Conservatorio de Música de Córdoba, donde se observa no hay aparatos de aire acondicionado. Foto Jesús Padilla.

Los vecinos de la Asociación Torre Malmuerta me piden difunda el problema que tienen debido a los ruidos que produce el nuevo conservatorio situado en la avenida de Piconeros. Estas denuncias sobre las graves molestias que produce a los habitantes de esta zona  han salido ya en prensa. ¿Cómo se puede realizar un diseño tan malo por los arquitectos en los tiempos que corren y con los magnificos materiales aislantes disponibles? El programa no ha cumplido algunos de sus fines básicos y el ruido molesta a los vecinos. 

En Sevilla además conocen el numero de denuncias por ruido y en Córdoba no sabemos nada sobre este tema: El Ayuntamiento de Sevilla ha denunciado en lo que va de año a 587 establecimientos y ha impuesto 328 sanciones por ruidos. Éste es uno de los argumentos con el que el gobierno municipal defiende el buen funcionamiento de la Ordenanza contra la contaminación acústica, ruidos y vibraciones..

UN VECINO DESEADO, UN VECINO MOLESTO…

Cuando nos enteramos que se iba a edificar un conservatorio de música en nuestra barriada, para nosotros supuso un motivo de alegría; pues, aunque éramos conscientes de que éste generaría algunas incomodidades, nunca llegamos a sospechar la que se nos venía encima: ¡las tremendas molestias de su descontrolado ruido!

Los vecinos de su entorno y esta Asociación, ante la situación generada, desde su inauguración en el 2011, vienen reiterada y responsablemente denunciándolas y proponiendo medidas para corregirlas, ante la nula e insensible respuesta de la Delegación de Educación.

Como quiera que ha comenzado un nuevo curso escolar, el tercero, sin haberse dado solución y habiéndose incrementado los niveles de ruidos al ubicarse la clase grupales de viento junto a las de percusión en la zona inmediata a las viviendas, nuestra Asociación ha reiterado sus peticiones ante dicha Delegación y el Ayuntamiento (la Policía Local y la Gerencia de Urbanismo acumulan innumerables denuncias) solicitando que se dé una solución al problema que perturba la normal y cívica convivencia ciudadana.
La intensidad de los ruidos (la Policía Local señala que superan en 29 dB(A) el máximo legal permitido) y la duración de los mismos (desde las 8:30 de la mañana, ininterrumpidamente hasta las 22:00 horas de la noche), nos hace pensar que, presuntamente, se pudiera estar cometiendo un delito contra el medio ambiente y la salud pública; máxime cuando nos encontramos en una zona acústicamente saturada: ¡Si fuera un pub, el Centro ya estaría clausurado!

El problema no es de los residentes de la zona, es del Conservatorio; pero “su problema” lo han resuelto trasladándolo a los vecinos, lo que está generando rechazo y ruptura de la buena armonía que debiera existir en las relaciones de vecindad; pues este ruidos afecta a la salud de muchas personas por el estrés al que están sometidas por las fuertes y largas exposiciones al desagradable sonido generado: el Conservatorio ha pasado de ser un vecino deseado, un vecino molesto y, de seguir así, puede llegar a convertirse en un vecino odioso.

Todo tiene su origen en que el Conservatorio Músico Ziryab se ha construido sin aire acondicionado, por lo que al cerrar las aulas sus ventanas, éstas alcanzan altas temperaturas, y ello obliga, incluso en invierno, a abrirlas, no haciendo efectiva la insonorización prevista.
La solución, en principio, es fácil y poco costosa pues sólo requiere instalar aparatos de aire acondicionado en las clase próximas a las vivienda −y, progresivamente, en el resto del edificio−, reorganizar, si cabe, la distribución de las aulas poniendo las más molestas lejos de las viviendas y, finalmente, comprimir la jornada escolar pues no hay derecho que a las 4 de la tarde tengamos que sufrir estridentes tamborradas y trompetadas: ¡Los niños, al final del curso tocarán como ángeles, pero mientras aprenden…!

¿Qué está esperando la Delegación para solucionar este problema, que emprendamos acciones legales…? ¡Por favor!

Jesús Padilla González Presidente A.V. Torre de la Malmuerta

Fachada del Conservatorio de Música que da a la avenida de Piconeros.

Anuncios