El tema elegido este año por la Comisión Europea para la Semana Europea de la Movilidad está centrado en la multimodalidad y el lema es: ¡Combina y Muévete! La Unión Europea nos anima a fomentar el uso y combinación de diferentes modos de transporte en los desplazamientos urbanos de personas y mercancías, para conseguir una mayor eficiencia, rapidez, ahorro y sostenibilidad.

En la provincia continúan las movilizaciones de los políticos locales y del presidente de la Diputación pidiendo el desdoble de la carretera convencional N-432.

Aparte los graves problemas ambientales sobre el territorio que conllevaría el cambio a autovía, el derroche de dinero público para la conversión en autovía de la N-432 sería brutal, nada menos que 2.000 millones de euros.

Las infraestructuras no crean empleo. Somos segundo país del mundo en Kilómetros de AVE y primero de Europa en Km de vías de alta capacidad por habitante. Gracias a esto somos también uno de los paises de Europa con mayor porcentaje de paro..

Con lo que cuesta el desdoble de la N-432 se podría pagar el Déficit del Cercanías de Córdoba durante un milenio, 1000 años.

Según leo en el Día de Córdoba: El Cercanías recibió el espaldarazo del Gobierno central en diciembre del año pasado, cuando acordó declarar el trayecto de Obligación de Servicio Público. Esto suponía, que el Estado iba a asumir el déficit del transporte ferroviario -fijado en 2,2 millones de euros– desde el momento en el que se pusiera en marcha. .
.

Además invertir en autovías estas cantidades demenciales supondría que las recortadas partidas destinadas para Educación, Dependencia, Salud y Pensiones disminuirían aún más.

Por lo cual me parece de una falta de responsabilidad enorme y de una frivolidad tremenda estas demandas de los políticos de autovías cuando ni siquiera hay presupuesto para lo más básico e imprescindible.

A destacar la campaña de promoción del uso del coche del presidente Diputación de Córdoba reformando el aparcamiento de los Colegios del Figueroa, para coches exclusivos de los funcionarios, con los 300.000 euros ha tenido que quedar del diez.

A todo esto ante el aumento de la siniestralidad en las carreteras convencionales en lo que va de año, la DGT plantea medidas para disminuir la violencia vial en la N-432.

3696438085_809864c7a2_o

Pere Navarro, de nuevo en la DGT

Por eso, desde la Dirección General de Tráfico que ahora dirige el socialista Pere Navarro se está sopesando la posibilidad de limitar a 80 kilómetros por hora la velocidad máxima en vías como la N-432 pero no la única en la que se impondría esta prohibición.

Según los cálculos de 2014 de la DGT, bajando la velocidad en las carreteras convencionales a 80 kilómetros por hora al año se hubieran salvado más de 350 vidas.

2014 fue, de hecho, uno de los últimos años en los que bajó la siniestralidad en las carreteras. Desde entonces, no solo por la velocidad sino por el mal estado de las mismas vías han vuelto a crecer los accidentes de tráfico.

De momento, todo es una propuesta de Pere Navarro. “Hay que trabajar con la velocidad y seguir insistiendo con drogas y alcohol”, ha asegurado Navarro antes de exponer los grandes objetivos de su política de seguridad vial para “homologarnos” a otros países europeos como Francia, que este año ha bajado la velocidad en vías secundarias de 90 a 80 km/h, después de tres años consecutivos de incremento de fallecidos.

Con esta medida han logrado bajar en los últimos cuatro meses la siniestralidad, según ha puesto como ejemplo Pere Navarro, que ha ofrecido los cuadros comparativos de la Comisión Europea por países sobre los límites de velocidad o su número de radares.

5467689957_2bf24c028a_z

Pere Navarro en una ponencia sobre Seguridad Vial en Córdoba

En el primer asunto, España figura junto con Rumanía, Polonia, Irlanda, Alemania y Austria en el grupo de países que mantienen los 100 km/h en convencionales, mientras que a 90 km/h circulan ya como tope belgas, croatas, griegos, italianos o portugueses y más despacio, a 80 km/h, en Suiza, Noruega, Países Bajos, Malta, Francia, Finlandia o Dinamarca.

Otros datos interesantes que aporta Pere Navarro.

La sucesora de Navarro tras la primera etapa de éste al frente de la DGT, María Seguí, intentó aprobar esta reducción pero el ministro del Interior y otros departamentos del Ejecutivo de Rajoy lo torpedearon. La disminución ya figuraba, además, en el borrador de nuevo reglamento de Circulación que Navarro dejó en herencia cuando fue cesado en febrero del 2012.

En el balance del verano del 2015, Seguí incluso llegó a culpar al ministerio del aumento de muertes que se había producido por no haber desbloqueado la medida. Una declaración que a punto estuvo de costarle el cargo.

Número de radares existentes en España y en otros países.

Navarro tambien ha mostrado un cuadro comparitivo en el que puede verse que la cuota de radares de que dispone España, 900 es ínfimo respecto a la de países como Francia, con 3.953, y el Reino Unido (7.200).