28212124680_c4b112a9d6_z

Nueva sede de la Biblioteca Provincial en Córdoba en construcción.

Ya sabeís que he dedicado muchas entradas en este blog al tema de las bibliotecas en Córdoba. Sobre todo a los horarios hiperreducidos en verano y también a la dinámica del Consorcio de Bibliotecas Universitarias.

Por circunstancias familiares este mes de agosto me he quedado sin vacaciones, así que estoy aprovechando para ver películas y documentales en DVD. El pasado miércoles me acerque desde Valdeolleros a la Biblioteca Central en Lepanto. Descubrí la cantidad ingente de películas en DVDs que hay en la última planta.

Gracias al puente del lunes 15 de agosto podías llevarte películas y devolverlas casi una semana después. Total que digo escojo cuatro o cinco pelis y las veo estos días, pero la norma es la norma. Aunque estemos en verano y tengamos mucho tiempo libre y desplazarte a la Biblioteca supone pasar bastante calor, el número de pelis que te dejan sacar sigue siendo el mismo que el resto del año: 2 Documentos audiovisuales y un periodo de tres días.

De forma que me lleve mis dos pelis y en las estanterías se quedaron cientos de películas encerradas sin salir este puente. Una vez más las necesidades y biodiversidad de los usuarios son marginadas por los que ponen las normas en las Bibliotecas.

El criterio en la Biblioteca Provincial es diferente, se pueden sacar cuatro DVDs y tenerlos en verano 15 días en prestamo versus los tres días que permite la red de Bibliotecas Municipales. Todas las Bibliotecas andaluzas están en una red común pero vemos que cada una de ellas es un reino de Taifas con sus propias normas de prestamo.

Las cosas tienen que cambiar y la marginación de los usuarios en la gestión de las bibliotecas es algo que no cambia. Por otra parte prevalece el espiritu coleccionista del bibliotecario, prefiero que los documentos no circulen a que alguno se pierda. Prefiero que se encuentren sin uso en las estanterias pero están bien protegidos en la biblioteca.

Para qué quiere este usuario tantos documentos en prestamo, para abusar de la biblioteca seguro y quitarle oportunidades a otro hipotético usuario, que se lleve poquitos y tenga que dedicar su tiempo a desplazarse varias veces.