Ante las declaraciones realizadas por el Director Artístico del C3A, Álvaro Rodríguez Fominaya, en la entrevista publicada el 7 de junio en el diario Córdoba, la plataforma “La Filmoteca se Queda en Medina y Corella” desea manifestar lo siguiente:

En sus manifestaciones, el señor Rodríguez Fominaya incluye entre los recursos del C3A la mediateca, sin embargo, el C3A no cuenta con una mediateca. El edificio de Nieto y Sobejano alberga tanto al C3A como a una parte de la Filmoteca de Andalucía, la biblioteca y la videoteca.

La dirección del C3A no tiene competencia alguna en la gestión de la biblioteca y la videoteca de la Filmoteca de Andalucía. De hecho, el traslado de la Filmoteca impide, por ahora, que el C3A cuente con una mediateca propia con medios y contenidos acordes con sus objetivos.

El modelo de gestión de centros culturales públicos, con una dirección sin presencia física efectiva en el centro, con el que el señor Rodríguez Fominaya se siente tan cómodo, ha sido nefasto para la Filmoteca de Andalucía.

Es este modelo el que ha permitido que se pueda desmembrar le Filmoteca en dos edificios, el modelo que posibilitó que se nombraran dos directores “fantasma” de la Filmoteca y que la mantiene sin dirección desde hace años.

Cuando se le pregunta al señor Rodríguez Fominaya “¿Cómo está resultando la convivencia con la Filmoteca?”, en lugar de responder a esa cuestión, cambia de tema y, a pesar de afirmar “desconozco la polémica suscitada”, se siente en la obligación de entrar en una polémica que no le corresponde ni afecta y haciendo suyo el planteamiento de la Consejería, despacha el tema con un displicente “siempre hay resistencia al cambio”.

De todos modos, la pregunta de ¿cuál es la relación entre el C3A y la Filmoteca? sigue en el aire y estaría bien que alguien la contestara porque, contrariamente a lo que afirma, la Filmoteca no es un recurso del C3A.

La Filmoteca tiene entidad por sí misma, tiene tras de sí una historia de más 25 años durante los que ha conseguido consolidar un núcleo muy amplio de usuarios. Usuarios y usuarias que con miles de firmas consiguieron frustrar el traslado completo de la Filmoteca a un edificio que, como reconoce el señor Rodríguez Fominaya en sus declaraciones (“no va a ser fácil para trabajar”), resulta complicado incluso para acoger las actividades para las que estaba diseñado.

Con el intento de traslado de la Filmoteca de Andalucía al C3A –parcialmente frustrado por la movilización ciudadana– se pretendió, por un lado, hacer un simulacro de mediateca con sus fondos biblio y videográficos y, por otro, utilizar al público habitual de la Filmoteca para contabilizarlo como visitantes del C3A.

Esta última cuestión, reconocida en privado por alguno de los que estuvieron en el “meollo” del proyecto del C3A, la reconoce públicamente su Director Artístico cuando afirma que la Filmoteca “es un recurso que trae otro tipo de público”.

Que las usuarias y los usuarios de la Filmoteca, personas con intereses culturales muy diversos entre los que, por supuesto, también se encuentran las distintas manifestaciones artísticas contemporáneas, lo sean también del C3A será porque su programación y actividades tengan el interés y la calidad que lo justifiquen.

Forzar de algún modo su asistencia no es sino un acto de dirigismo y manipulación más propio de otros lugares y otras épocas.

Comunicado de la Plataforma Filmoteca por las Declaraciones del Director del Mamotretro

Comunicado de la Plataforma Filmoteca por las Declaraciones del Director del Mamotretro.

Anuncios