Cementera Cosmos en medio de la ciudad de Córdoba. Foto de Jesús Padilla.

Entre las propuestas que les realizamos a los/las alcadables de Córdoba capital se encuentra una por la que hemos estado luchando todos durante mucho tiempo desde la Plataforma Córdoba Aire Limpio: ¡que no se conceda licencia de incineración a la cementera Cosmos y que en la próxima reforma del PGOU sea declarada “fuera de ordenación”!

Consideramos que esta instalación industrial es molesta, insalubre, nociva y peligrosa (esa es su definición) y que ya está fuera de ordenación (lo debiera haber sido declarada desde el Plan General de Ordenación Urbana de 1986 y sucesivos); pero si no lo está formalmente, solicitamos que en la futura reforma del actual PGOU, así sea considerada.

Gran parte de la ciudad ha sufrido secularmente, las molestias producidas por la cementera; pero si graves para la salud son las consecuencia de los vestidos a la atmósfera de esta instalación industrial, consideramos que lo serán mucho mayor si se transforma en una incineradora encubierta si se les autoriza lo que eufemísticamente llaman “valorización”; es decir el cambio del combustibles convencional (coque de petróleo), por la quema de residuos: basuras urbanas, plásticos agrícolas, neumáticos, lodos de depuradoras, etc.

Con la propuesta que hacemos se podrá seguir fabricando cemento y mantener su status actual, pero no realizar nuevas ampliaciones, ni cambiar su uso.

Consideramos que por haber quedado ya inserta en el casco urbano se hace preciso ir planificando su alejamiento de la ciudad a medio plazo, con intervención de todas las Administraciones con responsabilidad y competencias.

Permítasenos, para ser expresivos, las siguientes expresiones: Se debe plantear con la cementera “una operación CAMPSA II” (¿No mejoró la ciudad cuando se trasladaron los depósitos de petróleo a un polígono alejado de la misma?).

Como sin duda sabréis la empresa propietaria, la multinacional brasileña VOTORANTÍM, ha manifestado que no renuncia a la incineración y tan pronto como mejore la economía y, sobre todo, pasen las elecciones van a poner el tema sobre la Mesa, pues para ellos este asunto es estratégico y como la experiencia nos demuestra, las Autoridades Locales son muy débiles: ¡Solo una firme respuesta ciudadana puede frenar el que la cementera se convierta en una incineradora!

Anuncios