Anteproyecto de Ronda Norte Córdoba.

Nada menos que Laura Ruiz, la concejala de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba, la persona que tiene de los nervios a muchísimos ciudadanos en Córdoba por las podas y talas de árboles que perpetra en la ciudad, reclama una serie de obras cochistas a la Junta de Andalucía entre ellas la Ronda Norte de Rosa Aguilar.

La vicesecretaria de Fomento y Medio Ambiente del PP de Córdoba, Laura Ruiz, reclamó ayer a la Junta de Andalucía fondos para acometer obra pública en la ciudad, sobre todo para actuaciones que, según dijo, el Gobierno andaluz tiene pendientes desde hace muchos años, como son la remodelación de las travesías de Ronda del Marrubial y avenida del Brillante, la conclusión de la travesía de Villarrubia, la ampliación del acceso hasta el centro de recepción de visitantes de Medina Azahara, la red de saneamiento desde Trassierra hasta la estación depuradora de La Golondrina, y la ronda Norte, “infraestructuras vitales para el desarrollo de la ciudad“.

Seguimos con el mantra cansino y falso de que crear infraestructuras de movilidad basta para generar riqueza. Ayer mismo venía un artículo en El País Negocios dedicado al derroche de dinero invertido en España en puertos y que no han logrado los frutos económicos previstos.

Se generalizó la idea de que, si no se lograban incrementar los tráficos a corto plazo, siempre se podrían obtener en un horizonte más largo, pero ese horizonte nunca se determinaba ni cuantificaba”, reflexiona el expresidente de Puertos del Estado y economista Fernando González Laxe.

Tras abandonar el cargo en 2012 con la salida del Gobierno socialista, Laxe, también director del Instituto de Estudios Marítimos de la Universidad de A Coruña, publicó por encargo de Naciones Unidas un estudio que cuestionaba el eje fundamental de la política portuaria española: la fuerte inversión en ladrillo, lo que él resume en “cemento frente a talento”. El informe venía a argumentar que crecer a golpe de talonario no ha sido una garantía de éxito para los puertos. Demostró que la inversión en los años previos a la crisis creció un 292% mientras los tráficos aumentaban sólo el 76%.

Desde luego Laura Ruiz no solicita ni un sólo carril bici.

El Acorazado ABC recoge unas declaraciones bastante críticas de Elena Cortés sobre la Ronda Norte.

 

Este mismo sistema, que en su día se llamaba método alemán porque se copió de lo que hacía ese Gobierno, es el que Rosa Aguilar impulsó como consejera para su propuesta de Ronda Norte.

Consiste en que una empresa construye y la Junta paga a plazos, como si fuera un alquiler. El resultado final es que se acaba pagando cuatro veces el prespuesto inicial a costa de hacerlo a cómodos plazos y sin que compute la deuda como pública.

 

 

Elena Cortés aseguró que el PP reclama 220 millones para la construcción de algo menos de cuatro kilómetros que tiene la Ronda Norte aunque, en realidad, ese anteproyecto se redactó en Obras Públicas cuando Rosa Aguilar era consejera. Los populares nunca participaron en su redacción, básicamente, porque estaban en la oposición tanto municipal -la consejera sí era concejal de aquel equipo de gobierno- como autonómica. A lo largo de toda la concesión público-privada, la Junta hubiera pagado casi mil millones de euros.

 

La diputada autonómica Rosario Alarcón, días más tardes, también da la lata con el asfalto, el hormigón y el ladrillo e insiste en rueda de prensa  que hay que hacer la Ronda Norte.

.

Anuncios