Más veladores en Mercado Victoria en zona acerado.

Las aceras y zonas peatonales de las ciudades españolas están siendo invadidas. La ocupación excesiva del espacio público peatonal por elementos de hostelería y de otros establecimientos comerciales constituye un problema recurrente y presente en muchas ciudades, problema que se ha agravado con la Ley Anti-Tabaco y con la crisis económica que ha generado lo que podríamos llamar una burbuja de la hostelería.

Paso mucho en bicicleta por esta zona y es la primera vez desde que se inauguró el Mercado Victoria que observo este nuevo velador.

Mesas, toneles y sillas pegadas a las fachadas, pizarras abatibles de publicidad, macetones, estufas, ventiladores en columna, vallas, toldos verticales, estructuras no desmontables, etc., están invadiendo el escaso espacio disponible en las ciudades españolas para el caminante.

Otro efecto observado es que un velador inicialmente bien colocado acaba ocupando un espacio muy superior al concedido debido al efecto expansivo que se produce cuando hay muchos usuarios del mismo, llegando a colmatar todo o buena parte del espacio peatonal disponible.

La normativa exige que el itinerario peatonal accesible sea de 1,80 metros a contar desde la fachada; esto no se respeta en la mayoría de los casos que hemos detectado en la vía pública.

Tampoco parece equitativo que el pasillo de 1,80 metros libres, mínimo exigible, sea idéntico para aceras de 4 o de 10 metros de anchura. Considero que el itinerario accesible debería ajustarse según la sección transversal del acerado.

Anuncios