Accidente del Metro de Valencia.

Este año el lema de la Semana de la Movilidad es “Una calle mejor es tu elección”.

Siempre que llega esta semana debemos tener presentes a las víctimas de la violencia vial y de los accidentes de transporte público. El pasado 24 de julio hizo ya más de un año de la muerte de 79 personas en el accidente del tren Alvia en Galicia, donde algunos informes manejados en el juicio señalan cómo las ambiciones políticas de inaugurar una infraestructura de comunicación rebajaron las medidas de seguridad.

Tras el accidente del Alvia se criticó que hubiera decenas de maletas sueltas por el pasillo que contribuyeron a hacer más daño. En un Alvia que tomé en agosto pasado los pasillos continuaban llenos de maletas sueltas. Hay sitio arriba en los vagones pero las maletas pesan mucho y no hay nadie para ayudar a subirlas.

En uno de los países del mundo con mayor dotación de infraestructuras de movilidad seguimos careciendo de un organismo independiente de Seguridad en el Transporte dando lugar a fiascos como el accidente del metro de Valencia  (las víctimas del accidente de metro que en julio de 2006 causó la muerte a 43 personas y heridas a otras 47) o el del avión de Spanair, las víctimas de este último todavía peleando más de 6 años con la famosa compañía de seguros Mapfre por las indemnizaciones.

Vagones de tren, los pasillos llenos de maletas.

Anuncios