Nucleares.

Magnifico libro sobre la trayectoria de Pedro Costa donde durante casi 600 páginas nos cuenta en primera persona su trayectoria como ecologista involocrado en diferentes frentes: el surgimiento del movimiento antinuclear español, la defensa del litoral y finalmente la influencia de los Campos electromagnéticos producidos por diferentes fuentes de emisión.

Una lectura ideal para este verano donde enterarnos de la historia del movimiento ecologista desde el franquismo hasta nuestros días. Imprescindible para conocer la presión de las grandes empresas energéticas sobre el territorio y sus gentes y la connivencia de muchos partidos políticos, alcaldes, técnicos, etc.

Resulta increíble pero uno comprueba en el libro los proyectos tan demenciales de centrales nucleares que se proponían en aquella época: “Las centrales previstas en Tarifa y Almonte nucleares para el Estrecho y Doñana. En Tarifa se quiso instalar la primera de las tres nucleares solicitadas por Sevillana de Electricidad. Las otras serán las de Almonte (Huelva) y la de Valdecaballeros (Badajoz), ésta compartida con Hidroeléctrica Española. En los tres casos cada central disponía de 2 reactores.

El lugar elegido era la ensenada de Bolonia, al poniente de Tarifa, en una finca llamada El Lentiscar junto a las ruinas de Baelo Claudia. La solicitud se publicó en el BOE de 14 de diciembre de 1973. El emplazamiento en Bolonia chocaba tanto que hasta el pronuclear diario ABC dudaba de la conveniencia del sitio para poner una nuclear en 1977 la central de Bolonia se completaba en el mismo arco suratlántico con la de Almonte situada en los mismos límites del Parque Nacional de Doñana. (más…)

Magnifico libro sobre la trayectoria de Pedro Costa donde durante casi 600 páginas nos cuenta en primera persona su trayectoria como ecologista involocrado en diferentes frentes: el surgimiento del movimiento antinuclear español, la defensa del litoral y finalmente la influencia de los Campos electromagnéticos producidos por diferentes fuentes de emisión.

Una lectura ideal para este verano donde enterarnos de la historia del movimiento ecologista desde el franquismo hasta nuestros días. Imprescindible para conocer la presión de las grandes empresas energéticas sobre el territorio y sus gentes y la connivencia de muchos partidos políticos, alcaldes, técnicos, etc.

El libro además es riguroso aportando citas de prensa de la época, referencia a informes y libros. Pedro Costa escribe muy bien y la lectura se hace amena. A continuación pongo algunas notas sobre la etapa de imposición de la energía nuclear en el reino de España:

Al principio fue desde luego la lucha antinuclear.

El Cuadro 1 refleja la magnitud del exceso, en el corto período de tiempo que va de noviembre de 1973 a mayo de 1974 se anunciaron nada menos que 14 proyectos de centrales nucleares con un total de 23 reactores. (más…)

A 3 meses del accidente según informa Ecologistas en Acción, los reactores de Fukushima no están controlados Cuando se cumplen tres meses del accidente y en contra de las previsiones de muchos expertos, los reactores de Fukushima no están bajo control.

Las consecuencias del accidente confirman las peores previsiones: los núcleos están fundidos, los trabajadores se han expuesto a dosis radiactivas muy altas, y la radiactividad liberada asciende al 20 % de la que escapó en Chernóbil. Según Ecologistas en Acción, las estimaciones muestran que la actividad liberada en Fukushima asciende a 770,000 terabequerelios, aproximadamente el 20 % de la liberada en el accidente de Chernóbil, el doble de lo reconocido hasta la fecha.

Esto significa que no es necesario modificar la escala internacional de sucesos nucleares INES para añadir un nivel más, en contra de lo que algunos expertos pronucleares han propuesto, puesto que ambas cantidades de radiactividad son comparables. (más…)

Recuerdo víctimas Fukushima Nucleares no.

Recuerdo víctimas Fukushima Nucleares no.

Hoy 5 de abril del 2011 terrible noticia, no paran de verter cantidades ingentes de agua radiactiva al mar:

Cuatro piscinas olímpicas de agua radiactiva se están vertiendo deliberadamente al mar. Supone un giro copernicano que consigue sorprender incluso en el marco de desesperación actual. Hasta ayer, la prioridad era evitar que el agua llegara al océano, donde se ha registrado radiactividad que multiplica por 4.385 los límites legales.

