El sábado asistí al segundo Foro Social del Frente Cívico que analizaba la relación del poder con los medios.

Los participantes en la mesa fueron José Manuel Martín Médem, Lucrecia Hevia, Aristóteles Moreno y Carmen Reina, que actuó de moderadora. Me sorprendió gratamente el periodista Martín Médem con  análisis globales donde comparaba la situación de los medios en España con otros países europeos o latinoamericanos.

Médem también aportaba muchas propuestas de mejora: sindicatos de periodistas fuertes, entes independientes que fueran los que concedieran el reparto de licencias de televisión y radio, reparto equitativo de las licencias de emisión entre iniciativas ciudadanas, privados y públicos, potenciación de las asociaciones de usuarios de la comunicación, etc.

Médem también destacó que le había sorprendido que el pacto de Ciudadanos con el PSOE andaluz no contemplara la exigencia de la democratización de la RTVA. Por mucho que hablemos del boom de los medios digitales el grueso del personal se informa por televisión y radio. El boom de los gabinetes de prensa: Hay más periodistas trabajando en estos que en los medios de comunicación, lo cual da una idea del deseo de los poderosos de imponer su información.

También surgió el tema de la publicidad institucional sobre todo con gran influencia en los medios locales donde el periodista a veces realiza también la tarea de comercial contratando publicidad con ayuntamientos, diputaciones, bancos, etc. Cómo vas luego a criticar a CajaSur si le has sacado previamente 9000 euros que representan una parte sustancial del presupuesto de tu periódico.

Aristóteles Moreno lo dijo: “El anunciante se convierte en un actor principal del periódico sobre todo cuando el periodista es el agente que busca la publicidad”. También Médem comentó la bronca al Diario El País en su nuevo formato por omitir la programación de las televisiones. Al final los lectores se impusieron y tuvo El País que volver a insertar la programación.

Yo les comenté en el debate posterior el papel marginal que le han dado a las cartas al Director de los lectores situándolas en página par y en la parte inferior de la hoja, con una superficie muy reducida.

También les comenté el derroche de dinero público de la publicidad institucional promocionando eventos turísticos en la prensa local en lugar de publicar estos anuncios en la prensa de otras ciudades o regiones que es donde se encuentran los turistas que nos pueden visitar.

Puse de ejemplo la campaña de la Junta de Andalucía pagada con fondos europeos donde se dice “En cuanto pones un pie en Andalucía ya no eres tú…”. Esta campaña va dirigida a promocionar las visitas turísticas a Andalucía pero sin embargo donde se insertan sobre todo los anuncios es en la prensa local. ¿Qué sentido tiene esto sino influenciar en los medios y condicionarlos?

Campaña Institucional de la Junta de Andalucía.

Anuncios