva en cuanto concluya la fiesta y se ponga fin al plan especial de movilidad establecido por el Ayuntamiento para los nueve días de celebraciones en El Arenal.

El Consistorio conectó el dispositivo a principios del mes de abril, tiempo en el que la cámara ha tenido un papel de mero control de aforo y de advertencia a los usuarios de que es necesario contar con un permiso emitido desde el Ayuntamiento para poder circular sin miedo a una multa que asciende a 80 euros de vellón.

Area restringida en calle Diario de Córdoba

El Ayuntamiento ha emitido más de 4.000 pases, entre otros, a los que circulaban por la zona sin pase y eran fotografiados por la cámara aún dentro de la parte del Casco Histórico que da derecho a contar con un permiso.

Sin embargo hoy 4 de junio viene en Diario Córdoba que las sanciones se postergan una semana más.

Me entero también que ha tenido lugar un corte en la autovía con motivo de la feria que ha costado 22.000 euros. Son casi cuatro millones de pesetas gastados para un evento de una semana. ¿Qué objeto tendría este corte? Presumir de noria según Inmaculada Durán en prensa.

Otro artículo interesante dedicado al dinero público derrochado en el Norte de España para aeropuertos con un uso marginal: Euskadi, Navarra y La Rioja: cinco aeropuertos en un área del tamaño de Yibuti o Belize.

Aeropuerto Ciudad Real.

Por fin esta mañana la Directora General de la DGT, María Seguí, ha realizado su comparecencia en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados

Ante dicha comisión la directora ha explicado y defendido el reglamento que ha redactado, manifestando que en él se recogen viejas reivindicaciones de los grupos ciclistas y que se han tenido en cuenta sus peticiones. Por otro lado, ha defendido la “promoción” del casco ciclista (no ha llegado a decir en ningún momento obligación), asegurando que este es un debate que hay en muchos países y que está abierto.

Como sus propios datos de la DGT no le sirven, ha sacado, está por ver de dónde y cómo, los datos hospitalarios de víctimas del 2010, que según ella, revelan que más de tres mil setecientos personas han sufrido accidentes ciclistas, afirmando con énfasis que “la lesión más frecuente, fue un traumatismo cráneo encefálico”, para decir seguidamente “el 17% de ellos” sufrieron lesiones en la cabeza (ver aquí), produciendo de nuevo un confuso baile de cifras que la directora, una vez más, debería evitar.

María Segui comparece en el Congreso.

Los diputados realizaron diversas consideraciones y preguntas, pero la tónica general fue el rechazo a la obligatoriedad del casco que, curiosamente, la directora en ningún momento nombró como tal.

Sobre las preguntas, que fueron muchas, respondió sólo a algunas de ellas, pues el tiempo era limitado. A las alusiones que recibió sobre la posible inconstitucionalidad de redactar un reglamento presuponiendo un posterior cambio de ley no respondió. Tampoco al articulado que pretende regular el uso de la vía pública, lo que parece una clara extralimitación del reglamento. (más…)

Carril bici.

Con todo nuestro respeto hacia las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico, a propósito de su reciente comunicado conjunto con clubes de automovilistas y fundaciones ligadas a compañías de seguros:
http://www.europapress.es/nacional/noticia-asociaciones-victimas-automovilistas-aseguradoras-apoyan-uso-obligatorio-casco-ciclista-ciudad-20130514150708.html

Nos gustaría decirles que:

1.- Están confundiendo promoción con obligación de usar el casco ciclista.

2.- No entendemos por qué se mezclan con entidades que nada tienen que ver con el uso de la bicicleta ni con la prevención de accidentes ciclistas, como el RACC, el RACE o compañías aseguradoras.

3.- No entendemos como dan crédito, sin contrastarlos con los que tenemos los usuarios y resto de entidades, a estudios manifiestamente fraudulentos e interesados.

