Acciona construirá el Metro en Fortaleza en Brasil.

Ayer fue el Día de la Hispanidad, un amigo me comentó que en América del Sur hay muchas personas que no tragan a los españoles por los abusos de nuestras multinacionales allí.

Ahora vemos que la empresa Acciona se adjudica un contrato bestial en Brasil, un país con una desigualdad social brutal. Sería escandaloso que en estos países se siguiera el mismo camino que en España construcción de carísimas infraestructuras de transporte que son fuente de corrupción y de beneficios para las grandes empresas y los grandes partidos políticos.

La mayor parte de estos proyectos de movilidad carecen de la conveniente rentabilidad económica, social y ambiental y menos en estos países donde hay tantas necesidades básicas sin cubrir en sanidad, educación e incluso en alimentación; son proyectos que fundamentalmente benefician a las grandes constructoras y a intereses cortoplacistas de partidos políticos y que son pan para hoy y hambre para mañana. La obra pública en infraestructuras de transporte ha demostrado ya con creces en España que no genera empleo consolidado.

Acciona se ha adjudicado el contrato de obras de construcción de una nueva línea del metro de Fortaleza (Brasil) por un importe de 2.300 millones de reales (unos 800 millones de euros), según informó el Gobierno del Estado brasileño de Ceará.

Con la consecución de este proyecto, la compañía que preside José Manuel Entrecanales refuerza su internacionalización y consolida su expansión por Brasil.

El contrato consiste en la construcción de la línea Este del suburbano de Fortaleza, de 12,4 kilómetros de longitud. La infraestructura contará con doce estaciones y conectará con las del Sur y el Oeste.

Anuncios