Julián Blanco, coordinador de la Plataforma Carril Bici muestra la postura de la asociación en una columna de Opinión.

Pedro Pérez Martín, presidente de la Asociación Peatonal A PATA, opina que  una nueva ordenanza sobre peatones y ciclistas en Córdoba debería realizarse mediante un procedimiento participativo.

Ana Tamayo, concejala de Movilidad de Córdoba plantea que es necesario crear esta nueva ordenanza a raiz de que “hay menos coches, un considerable aumento de bicicletas y los ciudadanos se están acostumbrando a andar más, con lo cual entendemos que la movilidad es mucho más que el tráfico“.

Pablo Barco, Coordinador técnico de la Red de Ciudades que Caminan, plantea que “en los últimos años la movilidad ciclista ha vivido un fuerte crecimiento en muchas ciudades españolas, una transformación que puede ser muy positiva si la gestionamos adecuadamente. La bicicleta es un vehículo ligero y eficiente, que además ocupa poco espacio y no contamina, motivos más que suficientes para apostar por su uso e implantación“.

En bici, por el respeto peatonal.

JULIAN Blanco*

El desplazamiento peatonal y ciclista, junto al transporte público son, básicamente, los modos de movilidad urbana considerados sostenibles social y ambientalmente. El tránsito peatonal es el usado mayoritariamente en la ciudad de Córdoba, aunque a veces no se perciba de esta manera, y parezca que lo prevalente es el tráfico motorizado debido a su gran ocupación del espacio público y a su mayor impacto visual y sonoro.

Julián Blanco, coordinador de la PCBicii, el segundo por la izquierda.

Por otra parte, en los últimos años, ha aumentado el número de personas que usan la bici en la ciudad, gracias a las grandes ventajas de este medio de locomoción. De hecho, poco a poco, las administraciones están asumiendo que es necesario apostar por la movilidad sostenible y, como tal, se empieza a considerar seriamente el potencial de la bicicleta como medio de transporte saludable, económico y respetuoso con el medio ambiente.

Sin embargo, sería un gravísimo error que el desarrollo y promoción de la bicicleta se hiciese a costa del espacio peatonal.
Desde la Plataforma Carril Bici mantenemos nuestra reivindicación ante las administraciones competentes de que deben procurarse las condiciones que permitan un uso seguro de la bici, mediante el calmado del tráfico motorizado o, en caso de ser necesario, creando infraestructura específica para la bicicleta.

Por otra parte, consideramos importante definir nuestra posición en relación a la convivencia entre viandantes y usuarios de la bicicleta y hacer algunas puntualizaciones. El espacio natural para la circulación ciclista debe ser la calzada. Las aceras y zonas peatonales deben ser espacios de uso exclusivo para quienes van andando. Si, excepcionalmente, una persona en bici hiciera uso del espacio peatonal, deberá respetar la absoluta prioridad del peatón. Su marcha se adecuará a la amplitud de ese espacio y a la densidad de personas. Y, antes de suponer el menor riesgo, deberá bajarse de la bici y seguir a pie.

Finalmente deseamos que quede absolutamente clara nuestra postura en contra de quienes van por las aceras en bici sorteando personas y con una falta total de respeto.

Peatones y usuarios de la bicicleta debemos formar un frente común en favor de los modos de desplazamiento saludables y sostenibles que favorecen la calidad de vida de la ciudad de Córdoba.

*Coordinador Plataforma Carril Bici Córdoba.

Anuncios