Tepco, la compañía que gestiona la castigada planta nuclear de Fukushima, lamentó el “sufrimiento” que está causando a la población. Además, la empresa fue fustigada ayer por el Organismo Internacional de la Ener- gía Atómica (OIEA), que afirmó que “las medidas tomadas por el operador no fueron suficientes para evitar el accidente”. (más…)

Interesante Comunicado sobre los costes y responsabilidades de las eléctricas en la producción de electricidad nuclear en España:

“”Greenpeace pide al Gobierno español y a los grupos políticos que tengan en cuenta los costes por daños a la salud y al medio ambiente del accidente en la central nuclear de Fukushima –que se estiman en más de 96.000 millones de euros– y aprueben un régimen de responsabilidad civil ilimitada en caso de accidente nuclear.

El Parlamento tramita un proyecto de ley que limita a 1.200 millones la responsabilidad de las eléctricas por daños nucleares o producidos por materiales radiactivos, lo que supone que, si en España ocurriera un accidente similar al de Japón, los ciudadanos españoles tendrían que pagar 80 euros por cada euro que pagasen las propietarias de las plantas atómicas. Este proyecto de ley fue aprobado ayer por la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Congreso de los Diputados y deberá ser enviado al Senado en fechas próximas. (más…)

Según informa EFE “el ministro español de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, dijo en Nueva York, que su país tiene que “aprender la lección de lo que ha sucedido en Japón” y aseguró que por ahora no se pueden cerrar centrales nucleares en España porque aportan cerca del 20 % de la energía nacional.”

Según el último informe elaborado por el ministerio de Industria “La energía en España 2009”, esta afirmación no sólo no se corresponde con la verdad sino que significa una tergiversación interesada en pleno debate nuclear.

Como se sabe, la energía nuclear sólo tiene aplicación energética en la generación de electricidad. Según el informe del ministerio, la electricidad supone el 21,5% de la energía final consumida en España. A su vez, el papel de la energía nuclear en la generación de electricidad sólo fue del 17,8%. Una simple multiplicación, nos dice que la energía nuclear apenas representa el 3,83% en la satisfacción de los consumos de los ciudadanos y empresas españolas. Si además tenemos en cuenta que debido a la poca flexibilidad de las nucleares, ha habido días en los que ha habido que desconectar molinos eólicos que estaban generando energía, su peso aún se podría reducir más.

En términos de energía primaria, que incluye las pérdidas en generación y distribución, la nuclear llega a representar el 10,5% del total de la energía utilizada en España. Esta diferencia demuestra a su vez la escasa eficiencia de dicha energía, ya que para obtener una satisfacción final del 3,83% su requerimiento se multiplica 2,5 veces.

Campaña Publicitaria de la Patronal alemana de las Energías Renovables en contra de las nucleares.

Campaña Publicitaria de la Patronal alemana de las Energías Renovables en contra de las nucleares.

Los dos países de Europa donde se está dando una mayor campaña de los pro-nucleares son Alemania y España. Justamente los que más implantación tienen de las Energías Renovables.  Alemania es número uno mundial en potencia eólica instalada y España es el segundo país europeo.

En Alemania la patronal de las Energías Renovables ha hecho una campaña publicitaria donde se muestran centrales nucleares a punto de aplastar  instalaciones de energía solar, pues estas empresas tienen claro que cualquier apoyo a las nucleares ira en detrimento del desarrollo e implantación de las renovables.

En España las grandes empresas con inversiones en renovables como Iberdrola  no han realizado estas campañas publicitarias pues participan de los dos sectores, tienen centrales nucleares y por otra parte disponen de grandes parques eólicos.

Jose Larios

Jose Larios

José Larios ha dedicado media vida a combatir la energía nuclear y a alertarnos sobre la amenaza del crecimiento ilimitado. En 52 minutos de conversación, destapa un apabullante argumentario con cifras y datos escalofriantes.

Dice, por ejemplo, que cada cordobés produce al día un kilo y medio de basura, 22 kilos de residuos industriales y otros 25 kilos de dióxido de carbono. O que los vehículos matriculados en esta ciudad puestos en fila alcanzarían la frontera francesa. O que la energía nuclear dejará basura radiactiva a las futuras generaciones durante un millón de años, leer más.….

Valeriano Ruiz, catedrático de Termodinámica de la Escuela de Ingenieros Industriales de la Universidad de Sevilla.

Valeriano Ruiz, catedrático de Termodinámica de la Escuela de Ingenieros Industriales de la Universidad de Sevilla.

