49104527622_e2aa33c464_z

Juan Andres de Gracia, Miguel Ángel Torrico y Ana Tamayo

Mesa de Movilidad con el Concejal Miguel Angel Torrico.

El pasado 20 de Noviembre del 2019 se realizó una mesa de Debate sobre Movilidad Sostenible en la ciudad de Córdoba.

El evento tuvo lugar en la Casa Ciudadana de Lepanto organizada por la Federación de Vecinos. En la mesa Miguel Angel Torrico, concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Córdoba y perteneciente al Partido Popular, Ana Tamayo, del Partido Popular también, gerente de la empresa municipal de Autobuses Aucorsa.

Moderaba la Mesa el presidente del Consejo del Movimiento Ciudadano Juan Andrés De Gracia.

La Mesa de Movilidad tenía por objeto que estos políticos presentaran sus proyectos para la legislatura que comenzó en junio del 2019 y que lleva ya casi 6 meses. Comenzó Torrico hablando de “Ciudad Amable” y movilidad sostenible todo en tono muy genérico. A los sistemas de Bicicletas Públicas les llamó Bicicletas Colectivas.

Torrico comenzó con el tema de la Ordenanza de Tráfico de Córdoba que es del año 1992 y está pendiente de reformar pues tiene ya nada menos que  27 años. Torrico dijo que disponen ya de una propuesta de Ordenanza de Movilidad que encargó el equipo de gobierno anterior.

Pero que no se va a bordar la nueva ordenanza hasta que desde la DGT se regulen mediante normativa estatal los VMP( patinetes, motos eléctricas, etc). De manera que seguiremos con la misma ordenanza a en Córdoba durante bastante tiempo. A mi me parece una mala excusa de Torrico teniendo en cuenta que otras ciudades han sacado recientemente ordenanzas de Movilidad nuevas como es el caso de Sevilla. Pienso además que el fenómeno de los patinetes es muy residual, dada su baja presencia, en la ciudad de Córdoba.

También habló Torrico del PMUS de Córdoba que data del año 2013 y también tenía que ser renovado, pero el concejal no habló de plazos. Insistió en que todas las medidas que van a tomar en tráfico van a ser por consenso, consenso y más consenso. Desde luego aparte de la ordenanza y del PMUS no nombró ninguna medida ni proyecto futuro.

El discurso de Torrico era más bien cochista: “Los procesos serán de concienciación pero no de prohibición o restricción del tráfico” Discurso muy en la línea del alcalde de Madrid, Almeida.

Pero digo yo que prohibir el fumar o prohibir la entrada de coches en las ciudades no suelen ser el resultado de cambios individuales. La política puede ser una multiplicadora moral.

Sigue el discurso cochista: “No queremos perjudicar a nadie. Hay muy pocos atascos en Córdoba excepto en momentos puntuales. Por tanto Córdoba es una ciudad cómoda para desplazarse en coche.”

Como Torrico no tiene nada nuevo que ofrecer pues solamente habla menos de 15 minutos.

Se abre el turno de preguntas del público y le comentó a Torrico que en los últimos eventos de movilidad a los que he asistido la preocupación es mejorar la movilidad peatonal , la calidad del aire y la calidad del espacio público dado que la población en España y en Europa está envejeciendo.

Le comento que su exposición ha sido muy difusa y que no ha presentado ni un solo proyecto o intervención nueva. Que si yo fuera consejal de movilidad y viniera a una mesa de este tipo pues presentaría los proyectos que propongo para esta legislatura de 4 años. Le hago dos preguntas: 1) ¿Cuáles proyectos tiene para esta legislatura? Y 2) ¿Qué forma de movilidad utiliza Torrico para moverse por la ciudad?

La respuesta de Torrico es no concretar ninguna intervención, no anunciar nada porque “consenso, consenso”.

En cuanto al medio de transporte que utiliza Torrico: “Hay que ser Perico Delgado para moverse en bicicleta por la ciudad de Córdoba. Me muevo en coche porque vivo en la calle Mejorana en el Tablero. A veces cojo el taxi.”

Habla de peatonalizar un trozo de la Viñuela pero “tiene que haber consenso total”. No tiene más proyectos de peatonalización a menos que haya un gran consenso. Yo le había comentado que por ejemplo era muy necesario el arreglo de la avenida de Ollerias que desde el punto de vista de la accesibilidad es un catalogo amplisimo de malas prácticas, pero en su intervención ni nombra esta obra.

Concluyendo el concejal tiene un gran desconocimiento o carece totalmente de objetivos y proyectos para esta ciudad.