Pancarta pidiendo menos coches en la Plaza de la Magdalena

En otra entrada ya decía que el debate de esta semana en Diario Córdoba era sobre las zonas peatonales con el lema:

¿Está usted a favor de ampliar las zonas peatonales del centro de la ciudad?

Con una infinidad de comentarios de los que muchos se vuelcan curiosamente en el problema de las bicicletas en las aceras. Parece que la opresión del coche en el espacio público está ya tan asumida que casi ni se nombra. Aunque también aparece la problemática de las aceras ocupadas por los veladores.

A destacar hoy domingo el artículo de FRANCISCO MANUEL Blasco, Vicepresidente de la Federacion Provincial Comercio Córdoba, titulado “No hay debate” donde se asume un discurso que la Plataforma Carril Bici y A PATA llevan proclamando y difundiendo desde hace años:

La bondad o no de la peatonalización de los cascos históricos, del centro de las ciudades y de las zonas comerciales de los barrios es un debate superado. Nadie en su sano juicio se atreve a defender más tráfico, más polución, más ruido, más accidentes, menos espacios para los ciudadanos, menos espacios para los niños y menos lugares de paseo y recreo. Nadie, salvo aquellos que defienden intereses particularísimos y que olvidan el bien común y la salud de nuestras ciudades.

Gracias a una intensa labor didáctica y a que la realidad es incuestionable, no cabe plantearse el debate peatonalización sí o peatonalización no. El debate es otro ya: peatonalización, ¿cuándo y cómo?. El planteamiento que está sobre la mesa de nuestros dirigentes políticos en Córdoba, y en cualquier gran ciudad, es cuándo van a acometer la peatonalización de las zonas que por su propia naturaleza lo demandan.

Calle Cruz Conde peatonal.

Peatonalizar significa cuidar el medio ambiente eliminando contaminación y suciedad, rebajando los niveles de ruido, permitiendo una movilidad mucho más sostenible con el uso del trasporte público, la bicicleta y el mejor transporte que existe para nuestra salud, caminar. Pero también tiene un impacto social determinante: los centros y los barrios se vuelven más amables, los ciudadanos recuperan espacios arrebatados por los coches, se crean nuevos espacios de ocio y recreo y zonas verdes, infantiles y para mayores.

También tenemos otra columna de RAFAEL Soto, Presidente del Consejo de Distrito Centro, que me gusta bastante menos y que se titula: Stop a la improvisación sobre peatonalización. Plantea algo que no me parece adecuado como que un vecino del centro tenga acceso a todas las calles de nuestro inmenso casco. Plantea la necesidad de aparcamientos para residentes en el borde del casco, cuestión interesante pero que me temo que con la crisis y la falta de crédito parece inviable en estos momentos. Tampoco estoy de acuerdo con que se está peatonalizando improvisando pues tenemos el Plan de Accesibilidad del Casco Histórico aprobado hace ya años.

Asimismo me parece un desatino que paremos la peatonalización como sugiere el autor pues creo que en Córdoba este proceso ha ido muy lento y ha sido poco ambicioso comparado con otras ciudades que nos llevan ventaja.

Paneles en las Tendillas sobre peatonalización calle Cruz Conde.

Anuncios