Ya anuncian en prensa la nueva temporada de torturas taurinas en Córdoba para el año próximo. Comenzará con el blanqueo de imagen de la corrida de toros de la Asociación Española contra el Cáncer que se perpetrará el 5 de abril. Ni solicitando expresamente por escrito a la AECC, no hay forma de enterarse de qué cantidad de dinero se saca de beneficio en esto a pesar de que hay instituciones públicas como el Ayuntamiento de Córdoba que compran una buena cantidad de entradas.

El acorazado diario ABC trae a Alberto Boadella al rectorado de Córdoba a un ciclo de charlas donde presentar a sus intelectuales. La contraprogramación de Doctorado Honoris Causa para Pilar Citolier en Rabanales hizo que Boadella estuviera medio vacio y sólo se veía en las fotos a gente típica de los saraos de la Caja Rural.

El Tauricida de Boadella desvaria en sus declaraciones buscando argumentos nuevos para defender la tortura de toros :”Por ejemplo se puede utilizar que es la actividad más ecológica que existe en España, y que un ecologista auténticamente culto debería ser defensor de la tauromaquia. Se puede apelar a la tradición, pero no es suficiente. ”

No faltan patrocinadores públicos para esta actividad del acorazado según recoge la prensa: El Ayuntamiento de Córdoba a través de la Empresa Municipal de Aguas (Emacsa), la Diputación Provincial de Córdoba, la Universidad de Córdoba y la Loyola Andalucía así como la Caja Rural de Córdoba, Grupo Prasa, TM Markéntig y Endesa componen el panel de entidades e instituciones patrocinadoras por segundo año de este proyecto común que nos mueve, y que se llama Córdoba.

Incluso la Universidad de Córdoba que está tan necesitada de fondos por los recortes patrocina esta actividad, supongo que dejando de ganar dinero con el alquiler del Salón de Actos del Rectorado y queriendo ganar puntos con el Acorazado que en muchas ocasiones ha sido crítico con la entidad universitaria.

Anuncios