Los circos crueles regresan a Córdoba. Circo Quirós.

El circo que próximamente será instalado al lado del Carrefour Sierra dentro de la ciudad de Córdoba, Gran Circo Quirós, incluye dentro de sus espectáculos a animales salvajes que son cruelmente adiestrados para que lleven a cabo ridículas pruebas totalmente alejadas de su comportamiento natural. Anuncian estos animales a bombo y platillo en la radio: serpientes, cocodrilos, llamas, etc.

Anima Naturalis tiene campañas en contra de estos circos crueles.

Es deplorable la instalación de circos de animales en Córdoba, la ciudadanía sensible y consciente de los derechos de los animales no debería llevar a sus hijos/as a tal establecimiento, procurándoles una educación acorde con la sostenibilidad y el respeto de los derechos de los animales. Quienes aún disfrutan los circos con animales no saben el maltrato que los entrenamientos y el cautiverio implican para los animales.

No asistas a los circos. El hecho de que muchas veces no veamos lo que hay detrás de esos números circenses que involucran un terrible sufrimiento para los animales, no disculpa el que estemos permitiendo, alimentado y enseñando a nuestros hijos, una cultura basada en el sometimiento atroz de otros seres y justificando la tortura.

Para empezar, muchas de esas criaturas son capturadas en estado salvaje y una vez separadas de sus familias y de su hábitat natural, su vida se convierte en una rutina cruel de cadenas, sufrimiento e intimidación. Son transportadas en vagones o camiones con mala ventilación y condiciones ambientales extremas. No se tienen en cuenta las peculiaridades de cada animal y da igual que sea un elefante africano o un tigre de Siberia, ambos soportarán temperaturas cuyo organismo no puede tolerar.

Se les obliga a realizar números que jamás representarían en la naturaleza, en estado de libertad; si un oso va en bicicleta, si un tigre salta a través de un aro envuelto en llamas o si un elefante se levanta sobres sus patas, es porque son sometidos a una disciplina de dominación que incluye palizas, descargas eléctricas, mordazas, ayunos y toda una serie de acciones brutales disfrazadas bajo el nombre de “adiestramiento”..

Igualmente, las Administraciones Públicas responsables no deberían autorizar este tipo de actividades tan crueles. Manresa en abril del 2013 prohibió los circos con animales. Interesante la página web de Circos sin animales.

 

Anuncios