Petición Carril Bici a Rabanales en el Aulario del Campus de Rabanales, justo donde se va a inaugurar.

Tras décadas de reivindicación, el tan ansiado carril bici a Rabanales será una realidad a partir del próximo 16 de enero.

Por una vez se han cumplido los plazos.

Esta es la fecha elegida para la inauguración oficial, que tendrá lugar a las 13:00 en la entrada del Aulario Averroes del Campus de Rabanales, a cargo de la Consejera de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía y el Rector de la Universidad de Córdoba.

Tras el breve acto se realizará un recorrido guiado de unos 20 minutos entre el Campus de Rabanales y el barrio de Fátima. Toda la comunidad universitaria está invitada a lo que sin duda será una auténtica fiesta de la bicicleta. Los asistentes recibirán un pequeño obsequio. Más información aquí.

Extenso artículo sobre el carril bici a Rabanales en Diario Córdoba.

El carril, además, ha sido largamente reclamado por la Universidad y el Ayuntamiento y está llamado a ser la vía ciclista con más tráfico dada sus características y usuarios potenciales, recordaron ayer las citadas fuentes.

Sin embargo, también se plantea como una futura ‘vía verde’, no solo para la comodidad del ciclista, sino también para el disfrute en general del ciudadano y como reclamo de ocio. Eso sí, habrá que esperar años a que crezcan los árboles de medio y gran porte plantados, especialmente porque se ha repoblado el entorno respetando escrupulosamente la vegetación autóctona y los ecosistemas mediterráneos. Así, los 1.454 metros no urbanizados se han dividido en tres tramos con diferentes tipos de especies plantadas.

El primero, por la Vereda de la Alcudia desde el arroyo Pedroche a las parcelaciones de La Campiñuela, de 667 metros, reproduce en la vegetación de ribera con álamos, adelfas y tarajes en un principio y, más adelante, con 60 almezos plantados, 34 adelfas, 14 tarajes, 6 rosales silvestres, 3 mirtos y 3 majuelos.

El segundo tramo, de 380 metros y hasta el arroyo Pradillo, busca recuperar el bosque térmico de la predehesa con encinas, almezos, algarrobos y una selección de 70 matorrales preforestales termófilos.

El último tramo, de 320 metros, entre los arroyo Pradillo y Rabanales, se dedican al pinar, para lo que se ha repoblado con 32 pinos y una selección de 70 matorrales de este ecosistema mediterráneo. La intervención ha buscado respetar también los hitos naturales ya existentes, incluso cambiando ligeramente su trazado original.

Anuncios