Copio más abajo una carta al director publicada en el Diario El País que hace referencia al colmo del desmantelamiento ferroviario que se viene llevando a cabo en España. En Córdoba ya suprimieron hace 6 años, en 2010, el tren hotel a Barcelona para que la gente no tuviera más remedio que coger el AVE y pagarse noches de hotel en la capital condal. Aquí una recogida de firmas para que no supriman el ferrocarril nocturno.

Renfe acaba de eliminar el último tren expreso nocturno que circulaba en España, el tren Estrella Costa Brava que unía Barcelona y Madrid. Sus precios base, mucho más baratos que los del AVE, lo hacían el preferido de estudiantes, militares, familias numerosas y de la amplia base social que no podemos pagar la alta velocidad.

Para compensar la suspensión de este servicio, Renfe anuncia el aumento de plazas a bajo coste en el primer y último AVE de cada día. Eliminan un tren de esencia barata y nos lanzan a un tren elitista muy caro al que, para lavar su imagen, le ponen un número de plazas baratas. Tengo cuatro hijos y, a día de hoy, un Madrid-Barcelona para el puente del 1 de mayo nos costaría exactamente 819,60 euros a los seis (¡y faltan 22 días para el puente!). El expreso Costa Brava, en litera, nos salía por 350 euros ida y vuelta. “Es el progreso, oiga”, me dicen en ventanilla.

A menudo me pregunto ¿para qué el progreso?, ¿a costa de qué?, ¿a quién beneficia? Desde estas líneas pido a Renfe la restitución del tren Estrella Madrid-Barcelona.— Xavier Pifarré Martínez.

Anuncios