Plaza con árboles a tope para proteger del calor. Localidad: Almuñecar

“Los entornos urbanos edificados pueden ser  hasta 9 °C más cálidos que los que le rodean, por sus edificios, tráfico rodado y las actividades humanas que contribuyen a todo el efecto ” isla de calor urbano” .

La vegetación, especialmente los árboles, tienen un papel crucial que desempeñar en la reducción de las temperaturas, proporcionando sombra, reflejando la luz del sol y por evaporación.

La selección y la colocación estratégica de los árboles en las ciudades pueden enfriar el aire por entre 2 °C y 8 °C , lo que podría reducir el estrés relacionado con el calor y las muertes prematuras humanos durante las olas de calor

Un árbol maduro puede llegar a equiparar la capacidad de 12 aparatos de aire acondicionado.

Anuncios