29203378154_50a3190ef2_z

La Junta de Andalucía da la espalda al Plan de la Bicicleta.

Me publican este artículo sobre la Semana de Movilidad en Diario Córdoba.

El eslogan de este año, “MOVILIDAD INTELIGENTE. ECONOMÍA FUERTE“, quiere destacar el impacto positivo que una movilidad inteligente puede tener sobre la economía. Desde la SEM 2016 se quiere concienciar que la movilidad inteligente y sostenible presenta una serie de importantes beneficios económicos. Algunos son de tipo monetario, mientras otros redundan en la calidad de vida de  la sociedad.

En Andalucía el verano ha sido frenético con la salida a información pública de la Ley Andaluza de Movilidad Sostenible y de la revisión del documento Plan de Infraestructuras PISTA 2020.

A ambos documentos los colectivos ciclistas andaluces han presentado alegaciones para mejorar el escaso papel que se otorga a la movilidad sostenible.

Pese a que el propio documento reconoce que Andalucía duplica la media europea en km de autovías por habitante y en km de autovía por km2 de superficie, y a que el 97% de los andaluces vive ya a menos de 25 minutos de una autovía de gran capacidad, la mayor parte de las inversiones previstas se centran, una vez más, en ampliar la red de autovías y carreteras de Andalucía (557,48 millones de euros, el 43% del total).

Todo ello, además, sin el más mínimo atisbo de justificación desde el punto de vista de la demanda y pese al notorio descenso en el tráfico motorizado durante la crisis económica, por no hablar de la aparición de nuevas y exitosas alternativas de movilidad en algunas ciudades andaluzas.

No parece sino que, desde el gobierno andaluz, simplemente se esté a la espera de que llegue el día en que la crisis desaparezca por arte de magia y volvamos a “los viejos buenos tiempos” en que el automóvil era el rey de la movilidad y el motor de la economía.

En cuanto al fomento de la movilidad no motorizada, supuestamente uno de los grandes objetivos de la revisión del PISTA, solo en lo que respecta a la bicicleta se prevén algunas inversiones (33 millones de euros para toda Andalucía) que apenas si ascienden al 2,5% del total, en el marco del Plan Andaluz de la Bicicleta (PAB).

Esta inversión, sin embargo, apenas llega a cubrir el 8% de las necesidades financieras del Plan, como las asociaciones de usuarios de la bicicleta han denunciado reiteradamente. Estamos pues ante un auténtico “brindis al sol” en lo que fomento de la movilidad en bicicleta se refiere, agravado por el hecho de que la propia revisión del PISTA asume los objetivos del propio PAB, aunque sin recursos para ello. En todo caso, es claro que la revisión del PISTA no implica ninguna “reorientación” de inversiones ni ninguna apuesta real por el fomento de la movilidad en bicicleta.

En Córdoba destaco la constitución y el trabajo desarrollado por la Comisión técnico-ciudadana sobre el cercanías Villarrubia-Alcolea. Tras varios meses de trabajo y la emisión de un completo dictamen se ha encargado por parte del Ayuntamiento la consultoría y asistencia técnica denominada “Revisión de la demanda del cercanías Córdoba (Alcolea-Villarrubia)”.

La Mesa de Veladores ha continuado su trabajo sistematizando la acción sobre las zonas con  puntos negros más conflictivos: entorno de la Plaza Tendillas, Avenida Barcelona, Plaza Corredera, etc. Se avanza lentamente en esta mesa donde existe un gran consenso entre Vecinos y asociaciones de la hostelería en cuanto al cumplimiento de la ordenanza de veladores.

La asociación peatonal A Pata continúa con su labor de seguimiento a pie de calle de los numerosos problemas de accesibilidad que causan los veladores, sorprenden además estas cifras: “Los hosteleros solo han abonado el 10% de las tasas de veladores, 38.352 euros en 7 meses. “

En cuanto al balance negativo destaco el nulo avance de las políticas a favor de la Bicicleta y la ausencia de la participación en órganos colegiados de Movilidad del Ayuntamiento que no se han convocado desde Capitulares ni una sola vez: Comisión de Movilidad y Comisión de Accesibilidad del Casco Histórico.

Qué podemos desear en nuestra ciudad para este tiempo futuro centrándonos fundamentalmente en la movilidad ciclista. Poner en marcha  una Oficina de la Bicicleta real que fue creada en el año 2011 y que desde entonces dormita. Otra medida prioritaria es implementar en la ciudad el Plan Andaluz de la Bicicleta en Córdoba que ya está perfectamente redactado y lleva un retraso brutal.