Me publican carta al director en Diario Córdoba sobre el cierre en verano de las bibliotecas públicas andaluzas.

Ya tenemos a la consejera Aguilar Rivero en Cultura. Se habla de grandes proyectos culturales como el centro de arte C4 de Córdoba o el atrio de la Alhambra de Granada. Pero tenemos equipamientos culturales consolidados dependientes de la Junta de Andalucía que han sufrido recortes brutales y funcionan en precario. Es el caso de las bibliotecas públicas provinciales.

El periodo de apertura de las bibliotecas provinciales andaluzas se ha acortado mucho en los últimos años. Desde el 16 de junio al 15 de septiembre las bibliotecas provinciales permanecerán cerradas todas las tardes y también los sábados. Se cierran además sin presentar ningún estudio justificativo del uso. Nada menos que tres meses cerradas tardes y sábados, siendo las bibliotecas de la Junta de Andalucía además las que tienen la competencia fundamental en este tema a través de la Consejería de Cultura.

Los que trabajamos de 8 a 15 horas no podemos pisar la biblioteca. El exdirector general de Industrias Creativas y del Libro, David Luque, exponía además lo necesarias que se han vuelto las bibliotecas con la crisis. Contradicciones: en tiempos de crisis se hacen más necesarias que nunca las bibliotecas y van y las cierran más que antes de la crisis.

Señora Aguilar: puede dar un paso importante por la cultura restableciendo los antiguos horarios de verano de sus bibliotecas. La apertura de las bibliotecas en horarios accesibles a la ciudadanía y la adquisición de libros debe ser una prioridad básica de la Consejería de Cultura frente a otras inversiones y obras mastodónticas.

Anuncios