Ahora se dedican a construir los aeropuertos peatonales en Arabia Saudí, donde también tendremos que pagar todos los españolitos los compromisos inviables de cumplir para ADIF y RENFE.

Las cifras son de Ciencia Ficción de la buena.

El consorcio tiene adjudicada la gestión de una línea ferroviaria para un tráfico previsto de 60 millones de pasajeros anuales durante 12 años. El AVE español, con miles de kilómetros, alcanzó en 2014 un récord de ocupación con 29,6 millones de pasajeros….Un extrabajador  considera que “este maravilloso proyecto puede ser un elefante blanco, un regalo con el que te puedes llegar a cubrir de gloria o que, como ocurría con dichos elefantes, te arruine completamente”. Antiguamente, cuando los reyes de Tailandia estaban descontentos con su súbdito le regalaban un elefante blanco, un animal sagrado. El agraciado estaba obligado a cuidarlo y a permitir el acceso a quien quisiera verlo para venerarlo. A menudo acababa arruinado.”

Tanta infraestructura costosa que posteriormente se dedica a lo que no era su objetivo, como es el caso del costoso parque tecnológico Rabanales 21 donde se va a poner una gran superficie comercial, algo muy alejado de sus fines primordiales de I+D. Me alegro que los vecinos presenten alegaciones a esta innovación del PGOU.

El responsable de Ciudad Física de Al–Zahara, Juan Andrés de Gracia, señala que la innovación “supone un fracaso de la política de polígonos industriales”, ya que “todo el esfuerzo que se ha hecho para que Córdoba tenga suelo industrial se está transformando en parques comerciales”, hecho que, “aunque es legal”, en el caso del parque tecnológico de Rabanales 21, significa “la pérdida de los objetivos que tenía”. Además, Al–Zahara quiere que la Junta se posicione respecto a esta innovación y va a exigir a cada partido que diga claramente si está a favor o en contra de la misma.

La innovación, aprobada de forma inicial por el Pleno, consiste en cambiar el uso de una parcela de 39.379 metros cuadrados, reservada para fabricación en investigación, para que pueda acoger una gran superficie minorista, que ocupará 16.000 metros, en los que tendrán cabida servicios de restauración, ocio y vehículos, y tiendas. El proyecto se llama Rabanales Plaza, está presupuestado en 30 millones, y nace con la idea de cubrir las necesidades del parque, del campus y de los polígonos Tecnocórdoba y Quemadas. La sociedad Rabanales 21 pide la innovación y un grupo de empresarios cordobeses promoverán el centro.

Anuncios