28667838878_f104b81f27_c

Manuel Harazem en uno de los Paseos de Jane Jacobs.

Una de las grandes pérdidas que hemos tenido este año.

Manolo Figueroa murió de un cáncer, tras un periodo de la enfermedad relativamente corto. La desaparición de mi admirado y querido amigo Manuel Harazem ha sido uno de los palos más grandes que me he llevado este año.

Su blog Supersticiones y los últimos libros que editó permanecen. La última vez que lo vi fue en la presentación del libro de Goval en la Fundación Gala, no pude hablar siquiera algo con él.

Me carteaba de vez en cuando por correo electrónico con él e interaccionabamos mucho por Facebook, donde perpetraba siempre sus irónicos y demoledores comentarios. Muchos le copiamos su ocurrente y original prosa.

En Córdoba nos hemos quedado más huerfanos sin su reconfortante presencia.

50076262846_ac8a7d79b2_z

Manuel Harazem presentando «La Odisea de los Rabadies»