14 mayo 2015


Invitación a pregón taurino subvencionado con dinero público del Ayuntamiento de Córdoba.

Copio aquí la carta de Rafael Luna que fue sorprendido por la remisión de un tarjetón por parte del Colegio de Veterinarios de Córdoba invitándole al pregón de unas actividades donde se maltrata y tortura al toro.

A/A SR.PRESIDENTE DEL COLEGIO OFICIAL DE VETERINARIOS DE CORDOBA.

Antonio Arenas Casas

Estimado Antonio:

Vuelvo a poner una queja por hacer del Colegio lo que no debe ser: lugar de confrontación.La invitación al pregón taurino es algo que no debe promocionar el Colegio por decencia ane lo que es un ejercicio de maltrato animal y provocar crueldad con los animales, lo que es contrario al Código Deontológico Profesional y los Estatutos Colegiales.

Es algo del ámbito privado , de las personas y una elección particular que no debe hacerse extensiva a todos los colegiados, pues está hiriendo la sensibilidad de muchos de ellos inclusive la mia.

Le sugiero que envie sólo la invitación a los veterinarios dedicados a espectáculos taurinos que la recibiran con gran expectación y agradecimiento, ya que ellos si tienen intereses particulares en esto que , como sabe, son cuestiones de pura ética.

Deje ya de promocionar la Tauromaquia, de llevar torturadores de toros al Colegio y no justificar su presencia en el curso de veterinarios de espectáculos taurinos, pues pone en evidencia a todo el colectivo cordobés que se esfuerza en dar la imagen de ser los garantes de la salud, la dignidad y el bienestar animal, lo que no se fomenta en una corrida de toros ni en la Tauromaquia.

Espero lo entienda como así debe ser en un Colegio que admita de una vez que no puede aplaudir a quienes provocan dolor y sufrimiento animal.

Un saludo cordial

Rafael A.Luna Murillo.

Anuncios

Plaza con árboles a tope para proteger del calor. Localidad: Almuñecar

“Los entornos urbanos edificados pueden ser  hasta 9 °C más cálidos que los que le rodean, por sus edificios, tráfico rodado y las actividades humanas que contribuyen a todo el efecto ” isla de calor urbano” .

La vegetación, especialmente los árboles, tienen un papel crucial que desempeñar en la reducción de las temperaturas, proporcionando sombra, reflejando la luz del sol y por evaporación.

La selección y la colocación estratégica de los árboles en las ciudades pueden enfriar el aire por entre 2 °C y 8 °C , lo que podría reducir el estrés relacionado con el calor y las muertes prematuras humanos durante las olas de calor

Un árbol maduro puede llegar a equiparar la capacidad de 12 aparatos de aire acondicionado.