48552333672_54cbd2de00_c

Poster celebrando la remodelación e inauguración del Museo Taurino de Córdoba.

Fue en marzo del 2014 cuando se inauguró por el entonces alcalde JA Nieto el nuevo Museo Taurino de Córdoba.

Este museo de las Torturas fue una apuesta tanto de Rosa Aguilar Rivero como de Nieto para ampliar la oferta museística de Córdoba y atraer a más turistas.

Fue una ceremonia la inauguración en la que puso mucho empeño el Partido Popular, recuerdo estar con un grupo de activistas  en la plaza y ver como se controlaba la entrada con una lista de invitados.

Se había derrochado una cantidad tremenda de dinero entre la rehabilitación del contenedor y la presentación del contenido que recuerdo se encargó a una empresa catalana.

Mientras duraban las obras le dijimos en una reunión  al entonces concejal de Cultura, Rafael Blanco, y hoy presidente de Córdoba Ecuestre, que podría dar el campanazo dedicando una parte del museo a la lucha del movimiento animalista para abolir la cruel tauromaquia.

Por supuesto no nos hicieron ni puñetero caso.

Es tal la crisis del Museo Taurino que ahora plantean la huida hacia delante con una exposición sobre naftalinas para diciembre según recoge Diario Cordoba.

Manuel Harazem propone reconvertir el Museo:

Bueno, también se puede sacar toda la cascarria taurina, vendérsela a un empresario que quiera montar el museo privadamente en otro lugar y reconvertir los espacios de este en otro diferente. Y así se aprovecha la inversión. ¿Qué tal un Centro de Interpretación de la Medina de Córdoba o de la Córdoba Omeya?

Ahora en 2019 seguimos comprobando según recoge CORDOPOLIS que es el museo que menos interés posee para los turistas en Córdoba.

En el primer trimestre del año recibió un total de 4.533 visitas, según los datos que maneja el propio Instituto Municipal de Turismo de Córdoba (Imtur), lo que arroja una media de unas 50 personas al día.

La instalación municipal que más visitas recibe, con diferencia, es el Alcázar de los Reyes Cristianos, un lugar al que acuden 133.383 personas cada trimestre, 30 veces más que las que acuden al Taurino.

13603599424_402c307c48_c

Rafael Blanco en la Inuaguración del Museo Taurino de Córdoba. Fuente Diario Córdoba.

Más llamativa es la diferencia con un lugar próximo al Taurino: la Sinagoga. De hecho, la mayoría de los turistas pasan por delante de la puerta para entrar a este inmueble, que gestiona la Junta de Andalucía. La Sinagoga también recibe al trimestre más de 100.000 visitas. Al menos, 1.100 personas entran y salen todos los días al inmueble de la calle Judíos.

13603237865_048698397e_c

Activistas en la Inauguración del Museo Taurino.