Comienzo la sección de antinucleares ilustres con Valeriano Ruiz, catedrático de Termodinámica de la Escuela de Ingenieros Industriales de la Universidad de Sevilla. Esto es parte de una entrevista que ha publicado la revista de energías renovables, Enova.

-Usted es un firme detractor de la energía nuclear. ¿Qué argumentos daría para rebatir a los que apuestan por ella?

-Son varios, y los enumeraré en el orden de mis preocupaciones más profundas. En primer lugar, el riesgo de conflicto mundial con las bombas atómicas como elemento fundamental de armas nucleares existentes y aunque la “guerra fria” parece que ha pasado, el conflicto árabeisraelí no augura nada bueno en ese sentido. Sólo hay que pensar en por qué no se permite a Irán que tenga centrales nucleares.

La segunda de mis preocupaciones son los residuos radiactivos, que no se pueden eliminar solo con negar la realidad del problema.

Piénsese en España, donde los residuos están, por el momento, almacenados y refrigerados en piscinas “ad hoc”, en las propias centrales nucleares, y no se acaba de hacer lo “menos malo”, que es tener un almacén centralizado en superficie. Y no se acomete esto simplemente porque, con razón, nadie quiere un cementerio radiactivo.

Lo tercero es que no resuelve ningún problema energético. A día de hoy, la nuclear sólo supone un 6,7% de la energía primaria que consumimos los seres humanos. En España, la electricidad generada de este modo en 2007 fue algo menos del 18% del total. En esa misma escala, las renovables ese año supusieron el 20 %. Y además, el principal problema del sistema energético actual, que es la sustitución masiva de los combustibles fósiles que emplean los vehículos de transporte, no puede ser resuelto por la energía nuclear.

Y finalmente, el recurso para esas centrales, el uranio natural, es tan escaso como el petróleo o el gas natural. Dicen que con nuevos reactores “regeneradores” se puede alargar el uso del combustible. Eso lo vengo oyendo desde que yo era estudiante de Física Nuclear hace ya pronto cincuenta años pero, a día de hoy, no conozco ningún resultado práctico. Palabrería, mucha.

Yo soy antinuclear. Nuclear No Gracias.

Yo soy antinuclear. Nuclear No Gracias.

Greenpeace ha lanzado una nueva campaña y un registro de antinucleares (www.yosoyantinuclear.org) para obligar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a cumplir con su promesa electoral de cierre de todas las centrales nucleares españolas.

El director ejecutivo de la organización, Juan López de Uralde, y el responsable de nucleares, Carlos Bravo, que presentaron la iniciativa, destacaron que se pone en marcha en España el primer registro de este tipo, que ya cuenta con unas 20.000 adhesiones, para que “los antinucleares salgan del armario”.

Además, la organización ecologista invita a todos los internautas a convertirse en ‘videoactivistas’ y grabar un vídeo antinuclear. Para ello, sólo hay que elegir un lugar, mostrar las pancartas de Greenpeace (descargables desde la red) con el lema ‘Yo soy antinuclear’ y subirlo a la web del registro. De todas las grabaciones se premiarán tres categorías: el más votado por los internautas; el más atrevido; y el que enseñe la pancarta a mayor número de personas.

Igualmente, el próximo 22 de noviembre voluntarios de Greenpeace saldrán a la calle para grabar declaraciones de los viandantes. Durante la presentación, Greenpeace mostró un vídeo en el que artistas como La Unión, o los actores Jordi Rebelló y Beatriz Rico, muestran su oposición a la energía nuclear. Es una campaña abierta a la que se han adherido ya diversas organizaciones, como Amigos de la Tierra o Ecologistas en Acción, y dentro de la cual también se proyectará en diversas partes de España la película australiana ‘Climate of hope-Falsas Esperanzas’.

“Lanzamos esta campaña para que las voces de los antinucleares se escuchen en España ante el impulso que le está dando la industria nuclear –añadió López de Uralde–. No tenemos miedo de debatir con personalidades que han defendido esta energía, como Felipe González, José María Fidalgo o Gerardo Díaz Ferran”.

En la misma línea, explicó que la acción persigue que se materialice el compromiso electoral que el Ejecutivo socialista ya incumplió en la pasada legislatura de cierre de las nucleares al final de su vida útil. “Zapatero se retratará el próximo año con la decisión sobre la renovación de autorización de explotación a la central de Garoña, que expira en julio de 2009”, añadió Bravo.