Con objeto de completar el análisis de la publicidad de automóviles en 2015 se han evaluado las páginas web de ciertos vehículos. También continúa en este año 2015 la promoción de vehículos todo-terreno medianos y grandes como vehículos urbanos.

Coches cuyo peso en algunos casos es de 1.600 kg. Los todo-terrenos cuyo uso se prescribe por las marcas en las ciudades aumentan los daños que los peatones pueden sufrir en vía urbana debido a su enorme inercia.

Cuando los neumáticos están bien hinchados, sólo el 15% de la energía química contenida en el depósito de gasolina se aprovecha. Cuando los neumáticos están bajos, entonces el rendimiento es aún menor, el 13%.

Como el peso medio de un todo-terreno es de 1.600 kg y el de un conductor varón (la mayoría de conductores son de este género) es de 80 kg, esto significa que sólo el (80/(80+1600)= 5% de la energía de tracción se aplica a transportar la persona, el 95% restante se emplea en mover el propio vehículo. Si son dos personas, el rendimiento de la operación pasa entonces del 5 al 9%.

Vemos pues que el rendimiento global del transporte en automóvil, desde la energía química contenida en un depósito de combustible hasta el transporte de una persona, es el producto de los dos rendimientos, el de la tracción con una máquina térmica y el del reparto de pesos (conductor/auto) = 15% x 5% < 1%.Concluimos que, desgraciadamente, para transportar una persona, cuando se hace en un automóvil, disponemos de un sistema que “dilapida” más del 99% de la energía contenida inicialmente en el depósito de gasolina.

Anuncios