27954406003_8fc971d200_z

Nuevo aparcamiento para Bicicletas en la Plaza del Alpargate.

Ya mismo, en septiembre tendremos la Semana Europea de la Movilidad.

El eslogan de este año, “Movilidad Inteligente. Economía Fuerte”, quiere destacar el impacto positivo que una movilidad inteligente puede tener sobre la economía.

Desde la SEM 2016 se quiere concienciar que la movilidad inteligente y sostenible presenta una serie de importantes beneficios económicos. Algunos son de tipo monetario, mientras otros redundan en la calidad de vida de la sociedad. Los beneficios económicos de la movilidad inteligente y sostenible afectan tanto a las personas, como a las empresas y a la sociedad en su conjunto.

Además de los importantes ahorros económicos de una movilidad sostenible e inteligente, el resto de los beneficios generados tanto sobre el medio ambiente como sobre la salud se traducen también en ahorros muy elevados en recursos dedicados a paliar los efectos causados por el abuso del vehículo privado.

A partir de ahora dedicaré una serie de entradas vinculadas a la Semana de la Movilidad 2016.

Hay que destacar que vienen apareciendo nuevos aparcamientos para bicicletas en diferentes puntos de la ciudad. Así en el mes de junio caminando hacia la biblioteca Central en Lepanto descubrí este nuevo aparcamiento para Bicicletas en la Plaza del Alpargate. Un aparcamiento en la calzada y del tipo más recomendable, la U invertida.

Otros aparcamientos recientes como el de la Cruz Roja son del tipo más ineficiente, los llamados liliputienses. En general es en el casco histórico de Córdoba donde se nota la falta de aparcamientos para bicicletas en muchos sitios y el personal las ata donde puede.

Mientras tanto la aplicación del Plan Andaluz de la Bicicleta en Córdoba sigue retrasándose y ya tenemos hasta editoriales pidiendo que no haya más atrasos en la ejecución del mismo.

Córdoba fue pionera en la planificación e instalación de carril-bici, una iniciativa que denotó visión de futuro, pero que luego se ralentizó, mientras otras ciudades tomaban la delantera. No es que se deba concebir este asunto como una carrera, pero en lo que concierne al uso de la bicicleta, la oferta tiene que llegar antes que la demanda si se quiere fomentar este medio de transporte sano y no contaminante.

El desarrollo del carril-bici, interrumpido a tramos -lo que impide su uso práctico- quedó paralizado por la crisis.

Ahora, la Junta ha dado vía libre al expediente de contratación de las obras que permitirán construir 3,2 kilómetros de vías ciclistas que enlacen con las ya existentes y cierren el anillo de carriles inconexos del centro.

Es un tímido comienzo, pero comienzo al fin, del ambicioso plan suscrito en el 2014, que preveía la construcción de 31 nuevos kilómetros en la red urbana y 14 en el anillo metropolitano de Córdoba.

El recorrido afectará a la Ronda de Marrubial, donde pronto se iniciarán trabajos de consolidación de la muralla. Cuando estos terminen, la intención es situar a su lado un doble carril-bici, quedando pendiente la rehabilitación de esta avenida deteriorada al máximo, que deberá ser acordada entre el Ayuntamiento y la Junta. Como con mucha razón demandan los vecinos, es la ocasión para acometer todos los trabajos y reformar esta vía, tan importante como olvidada.

5792803191_905deb7935_z

Ronda Marrubial.