Libro Dambisa Moyo.

DAMBISA F. MOYO. El ganador se queda con todo. La fiebre china por el control de los recursos naturales y lo que supone para el mundo.

Galaxia Gutemberg. Círculo de Lectores. 2013. Edición Original de 2012.

El libro comienza bien enfocado en el tema, la acaparación de recursos energéticos, mineros y alimenticios de China, principalmente en África y América Latina. Posteriormente avanzado el texto se centra demasiado en el mercado de materias primas y en los mercados de futuro, lo cual hace que esta parte del libro sea un poco pesada y fuera de la temática que yo esperaba como lector inicialmente.

Al final se vuelve reiterativo y aburre. Es poco crítico el libro con la casuística de la contaminación ambiental o con las condiciones de trabajo en China.

Según explica en la introducción se abordaran tres grandes temas:

1.Las implicaciones económicas del ascenso de China como principal comprador mundial de materias primas.

2.La creciente potencia económica y financiera de China y sus consecuencias para el funcionamiento de los mercados mundiales de productos básicos. China ha adquirido recursos en un volumen tan desproporcionado que tiene cada vez más poder para fijar los precios.

3.Analiza las implicaciones sociales y políticas de esta búsqueda china de materias primas. Los movimientos de China también determinan como la gente vive e interactúa con los respectivos gobiernos en los países donde interviene.
Las inversiones chinas pueden tener un impacto positivo cuando ayudan a aumentar los ingresos per cápita y a reducir la pobreza en la nación anfitriona, pero esta nueva riqueza también puede acumularse en gobiernos despóticos que utilizan el dinero para su auto engrandecimiento o para subyugar al ciudadano local. China tiene que equilibrar cuidadosamente la creación de puestos de trabajo en el país anfitrión.

En 2011 China fue la mayor titular de deuda del Gobierno de USA con el 26% de los títulos para extranjeros emitidos por el Departamento del Tesoro, alrededor del 8% de la deuda pública total de EEUU.

El libro aborda más adelante la cuestión de la tierra cultivable. Algunos países disponen de mucha tierra cultivable que pueden dedicar a la producción de alimentos mientras otros tienen una proporción relativamente menor. China tiene alrededor del 12% de la tierra cultivable mientras que India con una población bastante similar tiene el 50%.

China está perdiendo además tierra cultivable en los últimos años. Entre 1997 y 2008 la zona de tierra cultivable cayó en 12.31 millones de hectáreas, es decir, alrededor de un millón de hectáreas por año. Esta pérdida es atribuible al gran crecimiento de los centros urbanos y otros estudios han demostrado que una sexta parte de los terrenos cultivables están contaminados por metales pesados y por la erosión y que la desertización ha degradado más del 40% de las tierras de esta nación. Puedes descargarte aquí un documento sobre el libro mayor.

Anuncios