La plataforma Córdoba Aire Limpio exige a los grupos municipales el cumplimiento del Pacto por un Aire Limpio firmado por todos los grupos que tienen representación en el pleno del Ayuntamiento el pasado día 15 de mayo en un acto público celebrado en la Facultada de Ciencias del Trabajo.

Con la firma del pacto los grupos citados se comprometieron a:

Primero.- Que, una vez quede constituida la nueva Corporación Local cordobesa, en el primer Pleno “útil”, que se celebre, se presentará una moción, en la que acuerde el inicio de la revisión de la calificación del emplazamiento de la cementera de la empresa CEMENTOS COSMOS SUR S.A., establecida en el actual PGOU declarándola formalmente “fuera de ordenación urbana” a fin de evitar que en ella se puedan establecer ampliaciones o cambio de actividades no adecuadas.

Y segundo.– Garantizar el máximo rigor en la aplicación de las competencias municipales y la legislación vigente para impedir la incineración de residuos en los hornos de dicha factoría, considerando que esta actividad por su potencial peligrosidad solo puede desarrollarse alejada de las áreas urbanas.

Córdoba Aire Limpio manifiesta su satisfacción con el anuncio por parte del gobierno municipal de la puesta en marcha del expediente que formalizará la declaración como “fuera de ordenación” del emplazamiento de la fábrica y recuerda que con esta declaración se impedirá la incineración de neumáticos usados, plásticos agrícolas, lodos de depuradora y residuos sólidos urbanos como pretendía la propiedad de la fábrica, pero no se impedirá la fabricación de cemento.

Esta declaración de la plataforma viene a cuenta de las recientes declaraciones de José Antonio Nieto, cuyo partido suscribió sin reservas el pacto por un aire limpio de fecha 15 de mayo y que en la legislatura 2007/ 2011, cuando estaba en la oposición, presentó incluso una moción al pleno municipal exigiendo un aire limpio para la ciudad, y ahora acusa al cogobierno de PSOE e IU de iniciar un “ataque frontal” a la industria con la decisión de dejar fuera de la ordenación urbana a la cementera Cosmos, como informan recientemente los medios de comunicación.

La decisión del gobierno municipal en relación con la situación urbanística de la fábrica es coherente con el compromiso electoral y es la respuesta adecuada a la masiva y continua movilización ciudadana que, desde que en el año 2007 se anunciaron las intenciones de la fábrica de incinerar residuos, no ha cejado en su empeño de conseguir un aire limpio para la ciudad, libre de los contaminantes que la incineración de residuos habría comportado.

Los vecinos y vecinas de Córdoba no estamos contra el mantenimiento de la actividad industrial de la cementera, estamos en contra de que esta empresa ponga en marcha un nuevo tipo de actividad ajena a la producción de cemento, como es la incineración de residuos.

La iniciativa de Cosmos de incinerar residuos en sus hornos responde única y exclusivamente a los intereses mercantiles de la empresa, no al interés general de la ciudadanía. Córdoba Aire limpio afirma con rotundidad que la fabricación de cemento es económicamente rentable utilizando combustibles convencionales, por lo que está fuera de lugar la pretensión de la empresa de utilizar como combustibles residuos como los antes mencionados, con el grave riesgo de contaminación química que esto supone.

Anuncios