9812437234_382be4ec7d

Se confirma que COSMOS lo que quiere es ganar más capital aún del que gana actualmente quemando residuos en mitad de la ciudad al lado de Colegios e infinidad de viviendas.

Acabamos de enterarnos de la noticia de que Córdoba ya es de las ciudades más contaminadas de España por NO2 y encima la cementera COSMOS quiere incinerar en mitad de la ciudad residuos de todo tipo.

Madrid, Barcelona, Valencia, Murcia, Córdoba y Granada superan el promedio anual de NO2 que establece la normativa europea transpuesta a la legislación española.

La Junta de Andalucia inscribe a COSMOS como gestor de residuos a pesar de la gran oposición de la ciudadanía a que se incineren recursos en mitad de la ciudad consolidada.

Las intenciones de la multinacional eran bien claras sacar aún más pasta de la que saca convirtiéndose en gestor de residuos o sea cobrando por quemar materias diversas en sus hornos.

Oigo todas las noches de madrugada desde mi casa el ruido atronador de la fábrica que produce cemento a varios turnos, pero ya sabemos que el capital no se sacia. Aquí la noticia que destaca hoy el Diario Córdoba.

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de Córdoba, Francisco de Paula Algar, recuerda que «Cosmos cuenta con autorización ambiental integrada para valorizar residuos», una licencia que tiene concedida desde el año 2007, «y para utilizar biomasa como combustible».

El responsable de Medio Ambiente confirma, respecto al uso de residuos no peligrosos como combustible, que la empresa solicitó recientemente el número de gestor de residuos para ser inscrita en el citado registro y relata que, después de que técnicos de la Consejería de Medio Ambiente realizaran la pertinente visita de comprobación a la fábrica cordobesa «con resultado favorable», se procedió a su inscripción en el registro de gestores de residuos no peligrosos.

Este listado puede consultarse en la web de la Consejería de Medio Ambiente, aunque solo están actualizados los datos hasta el mes de noviembre.

No tiene desperdicio el artículo de ayer de JJ Rodriguez Alcaide en defensa de la incineración de residuos en mitad de la ciudad. Con el lenguaje que utiliza el catedrático emerito, no creo que nadie haya llegado más allá de este párrafo:

Cosmos puede entrar en ciclos de comportamiento que reduzcan su flexibilidad productiva y amplíen la rigidez en la producción o puede diseñar tácticas que creen percepciones favorables a su identidad como organización.

Primero pidieron permiso para sustituir el 30% del combustible tradicional por la incineración de neumáticos, lodos de depuradoras, plásticos agrícolas y basura mezclada (¡qué barbaridad…!).

Luego vino la biomasa  y el CDR, ahora piden quemar “textiles” y así irán ampliando el catálogo de porquerías para incinerar en el centro de la ciudad hasta el infinito, porque ello es muy bueno para la economía y el progreso. – Pero ¿todo quedará ahí? – ¡NO! La hoja de ruta está trazada no os confundáis.

En un futuro inmediato, dirán que el 30% es poco y que las “mejores técnicas disponibles” aconsejan sustituir el 40%, el 50%, el 60%… y así hasta el tope que les permitan unas autoridades “insensibles”, por llamarlas de alguna manera, para, al final, conseguir la excelencia, pues ello es estupendo para el medio ambiente, la salud y el bienestar de los vecinos! – Y finalmente exclamaréis, ingratos: ¡Gracias Votorantim por permitirnos respirar este aire tan puro, tan limpio…!

Anuncios