Campaña promocionando el flamenco de la Consejería de Cultura y Educación de la Junta de Andalucía.

Las Bibliotecas sin un duro y la Consejería de Cultura derrochando dinero en dudosas campañas publicitarias. Ya he dedicado alguna entrada a la penuria por la que pasan las bibliotecas dependientes de la Consejería de Cultura en cuanto a reducción de horarios y adquisición de materiales de lectura.

Justifican estos recortes por la falta de fondos pero no puedo sino cabrearme cuando veo en prensa el derroche de pasta en campañas publicitarias cuyo objetivo no veo claro y pagadas por esta Consejería, lo que dicen los publicitas sin un target.

Campaña titulada “Alimentos del Espíritu” supongo que como libros no hay, los horarios de bibliotecas y museos se restringen y numerosos eventos son reducidos a su mínima expresión pues la cultura será algo vaporoso, etereo, que debemos sintetizar del aire que respiramos.

No le veo ningún sentido educativo o formativo a esta campaña aparte de tener el fin de alimentar a la reducida cuenta de los medios de comunicación escritos con páginas completas varios días a la semana.

Anuncios