Después de más de 6 meses del nuevo gobierno municipal en Córdoba escuchamos alguna propuesta sobre la regulación del espacio público ocupado por los veladores.

Muchos de los que defienden en Twitter la calidad y accesibilidad del espacio público están ya hartos de este gobierno municipal de Córdoba que está demostrando una inacción total.

El descontrol que promociona el concejal de urbanismo de Córdoba, Salvador Fuentes, es total.

A Quejas en Twitter sobre los Veladores en Cordoba 2

Veladores en el Paseo de la Victoria que rodean y acosan a una fuente

A Quejas en Twitter sobre los Veladores en Cordoba

Quejas en Twitter sobre la invasión de los veladores.

Si seguimos el Twitter del concejal de Urbanismo de Córdoba una de sus principales preocupaciones son las cofradías.

Continuamente está subiendo cuestiones de este tipo, tal vez deberían de darle otra concejalia más lúdica que la de la planificación de la ciudad.

Twitter Salvador Fuentes Cofradias

El pasado domingo por fin explicita en Diario Córdoba una medida piloto que es la de colocar una especie de barreras que delimiten el espacio que ocupan mesas y sillas.

La Gerencia de Urbanismo trabaja en el diseño de una medida de señalización novedosa, vallas de metacrilato que podrán colocarse en las terrazas de la ciudad para delimitar el espacio en el que deben estar ubicadas las mesas y sillas.

Exif_JPEG_PICTURE

Separadores en Veladores Madrid, cerca de la Castellana

De esa manera, pretende evitar que se monten más mesas y sillas de las permitidas en la vía pública y que se invada la zona peatonal. El proyecto no está cerrado aún pero se encuentra muy avanzado, según explica el presidente de Urbanismo, Salvador Fuentes. El organismo municipal y la asociación Hostecor están trabajando en la idea que se aplicará como experiencia piloto en una de las zonas más saturadas de veladores, la avenida de Barcelona.

 

Exif_JPEG_PICTURE

En Madrid en la calle Gran Vía han puesto una alfombra para delimitar los veladores

Después, si la fórmula va bien, se extenderá a otras zonas conflictivas como la avenida de Gran Capitán, aunque, según indica, no podrá aplicarse en el conjunto histórico.

Fuentes explica que «la idea es poner en marcha una experiencia piloto para delimitar las zonas de los veladores con un sistema que tenga un precio asequible, con el que se unifique la estética de las terrazas y, si funciona, extenderlo a otros espacios». El objetivo es «acabar con la polémica» y «dar una salida que resulte estética». Aún no se ha concretado la altura de estas vallas, que puede oscilar entre medio metro y un metro.

La idea surgió antes de Navidad en una reunión con los hosteleros en la que se hablaba de los problemas de la calle La Plata y desde entonces ha ido cobrando forma, aunque todavía quedan pasos que dar.

El presidente de Hostecor, Francisco de la Torre, explica que «se está trabajando en el diseño» y «hay que ver las opciones que hay», por lo que «no sabemos seguro si se utilizará como material el metacrilato o se empleará otra fórmula, pero la intención es que sea decorativa y no una valla de saltar».

La señalización del espacio que deben ocupar los veladores es una antigua demanda tanto de hosteleros como de vecinos. Durante el anterior mandato ya se probó marcar el pavimento con unas líneas adhesivas, pero el sistema no dio los resultados que se esperaban.

Tras el cambio de gobierno local, Hostecor solicitó dos medidas que considera necesarias, la renovación automática de licencias y la señalización de las terrazas.

«La señalización física nos facilita más el trabajo a los hosteleros» y permite dejar espacio suficiente para los viandantes, indica De la Torre. El plan es empezar por la avenida de Barcelona, «hacer el test allí y ver cómo resulta y, si sale bien, llevar el sistema al resto de la ciudad», pero solo «donde haga falta». Otra vía candidata para la experiencia es la calle La Plata.

El presidente del Consejo del Movimiento Ciudadano y coordinador de Ciudad Física de la Federación de Asociaciones Vecinales Al-Zahara, Juan Andrés de Gracia, no es contrario a la delimitación del espacio que ocupan los veladores. «Lo tenemos asumido», señala, aunque avisa de que «habrá que ver el diseño». No obstante, afirma que «apostar por la delimitación estaría bien».