5496819520_78a5131040

Carril Bici Sevilla

Los compañeros de A Contramano nos envian este comunicado de prensa en el que podemos comprobar que en la ciudad referente en Andalucía para la bicicleta las cosas no avanzan e incluso retroceden pese al boom de los usuarios.

A Contramano” quiere hacer pública su preocupación por lel cambio de las competencias sobre “la planificación y el diseño” de la red de vías ciclistas de Sevilla, que hasta la fecha correspondía a la Delegación de Urbanismo (área de Hábitat Urbano), a la Delegación de Movilidad (Área de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores), acabando así con un modelo de gestión que ha cosechado en el pasado grandes éxitos para nuestra ciudad, que ha sido reconocida a escala mundial como una de las ciudades que mas ha hecho por el fomento de movilidad sostenible en bicicleta.

Queremos expresar nuestra preocupación por los retrasos que este sorpresivo cambio de competencias puede representar en cuestiones como la prometida recuperación de la Oficina de la Bicicleta, al pasar las competencias sobre la planificación de las vías ciclistas a otra Delegación.

Este cambio de competencias genera también serias dudas acerca de la futura planificación de la red de vías ciclistas, ahora inexistente como tal al no haber un Plan de la Bicicleta en vigor. Esta planificación se mantenía de un modo precario mediante la inclusión de los nuevos carriles-bici en los planes urbanísticos parciales elaborados desde la Delegación de Urbanismo. Ahora, con el cambio de competencias y ante la inexistencia de un Plan Director de la Bicicleta, nos preguntamos con qué mecanismos y bajo qué criterios se va a planificar el desarrollo de la red de vías ciclistas de la ciudad.

Nos preguntamos también:

¿Quién va a elaborar ahora el prometido Plan Director de la Bicicleta? ¿La Delegación de Movilidad o la de Urbanismo? ¿O ninguna de las dos?.

¿De quién dependerá la prometida Oficina de la Bicicleta? ¿Con qué competencias contará y con qué criterios operará? ¿Como realizará, si depende de Movilidad, la necesaria labor de supervisión del desarrollo urbanístico de la ciudad?

En definitiva, seguimos a la espera de que el Ayuntamiento nos explique como y cuando va a cumplir sus promesas electorales:

– Recuperación de la Oficina de la Bicicleta.

– Redacción de un nuevo Plan Director de la Bicicleta.

– Recuperación de la Comisión Cívica de la Bicicleta como órgano de participación ciudadana.

Y en que va a ayudar este cambio de competencias al cumplimiento de dichas promesas.

A este respecto es significativo el hecho de que el prometido grupo de trabajo sobre Movilidad Activa de la Mesa de la Movilidad, dependiente de la Delegación de Movilidad, sigue sin constituirse.