Publicidad institucional que según muchos expertos sirve para comprar a los medios de comunicación y conseguir  un férreo y amplio apoyo mediático en estos tiempos de penuria publicitaria.

Poco aporta esta publicidad y su éxito fue casi nulo pues las papeleras no se isaron. Se ve que esta publicidad institucional la lee poca gente y es nada efectiva. Los jóvenes no compran el periódico en papel.

Más abajo pongo unas fotos realizadas por Goval Gómez.




Anuncios