1.- Nadie se opone a la promoción y uso del casco ciclista como medida de protección voluntaria, pero a diferencia de una motocicleta, una bicicleta es un modo de transporte cuyo uso favorece el medio ambiente y la salud, hasta el punto de que antes de obligar a los ciclistas a usar casco habría que evaluar si esa obligación no reporta perjuicios para la salud pública superiores a sus posibles ventajas. ConBici así lo ha demostrado recientemente

2.- No comprendemos que las asociaciones de víctimas firmen manifiestos con entidades que representan justo lo opuesto de una movilidad sostenible y segura, como clubes de automóvilistas y motoristas? O con asociaciones, como la “Asociación Española de la Carretera”, que se manifiestan públicamente contra la limitación de la velocidad a 30 km/h en zonas urbanas,  proyecto que precisamente, y al igual que ConBici, defienden alguna de estas entidades de víctimas. ¿Es más importante que los ciclistas llevemos casco, que rebajar la velocidad de los autos en las ciudades?

Y, sobre todo, ¿cómo se alían con fundaciones ligadas compañías de seguros, cuyo interés en obligar a los ciclistas a llevar casco es más que evidente a la hora de evadir responsabilidades por parte sus asegurados?. ¿De verdad creen que a esas compañías les importa tanto nuestra seguridad?.

3.- El manifiesto cita estudios que se han demostrado falsos o tendenciosos. La Fundación Mapfre, una de las firmantes del comunicado y estrechamente ligada a la compañía de seguros Mapfre, se contradice con los estudios que ella misma financia en Europa, y que no recomiendan el casco obligatorio, como ha denunciado ConBici.

Asimismo, respecto de la “encuesta” de la Fundación CEA, ya en su día ConBici evidenció que se trataba de un fraude:
una encuesta realizada sin rigor alguno entre los propios asociados de CEA, que se pretendía presentar ante los medios como una encuesta científica entre la población en general. ¿Se imaginan que ConBici pretendiera opinar sobre la obligatoriedad o no de medidas dirigidas exclusivamente a los automovilistas?. ¿Con tan pocos apoyos cuenta la directora de la DGT?.

Rogamos y proponemos a las asociaciones de víctimas que consideren estas reflexiones y les animamos a continuar trabajando en proyectos como Ciudad 30 (http://es.30kmh.eu/), codo con codo con los que demuestran que, sin ningún interés económico, les preocupa la seguridad y salud de todos, ciclistas y no ciclistas.

Finalmente, nos gustaría recordar que ya son más de 20 los ayuntamientos españoles, de todos los colores políticos, que han rechazado el casco obligatorio en vías urbanas.

Entre ellos se cuentan todos aquellos que han realizado políticas activas de promoción del ciclismo urbano, como Barcelona, San Sebastián, Sevilla, Vitoria, Zaragoza y un largo etc… El total de la población representada por dichos ayuntamientos supera ya los 11 millones de personas

Mocion del Casco Cordoba

mocion del casco

Carta al Director de la Plataforma Carril Bici de Córdoba del pasado domingo 7 de abril.

Propuesta de Moción del Ayuntamiento de Córdoba sobre uso no obligatorio del casco en bicicleta en la ciudad. 12 de Abril 2013 Diario Córdoba.

En Veinte Minutos, abril 2013, la red de carriles-bici en Córdoba no se amplía desde hace tres años.

La Directora General de Tráfico, Dª. María Seguí, apela a las víctimas “que no pueden hablar” para justificar la obligatoriedad del casco a los ciclistas. De sus declaraciones se desprende que los ocupantes de coches también deberían llevar casco.

Nos vemos desde ConBici en la necesidad de responder públicamente las manifestaciones sobre la obligatoriedad del casco que realizó el pasado 8 de marzo, con ocasión de su presencia en el programa “Hoy por hoy”, de la Cadena SER.

Nos parece fuera de lugar que la Directora de la D.G.T. utilice la cifra de 5.000 personas afectadas con lesiones craneales en las vías del país, para justificar la obligación del uso del casco a las personas victimas usuarias de la bicicleta, que han sido 282, según datos de la propia D.G.T.

Estos 282 se desglosan de la siguiente forma:

23 ciclistas muertos, de los cuales 14 llevaban casco.

86 heridos graves de los cuales 30 llevaban casco.

173 heridos leves de los cuales 44 llevaban casco. (más…)